Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 08
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿PREPARADOS PARA EL DRAMA?

     Independientemente de las responsabilidades de muchos políticos, en la debacle histórica que se palpa por estas tierras, y de la inaudita impunidad que gravita sobre muchos de sus autores, algunos de los cuales, para mayor escarnio, ahora pretenden presentarse como salvadores del estropicio. Pues al margen de esa realidad, está la que de forma creciente se observa en ciudades como Ontinyent y otros municipios de la comarca, sobre los que se cierne la sombra  de los dramas personales, los que día a día van creciendo exponencialmente.

    Un momento histórico nada boyante, donde no queda otra alternativa que la alerta permanente. Es una situación en la que los dramas humanos y domésticos van a fluir en demasía. Con el agravante de la falta de preparación, al no existir antecedentes previos ni vacunas protectoras, tanto a nivel individual como institucional, y donde los hábitos adquiridos, en el transcurso de las últimas décadas, van a pesar, de hecho ya se advierte, en el común de la ciudadanía como una losa.

    Porque tras casi un lustro de seguir cayendo en picado los balances económicos, contemplamos llenos de perplejidad como el mileurista, de hace pocos años,  cuya valoración remunerativa era conceptuada como peyorativa, ahora, por el contrario, ya se contempla casi como un sueño, al menos entre un alto porcentaje de ciudadanos.

    Ante ese cúmulo de cambios  que vuelven a situar a la economía en el motor de la historia, su denominación veremos como queda definida en las próximas décadas en los libros de texto. Mientras tanto una sociedad tan individualizada, como el caso de la ontinyentina, empieza a ver como el censo municipal mejor preparado, en muchos casos, empieza a emigrar en busca del pan seguro, traspasando fronteras y continentes de un mundo globalizado. A la postre, sus remesas mensuales, como aconteció con los pepes de la Alemania de los 60, (o sucede ahora en algunos países caribeños con fuerte emigración hacía Estados Unidos), pueden representar un importante balón de oxigeno económico para los menguantes ingresos de los familiares mas allegados de aquí.

    Eso significa que el gráfico del censo municipal, de la pirámide de edad, cada vez estará mas invertida. Paradójicamente muchos de esos jubilados y pensionistas, gracias a los muchos años de cotización laboral en la mayoría de casos, (para algo deberá haberle sido provechosa a la población ontinyentina, el haber sido puntera en la cotización a la Seguridad Social tanto tiempo), o a los ahorros devengados en la época de vacas gordas, que permanecen custodiados mayormente en Caixa Ontinyent. Por consiguiente el panorama futuro parece respirable, pese al hachazo del Iva que está al caer, y a otras plagas bíblicas que los gobiernos de los Rajoy o Fabra están por promulgar.

    Estamos ante un horizonte nada halagüeño, en el que la institución democrática mas cercana al vecino, el ayuntamiento, suscita no pocos interrogantes, respecto a su capacidad para ir por delante en el nuevo tiempo, gestionando con rigor y conocimiento de causa, las medidas mas convenientes para la población.  Sobre todo en un contexto en el que la historia ha cambiado. Quiérase decir que la adaptación a un nuevo metabolismo de las administraciones locales sigue ausente. Y si no se actúa con rapidez, visión, inteligencia, tolerancia, etc., están abocados a la suspensión de pagos, a las quiebras y a toda suerte desastres de orden económico, con previsibles repercusiones en la merma del orden social.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook