Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 13
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SE MASCA LA REBELIÓN CONTRA EL CONSORCIO

     Las escaramuzas que se han oteado en los pasados días, en relación al conflicto que dirimen el Consorcio, capitaneado por el popular xativí Vicente Parra y el Pla de minimització, santo y seña del palpitar de la Mancomunitat de Municipis de la Vall d’Albaida, cuyo capitán, Filiberto Tortosa del PP, tras un quinquenio de jugar a no ser “ni carn ni peix”, abandono la nave, dejándola en manos de un advenedizo, al que no le duelen prendas en vender la historia, y lo que cuelga, del organismo comarcal, solo el sabe, digo de Juan A. Puchades, por cuantos platos de lentejas, a un enemigo sin paliativos de la Vall. Todo un despropósito que desautoriza a estos mandatarios. Además, imponerle, por ignotos intereses políticos del PP, el Consorcio a la Vall, sin que lo necesite, a esta le viene a costar el doble el mismo servicio. Lo que en el caso del ecoparque se triplicaría, como han denunciado desde Compromís. Asimismo tantos disparates entran en colisión con el espíritu de la Mancomunitat, que fue pionera en acogerse a las leyes del Consell, hace mas de una década, en materia de residuos sólidos. Por ello, como asevera la portavoz socialista Eva Tormo, “Alberto Fabra podria resoldre demà el problema del fem excloent a La Vall d’Albaida del Consorci de Residus”. Al fin y al cabo como acertadamente insisten los socialista, este es un problema solo político. Tanto es así que, según fuentes conocedoras del proyecto que abandera Parra, el Consorcio habría hecho sus números contemplando un plan B, ya que en el fondo saben que no las tienen todas consigo, y a poco que el caso caiga en manos de un juez independiente y juicioso, el “xiringuito”, como denuncian desde Compromís, se les podría venir abajo. De ahí que a la hora de echar cuentas en el negocio de las basuras hayan descontado, por si las moscas, a la Vall d'Albaida.

    Los hechos que han conducido al actual clima dialéctico de belicismo se sustancian, en temerarios pronunciamientos, como los que vertía intimidatoriamente, y sobrado de arrogancia, el presidente del Consorcio, en este diario: “la Vall prevaricará si saca su propia ordenanza de basuras”.Es decir que V. Parra, en un exceso, se atribuye todas las competencias en materia de residuos, habidas y por haber, incluidas  las de sancionar, la de situarse por encima de las autonomías municipales y, obviamente, lo que le importa, cobrarles a los valldalbaidins el doble. Y para colmo de lo absurdo, según la tabla de poblaciones de la comarca publicada por Levante EMV, el baremo de tasas que quiere aplicar el Consorcio, llegado el caso, es irreal y sin ningún rigor, a juicio de expertos en la materia. Parra llega al paroxismo al acusar a la Vall de llevar las basuras a lugares indebidos, o sea que “ve la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio”. O como puede verse en un video de TV2, en Youtube, el seguimiento de las normas medio ambientales del Consorcio deja mucho que desear, y solo se justifica en base al gran negocio para el Consorcio-FCC, bendecido religiosamente por la Generalitat del PP.

    Así que, en este envite, los políticos de la Vall se la juegan, sobre todo la credibilidad, los de ámbito democrático, ante el escoramiento actual del PP hacia otra suerte de formas de gobierno totalitarias. Algunos movimientos recientes parecen apuntar en la dirección de, esgrimiendo legitimas defensas, rebelarse contra las arbitrarias decisiones acometidas por administraciones superiores. Este es un servicio identidatario para la Vall que, por una vez, parecía que no iba a sufrir el eterno agravio comparativo, del peaje de depender de la Costera, como acontece con la sanidad, hacienda, tren, etc.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook