Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 03
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    TORTOSA SE INMOLA Y SE DESACREDITA

     El pleno municipal de Ontinyent de la semana pasada situó en  un dilema al edil del PP, y presidente de la Mancomunitat de Municipis de la Vall d’Albaida, Filiberto Tortosa, del que salió malparado, a raíz de una moción presentada por Compromís, acerca de solicitar la supresión de las diputaciones. Una disyuntiva que, a tenor  de su voto contrario a dicha propuesta, sirvió para que, a modo de hacerse el harakiri, optase por deslegitimar se, a la hora de seguir presidiendo el organismo comarcal. Máxime en unos momentos en que la corriente de pensamiento más lúcido aboga por la supresión de las obsoletas diputaciones. Es que ni a modo discrecional se inclinó por la siempre opcional postura de la abstención. Una forma de nadar y guardar la ropa. Eso significa, a ojos del ciudadano que Tortosa ha preferido apostar por el pan cierto, el que le otorga su actual condición de asesor apesebrado de la diputación que preside Alfonso Rus. Cuyo futuro es indubitablemente incierto, por mucho que se desgañite Rus, lanzando apologías a tan rancia institución, en plan sabio de bar, personaje al que tan certeramente retrataba en su repertorio el desaparecido cantante Gato Pérez.

    El presidente de la Mancomunitat desaprovechó una ocasión para reivindicarse como abanderado comarcal, la que Compromís le servia en bandeja de plata, con el fin de romper una lanza a favor de mancomunidades pioneras como la valdalbaidina, la cual con 25 años de trayectoria ya es un referente y modélica.

    Tortosa, en su calidad de presidente del organismo valldalbaidí debía haberse mostrado firme, defendiendo su mantenimiento y abogando por sus virtudes, al parecer  tan ignoradas por el gobierno de Rajoy, empeñado en sembrar de piedra (como la de  hielo del sábado en Ontinyent), todo lo que huela a autonomías, comarcas o descentralización. Pese a saber que la votación la tenía perdida, por la suma de los votos de PSOE, Compromís y EU, prefirió inmolarse y llenarse de descrédito ante los ediles ontinyentins que le facilitaron el paso a la Mancomunitat, así como ante el resto de consellers que conforman del organismo comarcal. A la vez que su fe en la Mancomunitat se ve desactivada y zarandeada públicamente, ante la manifiesta renuncia y apostasía realizada por quién tiembla en la dirección de la Mancomunitat, o sea F. Tortosa. A mayor abundancia  fue un pleno en el que su compañero Vicent Vila le puso a pedir de boca lo de romper la disciplina de voto, cuando primando los intereses del personal a los rígidos de su partido, el PP, Vila se inclinó a favor de la ley de la dependencia.

    Un revés en la futura proyección política de F. Tortosa, de cara, también, al necesario recambio al frente del PP ontinyentí que, a modo de clamor, se esgrime tanto desde la militancia popular como entre sus votantes. La falta de decisión a abandonar su acomodado segundo puesto en el PP, hace que Tortosa este perdiendo muchos apoyos, entre los sectores que podrían catapultarle. Incomprensiblemente el eterno sucesor de Insa parece querer unir su destino a la lideresa local. Y la oportunidad del pasado pleno, para distanciarse de la ex alcaldelsa, se la ponían calva. Pero no,  apostó por enrocarse, y ganar una batalla, aunque al final pierda su guerra política. Por enésima vez ha dejado escapar la ocasión de presentar sus cartas credenciales, en un foro público, como el pleno municipal, para erigirse, mediante un discurso diferente y convincente, en el líder del PP ontinyentí, que demandan muchos ciudadanos. Sin embargo, como ya se sabe, prefirió la “cabotá” por respuesta.

    <!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook