Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 16
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Las flaquezas de la justicia

    El pasado mes de julio, algunos medios de comunicación se hacían eco, más bien pocos, del asesinato, en Honduras, de Lesbia Yaneth, lideresa indígena y también integrante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), a causa de su papel en la lucha contra los abusos de multinacionales, sustanciando su actividad como defensora del medio ambiente y de los derechos humanos. El asunto que al parecer le costó la vida fue su lucha contra la construcción de un proyecto hidroeléctrico en Honduras.

    Pero sin ir tan lejos, y dado que en este país impera, en apariencia, una democracia más civilizada, en esta edición de Levante EMV, podíamos leer, la semana pasada, “Marea solidaria con los imputados por las protestas en contra de la alta tensión”.

    Los hechos que han propiciado la convocatoria se retrotraen a algunos meses de 2011, cuando “los habitantes de la Vall d'Albaida se organizaron en una serie de protestas, movilizaciones y manifestaciones contra la línea de alta tensión que iba a atravesar hasta cuatro términos municipales”. Como resultado de aquellas legítimas protestas, contra de la línea de alta tensión de la empresa eléctrica Iberdrola, las fuerzas policiales, aplicando dudosas legalidades, elaboradas por políticos que, como se clamaba el 15M, “no nos representan”. Hubo cuatro imputados, a los cuales un fiscal, que presuntamente se ampara en las directrices del poder más corrupto de este país, el PP, ahora solicita “penas de prisión de un año y diez meses, y multas por un valor de 17000 euros”.

    Es una forma de amedrentar e intentar escarmentar al resto de manifestantes. Se nota en estas actuaciones, pretendidamente legales, la herencia de la dictadura fascista, de la que aún no se han desprendido legisladores, leyes ni personal de la justicia, salvo contadas y honrosas excepciones, caso del juez Garzón. Pues seguramente, como le sucedió a este juez, para tremendo descredito de la justicia española, y de la que se puede decir que lo de la separación de poderes no pasa de ser una milonga, en el caso de estos cuatro imputados, digan lo que digan y prueben lo que prueben, su suerte o fallo ya está escrito. Y dirá lo que le convenga en su momento a la empresa eléctrica afectada. A no ser que verdaderamente entre un gobierno de justicia y honestidad, derogue muchas de las leyes represivas actuales y, cuando en noviembre de 2017 que se volverá a ver la vista, las leyes no sean torticeras, como en muchos casos ahora.

    Por eso incomodar a los herederos del franquismo, el PP, que aún gobierna el país y tiene ahormada a la justicia, con acciones solidarias con los imputados, o como se convocó para este pasado lunes, a una concentración frente a los juzgados de Alzira, donde habían sido citados, son balones de libertad a exteriorizar frente a la “ley mordaza”, perpetrada  con la impudicia y perversión  democrática propia del PP.

    La ciudadanía de la Vall d'Albaida aún tenía metida en la retina la espantosa imagen de las montañas ardiendo en 2010, cuando, un año después, la empresa eléctrica, menospreciando los acuerdos municipales en contra de la alta tensión, inició sus trabajos sobre cenizas (una actuación bendecida entonces por el gobierno Zapatero). Lo que legitimaba a la sociedad civil a oponerse a dicho proyecto. La mejor evocación de aquel incendio la plasmó el grupo Atzukak y una pila de músicos valldalbaidins en el video “després del foc”. ¿La diferencia entre Honduras y España?, mientras las protestas medio ambientales, a veces, en centro América se zanjan con un tiro a la cabeza, al cabecilla de turno, “si mes no”, en la España de la corrupción, se mete miedo al personal, con parodias judiciales.            

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook