Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 07
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un lastre para Ontinyent.


    Definitivamente, la permanencia de Lina Insa en la alcaldía de Ontinyent es una amenaza latente para los intereses de la ciudad. Esta semana nos hemos enterado de que la Universitat ha votado la continuidad de la extensión universitaria, de lo que cabe suponer que estuvo en peligro su permanencia. Y también hemos sabido, gracias a la nota de prensa de la UV, que gracias a la implicación personal de rector, Esteban Morcillo, y del delegado de la Universitat, el catedrático de Ontinyent y ex regidor del PSOE, José Pla Barber, la ciudad que aspira a ser capital de la Vall d'Albaida no se ha quedado sin estudios universitarios. Llegados a este punto cabe preguntarse ¿por qué la UV se ha planteado la retirada de Ontinyent después de más de un década? ¿Qué papel ha jugado o, mejor dicho, no ha jugado el equipo de gobierno de Insa para que se llegue a esta situación? La respuesta a este segundo interrogante es bien sencilla: ninguno.

    Para Insa, la extensión universitaria de la UV no ha sido nunca una prioridad. Más bien la ha visto como herencia incómoda y un éxito de sus predecesores a minusvalorar. Los datos están ahí. Desde que gobierna se han perdido cursos de la Nau dels Estudiants, ha desaparecido Oci Universitari, se han reducido el número de plazas en cada una de las dos titulaciones que se imparten. Y lo que es más grave, la Universitat se ha planteado marcharse visto el respaldo del ayuntamiento y del Consell. Con las maletas medio hechas para salir pitando, lo que menos se ha planteado la UV es implantar una tercera titulación, como llegó a anunciar Insa en el pleno de enero, y lo de los nuevos aularios y futuros proyectos son eso, proyectos. Y es que con un poco de ganas tampoco hubiera costado nada destinar parte de los planes ZP o Confianza a iniciar la construcción de unas instalaciones universitarias dignas en lugar de levantar tantas aceras. Pero eso sólo sucede si un gobierno tiene como prioridad que la UV se quede en Ontinyent.

    Prueba del interés con que se ha tomado Lina Insa y su equipo de Gobierno la extensión universitaria de la cabecera de la Vall es que ni siquiera tiene a una persona como delegada del ayuntamiento en la Universitat. La última fue, mira por donde, la actual concejala socialista Rebeca Torró, cuyo trabajo en pro de la extensión universitaria Insa despreció el día en que Torró le echó en cara en un pleno que si se hubiera preocupado por revisar la documentación de la Fundació Universitària se habría encontrado el proyecto de campus que el anterior alcalde, Manuel Reguart y la hoy regidora se trabajaron y presentaron en el Consell Social de la Universitat.

    Si hubiera sido por Lina Insa… Pasados los meses, y para escarnio de la propia Insa y del partido que la sustenta, el PP, ha tenido que ser un destacado militante socialista llamado José Pla Barber y un sindicato de estudiantes comprometido como Campus Jove, vinculado al mismo partido, los que hayan tenido que partirse el pecho en Valencia para defender la permanencia de la extensión universitaria de Ontinyent. Ni Insa ni el PP de Ontinyent nunca se lo agradecerá lo suficiente. Porque ella, como alcaldesa de la ciudad, a lo mucho que ha llegado por los estudios universitarios ha sido a hacer lo que mejor sabe: vender humo y apropiarse cualquier avance. Lo dicho, es una amenaza para el futuro de Ontinyent.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook