Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 09
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA ORQUESTRA SIMFÓNICA ATRIUM O LA MODERNIDAD DE LA CLÁSICA

     La Orquestra Simfónica puso el alma.

    No es habitual, mas bien extraordinario, que el concertista principal de la Royal Opera House de Londres actúe en el teatro Echegaray de Ontinyent, sin embargo este afamado violinista, Vasko Vassilev, ídolo de multitudes donde en países como Japón llena grandes estadios como loas estrellas del firmamento musical, en su interpretación del pasado viernes, “Aires gitanos” mas un bis por aclamación de un público que si agotó las entradas, donde el rumano afincado en Londres dejo fluir su magia, erizando pieles y asombrando con su virtusismo. El otro talismán de la velada resultó ser el tubista David Llàcer, tuba solista de la Orquestra de València, quién bajo la dirección (en la primera parte) de Saül Gómez, interpretó el “Concierto para tuba de Vaughan Williams”.Además de dirigir y arreglar las composiciones que sonaron en la segunda parte del concierto, a cargo de la Orquestra de Tubes, donde sobresalieron momentos como el “Ave María” de Bach, con la flauta mágica de Magdalena Martinez, la estética vaquera del trompeta Luis González, recreando a Morricone en “Por un puñado de dólares”, y un poupurri de éxitos de los 60 de Ádamo mas una recreación del “Mambo”, en las que D. Llácer se erigió en extasiante guinda final, provocando con entrega, sudor y risas cómplices y agradecidas, cuya trascendencia se coló en el alma alborozada por tan excelsa ceremonia.

    En conclusión que el concierto que se presentaba con los avales de moderno, el de A. Sanz, a la postre transito por los lugares comunes, sin una pizca de improvisación, todo medido, nada de riesgos, “hoy todos somos Ontinyent”, o Madrid, “tan si val”, y ya. Mientras el concierto de música clásica, el del Echegaray, devino en un cúmulo de propuestas innovadoras, transgrediendo formulismos y erigiéndose en artífices de propuestas musicales que se inspiran en la eterna modernidad.   

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook