Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 29
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MENUDA HUIDA LA DE TORTOSA

     Definitivamente Filiberto Tortosa se ha empeñado en que todos los focos, de la actualidad valldalbaidina otoñal, arrojen sus luces sobre sus maniobras políticas.

    Si la semana pasada se pedía el protagonismo, a cuenta de la patada a Lina Insa, visualizada en el pleno municipal de este último jueves (aunque estuvieron callados, la tensión de sus rostros los delataba), esta lo hacía por polvorosa, saliendo despavorido de la patata caliente que significaba tener en sus manos el timonel presidencial de la nave de la Mancomunitat de Municipis donde, tras cinco años, fuentes socialistas lo acusan de no haber resuelto el tema del plan de minimización de los residuos sólidos, “al igual que se mostró incapaz de solucionar la problemática de las casitas de campo (cuando gobernó el urbanismo de Ontinyent, al mando de L. Insa), la cual en la oposición tanto se dedicó a hinchar, o el andamio de la calle Mayans, etc.”.

    Y lo que es peor, F. Tortosa, aunque públicamente anunciaba su dimisión, al frente de la presidencia de la Mancomunitat, para atender sus nuevas obligaciones como portavoz municipal del PP, una estrategia con la que pretende exonerarse de sus responsabilidades, desde el gobierno ontinyentí le daban la vuelta a la tortilla, al acusarle de “fer allò que millor sap fer, que és fugir dels problemes, en aquest cas, del problema del fem que el seu partit ha creat”. Asi mismo, el mismo gobierno progresista ontinyentí que hace un año lo eligió como representante en la Mancomunitat, para que defendiese los intereses de los ontinyentins, sirviéndole en bandeja de plata la opción de repetir en la presidencia, ahora se lamenta inculpándole de “defraudar eixa confiança dimitint de president i generant una inestabilitat en la mancomunitat innecesaria”. Mientras que los de EU, que no le votaron, aunque censuran su irresponsabilidad, se jactan de no sentirse “decepcionados”, porque dicen que no se fiaban de él.

    Y es que el problema delas basuras se ha enconado de tal forma que lleva visos de convertirse en una bomba de destrucción masiva. Ante el ascenso de los problemas que estaban generando en su seno, por las diferencias, confrontaciones e intereses que se barajan en el interior de su partido, el PP, Tortosa que venia adoptando una actitud de esconder la cabeza, haciendo mutis por el foro, y ante la posibilidad real de verse salpicado en el envite, haciendo primar los podridos intereses del PP sobre la ciudadanía valldalbaidina, ha optado por el lavado de manos a lo Pilatos, desentendiéndose del asunto vía dimisión irrevocable..

    Juan A. Puchades, actual alcalde de Benigànim, se apunta como posible sustituto de Filiberto Tortosa en la presidencia. Con todo sea quién sea, la herencia que deja Tortosa está llena de espinas. Caso de la polémica desatada por el sustancial incremento en la tasa de la recogida de las basuras domiciliarias, cuyo recibo se duplicara, tal y como han comenzado a denunciar los socialistas de la Vall, mediante una campaña explicativa, plasmada en dípticos, detallando las consecuencias de la imposición del Consorcio del PP, frente al Pla de Minimització de la Vall d’Albaida que gestionaba la Mancomunitat, cuya antigüedad y vigencia  Tortosa no quiso o  supo hacer respetar. Por lo que los socialistas exigen “que es mantinga un servei eficient, ecològic i més barat” como dicen acontece con el que presta la Mancomunitat. En suma es una dimisión que resulta inoportuna, acontecida en un trance cuando estaban al caer decisiones trascendentales, como acontece con la ordenanza mancomunada.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook