Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 19
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    TURISMO, FERIA, HUMO...

     La feria madrileña de Fitur, aparte de actuar como una válvula de escape para los mandatarios políticos, dejémoslo en los de aquí, donde arropados por la tropa mediática, a costa del erario público, traban compadreos y complicidades, suscita mas dudas o interrogantes que certezas, contantes y sonantes.

    En primer lugar los   objetivos que se van a vender no  esta acreditado que lo hagan con el suficiente eco, como para suscitar las miradas de los que acuden a tan vasto escaparate comercial. Si bien en esta edición, toca decirlo, los sectores mayormente implicados, el ocio y la hosteleria ontinyentina, reconocen que se ha avanzado en relación a los últimos años, ya que la parte política contará con la empresarial. Sin embargo sigue sin advertirse una mayor preocupación gestora, por parte del gobierno municipal ontinyentí, en incentivar las infraestructuras, básicas en cualquier oferta turística que se precie. Especialmente la hotelera. Esa carencia y con los restaurantes sin menú popular o cerrados los fines de semana, se hace inconcebible atraer, incluso, al denominado turismo de “week end”.

    Para colmo (en  términos de promoción turística), y pese haber transcurrido ya medio año desde la entrada del nuevo gobierno  ontinyentí, está es la hora que no ha sido aún resuelto un problema urbanístico de extrema urgencia, como es el levantamiento del andamio que estrangula el paso por el final de la calle Mayans, el cual se levantó hace como un quinquenio, para salvar una fachada de dudoso valor, cuyas secuelas no han podido acarrear peores males. Al haber actuado como foco dinamitador de la menguante vida comercial de la calle Mayans, haciendo estéril la millonada larga que invirtió el propio ayuntamiento en dicha vía. Entre los efectos colaretales cabe citar la pila de desfiles abortados, de toda clase, desde que se levantó el susodicho andamio, por la estrangulamiento de la calzada. La muda de trayecto derivó en el subsiguiente despoblamiento y falta de tránsito de este segmento urbano, tildado como las antiguas “cases noves”. El ahora cerrado hotel Pou Clar, con el antedicho panorama, no puede levantar el vuelo, dada la situación inhóspita del lugar, dejando la disponibilidad de plazas hoteleras en la ciudad reducida a un único establecimiento de 4 estrellas.

    Con ser un asunto grave y al límite, esta es la hora en la que el departamento que dirige la edil Rebeca Torró, aún no ha promulgado ninguna norma  o se ha aplicado en hacer de la política un arte, consiguiendo que su bien retribuida plantilla de técnicos, en tiempos de calma chicha laboral, sea capaz de alumbrar una solución satisfactoria que ponga fin al mentado tapón, a la par que revitalice una calle, antaño pulmón de la ciudad, que desde hace un lustro está en coma profundo. Aplicarse en remediar tan envenenado asunto, si que seria un buen paso de promoción de la ciudad. A la postre, e inopinadamente, está resultando que por mantener una mínima construcción, de valores mas que discutibles, se han estado condenando las señas sociales, económicas, comerciales e inclusive urbanas de toda una señera calle. Mayor “desficaci” imposible. Y, además, sus responsables tienen nombre y apellidos.

    Por otra parte también suscita interrogantes ese corralito o stand ferial de Fitur, del que disponen por la gracia de esa obsoleta institución que es la diputación., donde comparten, o se hacinan, según se mire, con sus folletos y reclamos, municipios como Ontinyent o Bocairent con la Mancomunitat, como si  esta no agrupase ya a las mentadas poblaciones. Todo como muy surrealista. Y si los objetivos no están nítidos, si exceptuamos el congreso del “bou en corda”, tenemos que los resultados, al menos en otras ediciones, se han sustanciado en humeantes cifras de visitantes al stand y ya. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook