Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 12
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SIN CARBÓN PARA LOS MERITORIOS

     El fulgor de las pasadas cabalgatas de Reyes, cuando no la  fácil magia infantil ligada a una sociedad de los regalos, que le cuesta digerir que ha entrado en una época de recensión y de rebajas en sus expectativas, no ha dejado ver a esa fila de meritorios y acreditados políticos merecedores  de copiosos  sacos de carbón, lo que no significa que hayan otros acreditados para los oro, incienso y mirra. Tales olvidos han rubricado una decepción con el imaginario representado en los Reyes de Oriente. Malos tiempos para nuestras majestades.

    Pero sin duda, en las tierras blancas valldalbaidinas, el desengaño se cierne, en primer lugar, en un político que sigue acumulando burlas y deterioro al sistema democrático, es decir el alcalde de Aielo de Malferit, José Luis Pinter. Un olvido inexcusable al tener probados sus méritos como merecedor a recibir una gran pila de carbón, sustanciados en truculencias exponenciales de gestión. Como la que ha propiciado una reciente denuncia, tras contratar Pinter “a una persona que iba en las listas del PP para un puesto de jardinera, pero que desempeña  tareas de secretaria del alcalde”. Amén de la censura arbitraria contra la presentación, en la biblioteca pública de Aielo, de un libro histórico redactado por el escritor Abel Soler. La sarta de patrañas con las que ha  tratado de justificar tal temeridad, solo sirven para abundar en su desprestigio como representante democrático. Y es que J. L. Pinter, siguiendo el pérfido camino trazado por  los F. Camps, C. Fabra, etc., confunden votos, mas o menos indolentes, con impunidad y carta blanca a la hora de aplicar el autoritarismo y otras corruptelas derivadas del poder absoluto. Por eso el talante de este alcalde entronca con los del viejo régimen, sacando literalmente las pistolas al escuchar la palabra “cultura”. Y como afrenta referencial ahí sigue en el exilio, para su vergüenza, el sin par festival “Nits d’Aielo i Art”. Lo dicho, no hubo ni una cestita de carbón para el batle, eso sí, mejor retribuido de toda la comarca.

    En el capítulo de obsequios a los que no hay quién  les hinque el diente, se encuentra ese indigesto mazapán, para la Generalitat del PP, que es el permiso de obras para que construyan el nuevo hospital ontinyentí, que les han enviado desde aquí. A la hora de trufar el relleno de dicho pastel, seguramente, R. Torró, la edil que desveló el envío, debió desayunarse con una información que, al unísono, llegaba a toda la orbe nacional, según la cual “El aeropuerto sin aviones de Castelló ha gastado 30 millones de euros en publicidad”. Lo mismo que costaría construir el proyectado hospital.

    Un oro al margen, y sin duda acreditado, es el que debía haber recibido, como presente, la Obra Social de Caixa Ontinyent (compartido si se quiere con el ayuntamiento de la ciudad). La cual tras hacer sus deberes en la construcción de una  residencia para discapacitados psíquicos, cuya ejecución era certificada un 15 de enero de 2009, con la rimbombante visita del ex conseller Juan Cotino y su séquito, quién aprovechó dicho bolo para anunciar que dicha residencia entraría en funcionamiento, según las previsiones que manejaba, para el 2010. Y aunque efectivamente el nuevo centro ya hace año y medio que está terminado, y los de aquí cumplieron con su parte contratante, los del Consell, además de arrastrar una deuda de 400.000 euros  en la mentada dotación, siguen sin poner el combustible necesario para que se active la residencia. En consecuencia resulta injusto, al menos no se tienen noticias, que los mandatarios del PP en Valencia no fueran agasajados con su merecida cesta de carbón.

    <!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook