Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 25
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    NO ES PLATA OLÍMPICA TODO LO QUE LUCE

    Que Ontinyent, gracias al cubano Orlando Ortega, ha salido en todos los informativos de la aldea global, pese a estar aún reciente su nacionalidad española y algo más su empadronamiento en Ontinyent. Ha sido una evidencia de la que se han ufanado y sacado pecho muchos ontinyentins, empezando por sus allegados y el gobierno municipal. Unos juegos olímpicos, incluidos los de Barcelona del 92, no habían generado tantas caras de júbilo, por estos lares, como lo han hecho estos de Rio de Janeiro. Pese al sabor agridulce que, entre la ciudadanía ontinyentina, han dejado algunas televisiones nacionales, cuyos reporteros andan suspendidos en geografía actual, al adjudicar Ontinyent al ámbito provincial de Alacant, a la par que le generaban un problema de ubicación presidencial al batle Jorge Rodríguez.

    Que el ayuntamiento de Ontinyent felicite a Orlando Ortega, atleta del club CAVA de esta localidad, por la medalla de plata obtenida, como vecino y subcampeón olímpico de 110 metros valla, es lo que toca.  Que “Ontinyent homenajeará a Orlando Ortega cuando acabe la temporada”, como rezaba un titular de La Vanguardia, “Ontinyent presume de medallista olímpico”, como se leía en Superdeporte, o “Una plata olímpica labrada en Ontinyent” al que aludía Levante.emv, y así tropecientos titulares más, lo que es un magnífico estandarte que ha prestigiado y servido para poner el nombre de la ciudad de uno al otro confín.

    Pero en términos genéricos de la existencia de O. Ortega en esté ciudad lo sabían cuatro gatos. De hecho la primera vez que, desde el gobierno municipal, se hicieron eco del corredor, fue en octubre del año pasado, cuando Jorge Rodríguez recibió a Ortega en su despacho, acompañado de directivos del CAVA, para felicitarlo con motivo de haberse clasificado segundo en la Diamond League, celebrada en la ciudad Suiza de Zurich. Eso si, las palabras del batle a Orlando en aquella ocasión han echado fortuna: “al que desitgem tota la sort del món als Jocs Olímpics de Río”.

    La inesperada plata olímpica de Ortega le venía como agua de mayo al gobierno de J. Rodríguez, tanto es así que a las pocas horas de obtener la medalla, ágiles de reflejos, anunciaban que “cambiarán el tartán de la pista de atletismo de su polideportivo municipal para contribuir a que Orlando Ortega pueda progresar deportivamente tras la medalla de plata obtenido en 110 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro”.

    Un anuncio que a la postre no significaba ninguna novedad al respecto, ya que como informaba Levante EMV, el pasado 13 de febrero, “600.000 euros se destinarán a la renovación integral de la pista (de atletismo) ubicada en el polideportivo de la ciudad”, fruto de un convenio suscrito entre la Diputación de Valencia, la Universitat de València y el ayuntamiento de Ontinyent. Los tres organismos presididos casualmente por Jorge Rodríguez, en el caso de la Universitat a través de la Fundación Universitaria Vall d’Albaida.

    Y mientras para avalar tan cuantiosa inversión el gobierno de Rodríguez esgrime que “la instalación tiene veinticinco años”, esta es la hora en que sigue sin aportar cifras o índices de uso de dicha pista, ya que, en el día a día, esta instalación casi emula, en su uso, a otras como el trinquet o el velódromo. Tampoco parecen existir informes técnicos o de peritos que justifiquen la prioridad de dicha inversión pública.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook