Blog 
El blog del hombre
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog El blog del hombre - Ana María

Ana María

Sobre este blog de Valencia

Si eres hombre, te interesa este blog. Si eres mujeres, también te interesa este blog. En los posts que publicaré hablaré de los hombres. El dicho "no hay quien entienda a los hombres" a partir de ahora ya no hará falta usarlo más.


Archivo

  • 27
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Valencia

    Cómo renovar tu casa con poco presupuesto

    Si estás dispuesto a mancharte las manos para conseguir, con poco dinero que tu hogar sea un lugar nuevo, has llegado al sitio correcto. Reformar una casa por completo está claro que es una obra muy cara y de mucha envergadura; por lo tanto, lo primero que debemos tener claro si nos estamos planteando reformar nuestra casa nosotros mismos, es que hay que ir despacio.

    Lo mejor sería empezar por escoger la habitación que peor está de la casa o aquella que queréis cambiar porque es en la que pasáis más tiempo. Una vez decidido, nos limitaremos a esa habitación. En el post de hoy os explicaremos cuáles son los siguientes pasos que debéis dar para conseguir reformar vuestra casa con poco dinero y con vuestras propias manos.

    Cómo renovar tu casa con poco presupuesto

    Empieza por retirar todo

    Una cosa muy importante, y que no siempre tenemos en cuenta, es que cuando hacemos reformas en una habitación, lo mejor es vaciarla por completo, lo máximo que podamos. Si tenemos muebles empotrados, la cosa es más difícil, pero si tenéis pensada una reforma radical, también podéis hacerlo.

    Cuando tengamos todo fuera de la habitación que queremos reformar (sofás, mesas, objetos de decoración…) pasaremos a decidir qué queremos conservar en la que será nuestra nueva estancia. Es importante hacer una criba en este momento: si contáis con muy poco presupuesto, tendréis que conservar más muebles y deshaceros de objetos de poco valor; si tenéis el presupuesto un poco más alto, podréis desprenderos hasta del sofá.

    Redistribuye la habitación

    Ahora que los muebles y demás objetos están fuera llega la hora de distribuir. Tanto los viejos muebles que decidamos conservar como los nuevos que hayamos comprado deben estar colocados de forma que contribuyan a la facilidad de paso y a la funcionalidad de la habitación.

    Si tienes poco presupuesto y has conservado varios muebles antiguos, puedes darle un aire nuevo a la estancia, cambiando por completo la distribución. Si antes tenías un mueble contra la ventana, prueba a ponerlo en un lugar diferente o si el sofá o la cama miraban a la ventana, ponlos mirando hacia la puerta.

    Crea nuevos objetos

    Crear nuevos muebles y objetos de decoración es realmente divertido. En realidad, estamos creando objetos muy personales y que serán únicos en el mundo, por lo que propiciaremos que nuestra estancia tenga un toque mucho más acogedor.

    Si sois manitas, podréis construir hasta vuestros propios muebles: estanterías, cabeceros, mesas, cómodas… Si no sois tan manitas, pero igualmente os animáis a hacer vuestros propios elementos decorativos, podéis crear objetos más pequeños: portaretratos, posavasos, manteles…

    Si la idea es hacer una reforma en casa con poco presupuesto, lo único que se necesita es tener constancia y dejar volar la imaginación, siempre acorde con el presupuesto.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook