Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 29
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MUCHA PAJA PARA TANTO INTERNET

     Paradojas del destino, el gobierno municipal de Ontinyent entraba de pleno en la era de Internet (otro cantar es que, por problemas técnicos de la iniciativa novel, impidiesen que llegara la sesión a los terminales domésticos), estrenándose en el medieval Palau de la Vila, al llevar sus sesiones plenarias o “cor de la vila” a dicha autopista de comunicación global, en el foro embrionario por excelencia de la ciudad. Fue un debut doble, en el cual, el pasado jueves, la deliberación se mudaba a un recinto accesible pero reducido, zanjando una cuestión pendiente de esta Corporación con un sector social. La iniciativa era bautizada por el gobierno que preside el batle Jorge Rodríguez: “Como apuesta por una comunicación directa con los ciudadanos”, mediante la instalación de “un sistema de telepresencia en el nuevo salón de plenos del Palau”, el cual permitirá seguir los plenos del Consistorio en directo, “a la vez que los vecinos podrán hacer ruegos y preguntas a tiempo real y sin necesidad de estar presentes en la sala”.

    ¿Y que resultados deparó en su puesta de largo del Palau el “cor de la vila” ?, lo mas aparatoso, y no es cuestión de recortes a la libertad expresiva, sino de economía de recursos lingüísticos, afloro a la hora de exponer ideas y pensamientos. En los que se hizo gala de una supina ignorancia de la máxima de Azorín, según la cual “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. ¿O es que no había trigo que dar y por eso se dilataban hasta la exasperación, muchas de las intervenciones, con verbo de paja?. Quiérase decir que el batle, mediante el oportuno consenso, debería lograr que todos los representantes pactaran el sustanciar, mediante alguna suerte de normativa convenida, sus intervenciones plenarias, logrando una fluidez y optimización del tiempo de todos. Ya que de lo contrario se asiste a unas sesiones en las que, al menos en algún caso concreto, como en una popular canción “parlen, parlen i res no diuen”, pero también puede delatar a “aquells que parlen molt, no fan res”.

    Tras la manifestación del martes, en la que poco mas de 400 personas (dato para reflexionar) protestaron en Ontinyent por la supresión del tren, se vio y aprobó por inaudita unanimidad una moción en  tal dirección: Lo que no es ningún aval para que no se pierda el tren.

    LA POSDATA

    Curiosa y delatadora de evidencias, la lectura que se desprende de los comunicados, de in disimulada propaganda, que emite la obsoleta diputación de Valencia. Al recurrir, con harta reiteración, a un trasnochado concepto administrativo: “ayudas”, de la Diputación  a municipios o colectivos valencianos, cuando si estuviéramos hablando de un organismo democrático, sujeto a administrar y distribuir, de forma justa y equitativa, del erario público que les toca en suerte. Caso del  reciente alusivo a “35.240,85 euros a 24 ayuntamientos de la comarca de la Vall d´Albaida para llevar a cabo actividades de programas deportivos municipales 2012”, aportación que desde la diputación se califica como “ayuda”. Dicho aserto debería sonrojar de vergüenza al califa de turno, que actúa y gobierna desde postulados paternalistas y de otros fuera de lugar y de tiempo. Por eso cabe celebrar el paso que daba Compromís, en el pleno ontinyentí, llevando una moción, defendida por el “cap de guaita” J. A. Francés, que no se andaba por las ramas: “sobre supressió de les diputacions i trasllat de competències i personal a la Generalitat i als municipis”. El resumen, 11 votos a favor (PSOE, Compromís, EU) y 10 en contra(PP), lo dice todo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook