Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 08
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA TALENTOSA NIETA DE XIMO

     En los últimos días y en los más importantes medios de comunicación valencianos, y entre ellos Levante EMV, ha acaparado la atención la exposición de la artista ontinyentina, Paula Sanz Caballero, que con el epígrafe “aguja y dedal”, se expone en las Naves Centro de Creación Contemporánea de Valencia, hasta el 31 de diciembre.

    La singularidad y el nicho artístico que ha sabido crearse la relativamente joven creadora, al menos en el rango del arte, ya llevan algún lustro haciendo camino, como se recoge en las hemerotecas, a través de la impresión de sus ilustraciones, en revistas como Vogue, Elle o Cosmopolitan.

    Se la ha reputado de creadora “híbrida y sofisticada”. Sin embargo cuando los medios se hacen eco de que se declara "muy de mesa camilla", seguramente ignoran la significación ontinyentina de dicho  concepto tradicional, el tendur, evocador de hábitos y costumbres sociales que se desarrollaban entorno a dicho mueble casero.

    Con todo y al margen de las merecidas reseñas y panegíricos, de los que ha sido objeto Paula Sanz en la prensa, cabe apuntar un dato genealógico de interés por estos pagos, ya que es nieta del Ximo a quién el Mestre Ferrero, allá por 1960, dedicó la marcha festera que figura como una de las más populares del repertorio musical de los Moros y Cristianos.

    Inopinadamente tan dinámica y prometedora artista, en este mundo globalizado que nos contempla, está poco menos  que inédita en su ciudad de origen. Lo que evidencia que se sigue adorando a las glorias del cuerpo, versus deportivas, en   detrimento de los que cultivan la mente. A ese respecto Ontinyent sigue siendo una buena extrapolación de lo que acontece.

    Como muestra, y sin que ello merme un ápice de los méritos  que cosechó, tenemos al tensita Juan Carlos Ferrero, a quién, en justo reconocimiento a sus logros deportivos, la ciudad, a través de su gobierno municipal, se volcó en honores públicos.

    Sin embargo P. Sanz, que constituye un modelo, más allá de los fatuos orgullos, bien por asomos mezquinos y rancios de los que se autodenominan representantes de la suerte de la cultura local, cuya síntesis de carcundía se puede desmenuzar en los recientemente aprobados estatutos del Consell de Cultura de Ontinyent,  como digo, Paula, sigue sin ocupar el pedestal de artista local que con su acreditada trayectoria le corresponde, y además holgadamente.

    Incontestablemente este caso ni es el primero, ni será el último, en base a los cánones sociales vigentes. Por eso toca  celebrar la irrupción de artistas  como Paula, de cara a fomentar nuevos tipos y valores, como referentes para una juventud desnortada por las crisis, la global y la textil. Tal y como concierne a las obras artísticas, la de la artista ontinyentina, recrea en la antedicha muestra “la incapacidad de hombres y mujeres para comunicarse”, a través de la compilación de escenas cotidianas: “Hombres, mujeres, hombres y fábricas”. La pregunta consecuente es ¿si esta exposición se podrá contemplar algún dia en Ontinyent?. De momento, y a la espera de alguna nueva, esta ciudad lleva como una década averiguando si son galgos o son podencos, todo lo que concierne a su Museo Textil.

    Mientras, año tras año, asistimos al reparto de reconocimiento y de cafés para algunos, con un premio del 9 d’Octubre, por los gobernantes de turno de Ontinyent, la hora de valías emergentes, que subliman el nombre de la ciudad, sigue siendo una asignatura pendiente para el Consistorio.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook