Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 16
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    TODOS LOS PALOS PARA ONTINYENT

     Estos días, para no variar, arreció la cascada de malas noticias económicas que nos azota, las cuales no han cesado, como evidencian estas aparecidas en diversos medios: “Ontinyent deixa de pagar als proveïdors a 60 dies per l’incompliment de la Generalitat en els pagaments del deute amb la ciutat”, “El alcalde de Ontinyent asegura que las nóminas del Ayuntamiento corren peligro por los impagos del Consell” o  “L'Hospital d'Ontinyent haurà de seguir esperant”, que anunciaba este jueves Nela García, secretaria autonómica de Sanidad y responsable en su día del vigente centro hospitalario ontinyentí, tan denostado por la anterior alcaldesa, cuando vendía las excelencias de un fantasmagórico nuevo Hospital, cuya realidad nunca pasó de lo virtual o de la vergonzosa maqueta electoral, bendecida en el fango del descrédito y el oprobio por el imputado Camps.

    A la vista de tales noticias y con el horizonte de los comicios del 20N a poco mas de un mes visto, al menos la población ontinyentina, si diese muestras de una inaudita madurez, podría emular el   asunto de la novela del Nóbel José Saramago, “Ensayo sobre la lucidez”, cuando el electorado de la capital de un país optó por votar en blanco, para el caso que nos atañe el de Ontinyent. Toda vez que ante el panorama desalentador que dibuja el Nostradamus de las encuestas, lloverá sobre mojado.

    <!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->

    La situación para capital de la Vall empieza a ser tensa. Los lamentos de su actual batle, por los daños que se derivan de tres lustros de temeraria gobernanza de la Generalitat son palmarios, pese a que desde el Consistorio estén aplicando curas económicas  de urgencia, como las que afectan a servicios tales como el Centre Ocupacional o el Centre de Discapacitats. Así que como administración que da la cara ante el vecindario, la ontinyentina ha tenido que tapar las goteras impropias hasta llegar a los últimos resquicios, como son los intereses de demora. Pues aunque el pasado 12 de septiembre una representación del “consell de vila” acudió a la Conselleria d’Hisenda, reuniéndose con Ignacio Ventura, sostsecretari d’Hisenda, esta es la hora  que aún no les ha confirmado el motivo de aquella visita, conocer el calendario de los pagos que le adeuda al ayuntamiento el Consell. Ante dicha constatación y ante el tamaño de lo impagado, cerca de 4 millones de euros, el gobierno de Jorge Rodríguez anunciaba   esta semana la solicitud de  una reunión con el mismo Conseller d’Hisenda i Administració Pública, José Manuel Vela, con el fin de “insistir-li en reclamar un calendari de pagaments”. Lo tiene crudo, pero peor sería no intentar lo. 

    Por tanto que el batle, a raíz de tan anómala situación, haya pedido disculpas a los proveedores que están para retrasar los pagos, es un gesto que por desacostumbrado resulta plausible.

    LA POSDATA

    Que una semana después de reclamarle en la conselleria, a su titular, Lola Jonson, la factura de la deuda de las butacas del Echegaray, digo del batle J. Rodríguez, que esta transfiera, según fuentes municipales, casi una tercera parte de la deuda, 100.000 euros, indica que, además del que quién la sigue la consigue, que la anterior alcaldesa, pese a tener todo el viento del mismo partido a favor, una de dos, o no daba un palo al agua en estos menesteres, o lo suyo en cuanto a eficacia gestora era cero patatero.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook