Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 13
    Abril
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Titol: "Manipulina" escenificó la falla de su gobierno, la maqueta del hospital.

     "Manipulina" escenificó la falla de su gobierno, la maqueta del hospital.

     

    El Molt imputat Camps vino  a Ontinyent en calidad, según todos los indicios, de presidente del partido agusanado de corruptos y pérfidos demócratas que representa el PP valenciano. Y como denunciaron los partidos de la oposición municipal, PSOE y Bloc, o inclusive EU, pasó, mas que estar (apenas 25 minutos), para oficiar un rito ligado, sobre todo en Ontinyent, a ese eufemismo que servirá de epitafio a los 4 años de gobierno municipal de Lina Insa: “vendre fum”.

    Y como mandaba la hoja del calendario, en el inicio de la primavera, un buen puñado de gentes ontinyentinas que conjugan lo lúdico (mediante cantos, instrumentos musicales o disfraces satíricos), con lo lúcido, (a través de la lícita expresión de protesta contra unos gobernantes imputados, que atentan contra los derechos elementales en democracia, etc.), se echaron a la calle, la de Gomis, para manifestar un guión real, el descontento por los agravios cometidos impunemente por quienes, dentro de un centro expropiado para la ocasión, escenificaban el show de la mentira y la manipulación, ante un público, presuntamente, henchido de buenas intenciones.

    En realidad el acto fue como el de la plantà de la falla, donde se mostró una maqueta del proyecto de hospital, pero con la misma letanía, inscrita en el llibret de falla, que sermoneó hace 4 años  otro que tal baila, R. Blasco. Pero esta vez todo a destiempo, fruto, como les tacho Pla del Bloc, al decir magnánimamente que “viuen en una realitat paral·lela”. Una situación que como J. Rodríguez evidenció, en un montaje cuatrienal de hemeroteca, o que también se puede encontrar recurriendo al buscador Google, está trufada de falsedades, demoras y rectificaciones.

    En ese aquelarre escenificado en el nuevo Centre Cultural de Caixa Ontinyent hubo mas quemados. Caso del presidente de la entidad, R. Soriano, quien durante muchos años ha insistido en el error que tuvo al inicio de su mandato, al ceder las instalaciones de la Caixa para un acto político protagonizado por el entonces presidente de la Generalitat, E. Zaplana. Ahora ha vuelto a tropezar con la misma piedra, para mas INRI ejerciendo de anfitrión, en la hora de su crepúsculo en el cargo. Ya que a modo de despedida ha vuelto a equivocarse, al poner a disposición de los representantes políticos del PP, autores de la mayor burla perpetrada contra la población ontinyentina, un edificio que ha estigmatizado, al crear un precedente. No en balde el concejal del Bloc le lanzaba públicamente este desafío: “Cedirà igualment Caixa Ontinyent el seu centre cultural per a actes polítics dels altres partits?”. Máxime cuando la alcaldesa popular tenia a mano lugares nuevos, de propiedad municipal, para organizar el susodicho encuentro de agitación y propaganda política, caso de la Sala Gomis, antes Multiusos, o el teatro, aún llamado Echegaray.

    Camps se retrató en su alocución, pues tal y como vaticina la jerga popular: “dime de que presumes y te diré de que careces”, cuando enfatizó que “yo nunca haría

    un hospital para ganar elecciones”. Para mayor escarnio siguió sin comprometer una fecha de ejecución, realizó un discurso descontextualizado del lugar, que igual podía haber ofrecido en Morella. Y como postre anunció un juego de prestidigitación, la incierta inversión de 33 millones de euros en el nuevo hospital que, oficialmente, no figuran recogidos en ningún presupuesto de la Generalitat. Mientras que L. Insa inicio sus malabarismos expositivos recurriendo, como tantas veces, a la demagogia "mientras unos gritan otros trabajamos”. ¿A recibir estudiantes, al “sumsum corda”, a visitar obrar u ofrecer “talls de veu” manipuladores, les llama la alcaldesa “trabajo”?. Sin duda, como asevera el Bloc, el hospital es el triple “gran fracàs” de L. Insa Rico.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook