Blog 
El Blog de Josep Antoni
RSS - Blog de josep antoni mollà soriano

El autor

Blog El Blog de Josep Antoni - josep antoni mollà soriano

josep antoni mollà soriano

Encara que soc mestre titolat, "profesor de E.G. B.", deia el paper, i he treballat a Correus, el periodisme de "corresponsal", al Noticias al dia dirigida pel mestre J. J. Pérez Benlloch, i després la del Levante, fins que funde en 1987 "Crònica" per a la Vall, mentre ...

Sobre este blog de Comarcas

En este Blog tenen cabuda les meues col.laboracions setmanals a l'edició vall d'albaidina d'este diari: "El mirador del Benicadell" i "la noticia de la setmana a la Vall Blanca". També aniran caent altres escrits amb punts de vista i assumptes diferents, que puga ...


Archivo

  • 18
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Visionaria del centralismo.


    Quién lo iba a decir, pero en la praxis la alcaldesa de Ontinyent, Lina Insa, va a resultar, inopinadamente, una adalid de las teorías anti autonomistas que ahora aventa el catastrofista Aznar, así como sus lacayos del PP. Tal como están divulgando estas últimas semanas, a partir de cuando expresó en Valladolid, digo del expresidente,  refiriéndose al actual estado de las autonomías, «es inviable».
    Y es que, a modo de reflejo psicológico, tal vez el de Paulov, Insa está a punto de cumplir su cuatrienio de mandato, con la mirada fija, puesta en el gobierno de Madrid, al menos siempre que toca hacer sonar la campanita reivindicativa en pro de Ontinyent. Ya haciéndose la víctima del poco caso que le hacían los delegados del gobierno en Valencia, cuando no se le ponían firmes, y acudían solícitos a su despacho, atendiendo al ordeno y mando, o pasando por las continuas críticas, primordialmente desde la expropiada TVO, hasta las decisiones del gobierno Zapatero, caso del incremento del IVA, o como recientemente, con un publirreportaje acerca de la valoración, sacada con sacacorchos a algunos empleados de bar, respecto a la valoración negativa que hacían del primer mes de la aplicación de la ley anti-tabaco. El proselitismo subliminal incitando a fumar, con tal de desacatar la ley del gobierno central, es tan evidente como pedestre. Una vergüenza infumable, digna de ser analizada en escuelas de periodismo, como modelo de información basura.
    El ninguneo del Consell de F. Camps con Ontinyent ha sido tan desquiciado que la alcaldesa optó, durante su mandato y desde el principio, salvo algún que otro «viva Cartagena», dedicado a los suyos del cap i casal, por corresponder con la indiferencia. Transgrediendo los cauces democráticos cuando se le ha antojado. Ya es sintomático y revelador que L. Insa se haya hecho más fotos, a cuenta de proyectos contantes con representantes del gobierno de Madrid, que con los de la Generalitat, que son con los que una semana, y otra también, le competía salir retratada.
    La forma real en que, desde sus parcelas de poder municipal, Insa ha venido torpedeando al modelo autonómico es de nota. Ante la certeza del deterioro de las instituciones de autogobierno valencianas, la actitud de la alcaldesa del PP, de no reivindicar nada ante la Generalitat, para su ciudad, hasta resulta comprensible, amén de «visionaria». Lamentablemente, dicha presumible clarividencia, está agusanada por la mentira y la involución.
    La alcaldesa ontinyentina, emulando a F. Camps, ha perseverado en la dejación de responsabilidad, siempre con la misma trola en la boca: «lo malo que le ocurre a la C. Valenciana-Ontinyent es culpa de Zapatero». Importándoles un rábano sumir en el desprestigio la esencia autonómica. L. Insa Rico, para los ontinyentins lucidos, ha pasado de ser una solución a devenir en un problema para la ciudad en la actualidad. La constante beligerancia de Insa contra los socialistas J. Rodríguez y R. Torró, por ser asesores de la diputación comos ante lo fue F. Tortosa, ha sido una forma de darle coces a Rus, pero en el trasero de una institución. Porque ya es raro que una política tan sectaria se alinee con F. González, quién recientemente en la Ser señalaba que: «las diputaciones pueden ser perfectamente sustituidas por delegaciones autonómicas de carácter provincial».

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook