Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 03
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia Comarcas

    Tocata y fuga en el Ontinyent C. F. subvencionado

    El pasado sábado saltaba una de esas noticias impactantes en el ámbito comarcal, “Dimite el presidente del Ontinyent C.F. y su directiva”. En tan repentina dimisión, desde un punto de vista de la ciudadanía, no se pueden perder de vista las razones esgrimidas, durante la asamblea extraordinaria de socios del club de fútbol, así como en la rueda de prensa celebrada el pasado lunes, las cuales, según su presidente, Luis Ortiz, son de índole económico, relacionadas con subvenciones e inversiones de las administraciones públicas. Llegados a este punto,  sea uno aficionado o no al fútbol, y sienta o no los colores del club del Clariano, sin comerlo ni beberlo se ve inmerso en el asunto, aunque sea de forma indirecta, al tratarse de un tema al que va a parar una parte, por ínfima que resulte en el computo del presupuesto municipal, de los impuestos que aporta la ciudadanía. Por lo que los ontinyentins en general están legitimados a saber cómo gasta, hasta el último euro, el gobierno municipal. Y los que destina al Ontinyent C. F. no son una excepción. Por tanto esta es la hora en que, pese a las proclamas de “transparencia” del gobierno municipal, este  aún no ha hecho público el baremo  que usa, al sustanciar la partida de dicho club en el global del presupuesto municipal.

    Todo este alboroto, que también se puede traducir como medida de presión, acontece en vísperas de que, las instituciones públicas, estén a punto de invertir unos 243.000 euros, en unos trabajos en el terreno de juego del Ontinyent C. F., cuya fecha de inicio era este 2 de noviembre. “Las obras consistirán en la retirada del actual césped artificial para colocar uno nuevo de última generación”, según informaba Levante EMV el pasado 25 de octubre. Con el agravante que  esta inversión no figuraba como prioritaria en el listado de urgencias que acechan a la ciudadanía. Anteponiéndose a otras carencias de la población. Pero como la insatisfacción parece ser consustancial en muchas élites sociales, la directiva que presidia L. Ortiz quería más, o vete a saber que otras motivaciones íntimas les inculcaron la tocata y fuga del club. Y para justificar públicamente la medida, Ortiz esgrimió un argumento emocional: “sentirse engañado y estafado” por el alcalde, Jorge Rodríguez.

    El asunto transciende, más allá de un conflicto entre un alcalde y un presidente de un club de futbol. Máxime cuando una entidad local como es el Ontinyent C. F. goza de una situación de privilegio, por parte del ayuntamiento. Desde el gobierno de Rodríguez han recordado que, anualmente, las arcas municipales subvencionan con 40.000 euros, más otros 20.000 para gastos de electricidad, al club del Clariano.

    Con todo, escuchadas las dos partes en litigio, se desprende que el ya ex presidente midió mal los tiempos.  Y que aún está en el tiempo comprometido, digo de Rodríguez como presidente de la diputación, cuando le anunció a Ortiz una ayuda extra de la institución provincial, a través de la FVF. Y como consecuencia de ese tiempo mal medido, según todos los indicios, L. Ortiz y el tesorero que avalaron un préstamo, ahora se les ha subido el agua al cuello. Lo que la directiva de Ortiz no ha dicho es que, pese a que el Ontinyent C.F. , ya hace unas temporadas que descendió a tercera,  el gobierno municipal les sigue aportando la misma suma que cuando militaba en segunda división. Y como informaba ayer este diario: “el ayuntamiento se ha hecho cargo de una factura emitida por la empresa de pinturas de Luis Ortiz por importe de 21.000 euros, por trabajos de repintado en el estadio. Además, abonará los cerca de 12.000 euros que costará la instalación de 1.000 butacas nuevas en la tribuna”.

    La pregunta final que queda en el aire es: ¿Ha utilizado L. Ortiz al alcalde como chivo expiatorio para justificar su salida de la presidencia del Ontinyent C.  F.?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook