Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 25
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    TORTOSA ES AÚN TODO UN ENIGMA

     “A priori” la calma chicha en la que se encontraba el gobierno de Ontinyent, con el socialista Jorge Rodríguez al frente, parece haber terminado tras la defenestración de Lina Insa. Toda vez que la ex alcaldesa, contrariamente a la beligerancia que sostuvo en su anterior etapa en la oposición municipal, 2001-2007, en esta bajo los brazos, huérfana de la de la asistencia de la artillería de los medios de comunicación de la zona,  ya que no les podía suministrar la gasolina de los presupuestos institucionales, con la que en tiempos de vino y rosas incendiaba al gobierno democrático ontinyentí. Cuando esgrimía el anatema del “tripartito”  contra la coalición PSOE, Bloc y EU.

    Llegada la hora del réquiem político para Insa, ya que fuera del PP “no alçaria un gat pel rabo”, conviene detenerse en la figura de Filiberto Tortosa, sobre todo tras escenificar un “light” a la romana, Brutus acabando con Julio César, o el “quítate tu, que me pongo yo”, en lo que le queda de poder al PP municipal

    En su trayectoria como presidente de la Mancomunitat, F. Tortosa, se ha labrado una aureola de dialogante y consensuador, en retroceso por sus “mutis” actuales. Un referente que debió calar entre algunos grupos políticos, caso, según trascendió, de Compromís, quienes hubiesen apoyado al PP para la alcaldía de Ontinyent, tras los pasados comicios, con solo apartase L. Insa, hubiesen apoyado una alcaldía en manos de su número dos. No fue así , aunque la buena convivencia actual del PSOE y Compromís, denota que los nacionalistas no se han arrepentido de aquella decisión.

    Sin embargo las certezas que avalan la irrupción de Tortosa, como nuevo portavoz municipal del PP, están salpicadas de descrédito. Ya que su patrocinador oficial, el presidente del PP provincial y de su empresa, la que le suministra “les garrofes”, la diputación, o sea Alfonso Rus, parece haber perdido el “oremus”, ya que en su aciagazo apoyo al casi eterno imputado y camaleónico Rafael Blasco, cuyo currículo sintoniza con esa sentencia que publicaba el pasado domingo J. J. Pérez Benlloch: “delincuentes que ahora todavía se escaquean tras la cautelosa presunción de inocencia”. Y el Rus, al igual que E. Zaplana, ha sabido hasta ahora nadar y guardar la ropa, en lo referente a tropelías públicas, por nombrarlas de forma suave. Valga el asunto del mal cubrir la plaza de toros de Xàtiva, por valor de unos 12 millones de euros, es una malversación de fondos públicos de órdago que, inopinadamente, la justicia no ha tomado aún cartas en dicha cuestión.

    Por tanto Tortosa llega con la connivencia de unos padrinos que en democracia  no son de fiar. Y si la oposición que piensa ejercer va a sustentarse en la división acorazada de los medios de comunicación del lugar, nutridos de gasolina suministrada por eufemísticos abrevadores de la diputación, puede aventurarse ya que el objetivo democrático lo tienen perdido.

    Tampoco, para colmo, el segundo de abordo que acompaña a Tortosa, Vicent Vila, suscita ningún crédito, ya que es el mismo que mientras ardían los montes de Ontinyent, el seguía tostando su piel en las playas de Almería, sin mover un dedo. El que dilapido, al frente de la policía local, ni sabe cuantos miles de euros, y todo consentido por quién lo sacó de la nada y lo aupó políticamente, la ahora traicionada L. Insa. Ya se sabe que los peores enemigos habitan en el propio partido.

    De momento la oposición de F. Tortosa solo inspira incógnitas y temores, tal y como reconocía alguien ligado al PP, “sense dubte, Filiberto, és molt pitjor que Lina. A ella se la veía vindre...”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook