Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 03
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UN PUENTE QUE LLEGA TARDE

     Paradojas de la administración pública de los valencianos por excelencia, la Generalitat, mira que si en mas de tres lustros de ser gobernada con sobradas mayorías, en las que el poder valenciano del PP, han tenido tiempo de sobra, tanto como para convertir al territorio valenciano en la jauja de las oportunidades (y sino que se lo pregunten a los  Bigotes y demás fauna delincuente de cuello alto y gomina, que proliferado por este lugar), pues nada, ni un euro para una infraestructura primordial cuando fue concebida, como era el pont de Sant Vicent, que iba a unir dos polígonos del Ontinyent textil, en tiempos del pre tsunami chino. Y ahora, con la que ha caído, políticos incluidos, caso de la ex alcaldesa ontinyentina, a la que los suyos, amparándose en que su correligionaria no daba un palo al agua,  llegaron con su desidia a erigirse en chanza, al no completar con el puente programado, los accesos levantados por el gobierno Zapatero.  Sin embargo vete a saber que les habrá dicho el batle de Ontinyent, y su segunda, que parece mandar mas que la monja enana de la película Amarcord, de F. Fellini, digo de Rebeca  Torró, va y anuncian que en dos semanas empiezan las obras y que, antes de que termine 2012, todos a cruzar por el puente que unirá dos polígonos, hoy casi humeantes metafóricamente, aunque siempre estas gentes se pueden agarrar a la moral del alcoyano y tejer nuevos horizontes. Aunque la prioridad del puente es posible que haya habrá perdido varios enteros de interés, desde que a primeros de los años 90 desde foros como la desaparecida publicación Crónica, se empezó a hacer bandera de dicha infraestructura urbana, también es verdad que, como apuntaba la edil Torró, “permetrà estalviar temps i costos tant a les empreses com als treballadors”.

    Sin embargo es ahora, cuando la quiebra real se cierne sobre la Generaliat, que inopinadamente se sacan de la manga un triunfo que, en una ciudad tan marginada por el PP, no le queda mas remedio que aceptar con alborozo  dicha  excepción,  primando en el ánimo de la ciudadanía el resignado dicho de “a caballo regalado no le mires el diente”. Conscientes que  de inversiones mas urgentes como el hospital, el conservatorio o la escuela oficial de idiomas, “res de res”.

    Ahora resta por saber quién o quienes, desde que en 1993, el entonces alcalde socialista, V. Requena, empezó a mover oficialmente el proyecto del punte, le ha estado poniendo palos a las ruedas, bloqueándolo y haciéndole pasar  las de San Amaro, hasta este precioso e inaudito momento en que va a empezar a rodar.

    Otro asunto, también ligado al área que gestiona R. Torró, es el concerniente a la Oficina Técnica municipal, que desde hace décadas ha venido funcionando como una suerte de califato independiente, en el contexto  Consistorial, incluido el padrinazgo de algunas celebres arbitrariedades urbanas,  al anunciar, en suma, su traslado, desde su tradicional torre gallinera al antiguo edificio Banesto, que ha sido dotado de unas dependencias totalmente adaptadas, las cuales “permitirán ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos”, según exponía la  regidora que, sin embargo,  no despejó las muchas dudas que sobre vuelan a tan privilegiado departamento. Máxime cuando, los obvios efectos colaterales de la crisis del ladrillo, han reducido sensiblemente el tajo que, una tropa amplia y bien remunerada, trabajaba tres años tras. ¿Quién le pone ahora el cascabel simplificador a tan holgada plantilla?.

    <!--[if !supportEmptyParas]--> <!--[endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook