Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 24
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Meruts: Una cita musical muy combativa

     El festival musical Meruts del pasado sábado en Ontinyent, ofreció y ratificó un cartel diverso, alternativo, ligado a sensibilidades juveniles y contestatarias. En suma no defraudó. El clima también añadió su condimento favorable a la convocatoria. Otro asunto fue que por taquilla pasaran, a tenor del número de jóvenes que acudieron a la zona de los conciertos, solo alrededor de mil personas.

    La VI edición del Meruts Festival, organizado por la Assemblea de joves Meruts, además de los conciertos, estuvo trufada por una programación de actividades diversa.

    A poco de las diez de la noche salió al escenario el primer grupo, los ontinyentíns Helsinki, que con un sonido pop rock potente, evocando a grupos como los norteamericanos Romantics, de los 80, y basándose en su primer CD, “Cuando las palabras hablan”, caldearon con entusiasmo el ambiente. Pese al reto que suponía tocar para un raquítico aforo, en aquellos momentos iniciales, poco mas de un centenar de asistentes. Circunstancia que no arrugó al grupo el cual, liderado por los hermanos Robledillo, puso toda la carne en el asador y consiguieron poner el listón musical de la noche a buena altura.

    Otra formación joven ascendente, que ha aflorado en el pródigo panorama musical ontinyentí, fueron Kaoba, con un estilo ecléctico, pero bañado de ska y reggae, aportaron frescura y entusiasmo al cartel. Sus ansias por agradar sobre el escenario resultan encomiables. Su sonido compagina guitarras, metales, dolçaina y violín. Su repertorio bebió de su primera y reciente grabación, donde proclaman con alegría y sin ambigüedades la defensa de la “terra i la llengua”, manifiesta  en la letra de sus canciones.

    A la medianoche irrumpían en escena, desde el Cap i casal, Los Chikos del Maíz, que desde el inicio de su concierto demostraron porqué se han erigido en uno de los referentes nacionales del rap combativo en lengua castellana. Sus alusiones a Rita Barberá y otros tótem del sistema resultaron demoledoras. Sus letras hacer honor al popular dicho de “no tindre pèls a la llengua”. Con  todo su sonido lineal hizo que su actuación resultara excesiva de tiempo.

    Los de la Marina, Aspencat, pese a su buen sonido y veterania, ya llevan siete años en candelero, y ante una audiencia que tocaba techo, quedaron atrapados por la pingüe versatilidad que ofrece el ska autóctono donde andan enrocados musicalmente.

    Los veteranos de la noche fueron los vascos Escorzo, originarios de los 80, que con su post punk desafiante y combativo cubrieron las expectativas.

    Cerraron el  festival, allá por las 6 de la mañana, con el handicap que representaba ver como se vaciaba el recinto, The Funky Frankles, presentados como ganadores del Primer Concurs Meruts de grups del País Valencia, con un sonido a caballo del funk y el soul.

    Meruts botellón.

    Un fenómeno que se dio paralelo al Meruts, fue el de centenares de jóvenes, de ambos sexos, apostados en las proximidades del recinto donde se celebraba el festival, que con la música de fondo de los conciertos de Meruts, y abastecidos de comida y toda clase de bebidas, dieron paso a la escenificación de un multitudinario “botellón”, que se prolongó mas allá de la música del festival.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook