Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 29
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LUIS ESPÍ: "eN ESTE BARRIO LA REIVINDICACIONES LAS HIZO LA IGLESIA ANTES QUE NADIE"

     Después de   47 años, ese pequeño gran hombre, el agullentí Luís Espí. que ha visto nacer, crecer, tomar la comunión, casarse y bautizar a los hijos de la mayoría de vecinos del barrio por antonomasia de Ontinyent, el de San Rafael, además de ejercer de cómplice en defensa de injusticias, cuando las libertades cívica aún eran una utopía, ahora ha llegado la hora, en el argot boxístico, de colgar los guantes, en su caso diríase la sotana, y todo en honor y emoción de multitudes. Pero que nadie se lleve a engaño acerca de su espíritu porqué, a sus 79 años, dice tener cuerda para rato y la procesión que ha marcado su vida la llevará por dentro, en su morada de cuna, hasta el final.

    <!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->

    P- ¿Cómo  recuerda, 47 años atrás, la situación personal y las ilusiones que albergaba ante los nuevos  retos que le esperaban en el naciente barrio de San Rafael?

    R- Todo empezó en marzo de 1965, cuando se decide crear la parroquia del naciente barrio de San Rafael, y me preguntan si yo quería aceptar dicha tarea como cura párroco, a lo que respondí que si de inmediato, en base a mis deseos e ilusiones por trabajar en esta ciudad.

    P –Entonces su desembarco en el barrio coronaba una ilusión por ver crecer y evolucionar San Rafael.

    R –Además cabe recodar que ya en 1964 el entonces párroco de Santa María, don Julio Roig, fundó lo que después sería junta de fiestas, con el nombre de “junta de preparación por la creación de la nueva parroquia”, de la cual yo ya formaba parte.

    P -¿Cuál seria el balance final de su tarea en casi cinco décadas en el barrio?

    R-Entre los aspectos positivos resaltaría el visual, aunque para mi no es el mas importante, como fue la creación  de la iglesia parroquial.  Una vez hecho el edificio había que crear comunidad cristiana y de barrio, y en ese aspecto creo que la aspiración quedó incompleta.

    P -  ¿En los aspectos negativos del balance que destacaria?

    R – Al tratarse del elemento humano, mas que negativo yo diria que ha habido resultado incompletos. Entonces la creación de una comunidad religiosa siempre está en evolución. Y   aunque los resultados sean buenos siempre se aspira a mas, ya que si bien se ha conseguido crear comunidad, se hecha en falta una mayor implicación de los seglares en ella. Circunstancia que me ha llevado muchas veces a plantearme que sobraba la figura del cura.

    P -¿Es consciente que su callada labor ha ayudado a consolidar la identidad y la conciencia  de barrio de sus moradores?

    R –Yo reconozco que la parroquia ha sido un movimiento integrador, de hecho desde aquí han salido las asociaciones y entidades que vertebran San Rafael. Pero no seria justo que nos arrogasen todo el protagonimo compartido con otras instituciones en el desarrollo vecinal.

    P -¿Cómo fueron aquellos años iniciales de los 50 y 70, en la parroquia, y que coincidieron con el final de la dictadura franquista, caracterizada por lacras como una feroz censura?

    R- La censura existía a todos los niveles. Habían actitudes normales que las autoridades de aquel régimen consideraban conflictivas. Asi teniamos que recurrir a pronunciamientos romcambolescos, para no levantar condenas, como cuando deseábamos la paz en el país y en Ontinyent, teníamos que suavizarlo con un deseo a la paz interior de cada uno. Todo era absurdo, no podiamos hablar de mundo obrero, como máximo de mundo trabajador y en castellano, cuando al barrio hablábamos del “mon obrer i la militancia obrera”. Era una situación del o conmigo o contra mi.Y si estás contra mi decían que eras comunista. Me he cansado de decir al respecto que nunca he seguido las normas, ni las consignas de ningún partido político o sindicato. Mi norte ha sido siempre el evangelio.

    P –Sus relaciones con las diferentes corporaciones municipales siempre han sido cordiales, como se evidenció el año 1998, cuando lo nombran hijo adoptivo de la ciudad?

    R –En efecto, siempre lo han sido. He distinguido siempre las personas que había, desde ese punto de vista nunca han existido roces. Porque  plos temas reivindicativos  de la colectividad, que podían entrañar alguna discrepancia, ya eran asumidos por las distintas entidades del barrio. No como antaño , cuando nadie se podía mover, mientras si un poco la iglesia. Fueron tiempos en que las reivindicaciones elementales de servicios o dotaciones como el asfaltado o iluminación de las calles fueron reclamadas desde la parroquia. En conjunto aquella era una sociedad mas participativa.

    P -¿Cómo se han contemplado desde su parroquia eventos de masas como han sido las visitas del Papa a Valencia y a Madrid?

    R –Ante cualquier acción masiva cabe pensar que produzca un resultado ambivalente. Hay contrastes de opinión acerca de la  efectividad evangelizadora de estos encuentros. A nivel del barrio yo acudí junto a un pequeño grupo de persona, aunque lo bien cierto es dichas citas no pueden representar por si solas la salvación de la iglesia. La pregunta resultante ha sido ¿después del JMJ, qué?.

    P -¿Qué ha representado para  Luís Espí el concilio Vaticano II?.

    R –Yo siempre he sido un enamorado de la doctrina emanada de dicho concilio. Para explicar como la iglesia de hoy enlaza con aquellas resoluciones conciliares,  diría que, no solo a niveles de la iglesia, también existe una involución religiosa, cultural, etc.

    P –Ya es sintomático,  que grandes propagandistas de aquel concilio, como el obispo ontinyentí Teodoro Úbeda o el cardenal V. Tarancón sufren un palmario olvido ¿ A que lo atribuye?

    R – Lo que sucede es que los obispos actuales proceden de la línea que marcó Juan Pablo II, lo cual significa que tienen concepciones diferentes. Valga como referencia esta anécdota: Un día, en el transcurso de una reunión que mantuvimos varios sacerdotes con el cardenal Tarancón, le preguntaron: ¿Es verdad que usted resultó candidato en la terna que eligió a Juan Pablo II? Y además ¿De haber sido elegido Papa, en que se hubiera notado su jerarquía?, ante lo cual respondió “en lo básico de la fe, seria lo mismo,  pero ese básico representaría el 25%, el otro 75% hubiese sido diferente a Juan Pablo II”. Todo lo cual es perfectamente legitimo.

    P –Como conocedor del pensamiento y la obra del obispo T, Úbeda, con quién mantuvo vínculos de amistad, ¿Cómo piensa  que se sentiría en la actualidad, de seguir con vida, toda vez que ejerció de albacea en la herencia Nadal, ante la oscura deriva que ha tomado su resolución?.

    R –Prefiero no opinar en mi doble condición de juez y parte.

    P –Después de la multitudinaria misa y cena de despedida de la parroquia ¿Dónde residirá y como serán los años que le  queden por vivir.

    R –Efectivamente el sábado pasado fue muy emotivo, superándose con creces las expectativas de mi despedida., pese a que yo huyó de estos actos multitudinarios. Asimismo el ambiente que se creo fue muy agradable, presidido por el sentimiento de comunidad. Respecto a mi residencia será en Agullent, y albergóuna gran ilusión en empezar a vivir de otra forma,. Me jubilo al frente de la parroquia, pero no de sacerdote y creyente. Por ello seguiré colaborando con los párrocos de Agullent y Aielo,  aunque seguiré perteneciendo al clero de Ontinyent. Además tengo algunas propuestas para realizar actividades.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook