Blog 
El Cantón
RSS - Blog de Juan Bautista Micó Albuixech

El autor

Blog El Cantón  - Juan Bautista Micó Albuixech

Juan Bautista Micó Albuixech

Profesor de Educación Física (interino y atascado en la bolsa), estudiante de Historia, escritor de un blog, trabajador en una anodina oficina de la Administración... Aprendiz continuo.

Sobre este blog de Valencia

Aunque en alguna categoría hay que incluirlo, este cantón quiere reflexionar sobre todo en general y nada en particular que en algún momento y en algún lugar, por la razón que sea, haya llamado mi atención. ...


Archivo

  • 20
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El Trenet del Túria, 1888-2013: 125 anys València - Llíria

     Juanba Micó

    Entre el 27 de septiembre y el 30 de noviembre del ya fallecido 2013 tuvo lugar en la sala lametro de la estación de metro de Colón una interesante exposición titulada 'El Trenet del Túria, 1888-2013: 125 anys València - Llíria' y en ella se conmemoraba la inauguración de esta línea de ferrocarril el 18 de julio de 1888 y se hacía un repaso a su impacto, fisonomías a lo largo del tiempo, infraestructuras, objetos cotidianos y documentos que se han ido generando a lo largo de estos 125 años de funcionamiento. 

    El origen de la actual FGV está en la antigua Sociedad Valenciana de Tranvías (SVT), fundada en 1885 y que tres años después inauguraría la primera línea entre Valencia y Llíria cuyo primer desplazamiento partió desde la estación de Marxalenes. Durante la década siguiente se proyectaron otras líneas que tendrían como destino el Grao y las poblaciones de Bétera y Rafelbunyol y que tendría un nuevo punto neurálgico, la estación de Pont de Fusta.

    Sin embargo, a diferencia del momento actual, había otras compañías ferroviarias como la Compañía de Tranvías del Norte de Valencia, la Lyonesa o el Ferrocarril del Grao de Valencia a Turís, compañía que se encargó de la construcción de las líneas de Villanueva de Castellón y la ya desaparecida del ramal del Grao. En 1917 estas empresas se fusionarían creándose así la Compañía de Tranvías y Ferrocarriles de Valencia (CTFV).

    Fue el inicio del esplendor de esta compañía ya que fueron diversos los apeaderos que se abrieron en esta línea, se produjo la electrificación de la misma (1926) y procedió a edificarse la bonita estación de Campamento de Paterna (1929). Sin embargo los años treinta fueron más bien de dificultad ya que un nuevo competidor acechaba, el autobús. Además, a eso hay que añadir las huelgas y la conflictividad que tuvo la compañía, especialmente en 1934. Como colofón a este problemático panorama, durante la Guerra Civil las infraestructuras padecieron un importante deterioro así como un significativo desgaste del material móvil, en un periodo en que la Unión Sindical de Autotranvías se incautó de la compañía que pasó a ser gestionada por un comité obrero.

    Los años cuarenta supusieron el retorno de la CTFV en la gestión de esta infraestructura y algunos avances importantes como la construcción de nuevas paradas y la llegada de la doble vía a Paterna (1947), sin que haya encontrado esta línea avances significativos en este sentido desde esa fecha. La llegada de los años cincuenta supone el inicio del declive de la CTFV debido a la dura competencia que supuso el cada vez mayor volumen del transporte por carretera y por otro lado, conviene destacar la riada de 1957 que afectó enormemente tanto el material como el parque móvil, lo que supuso entre otras consecuencias aunque si bien no en esta línea, la supresión del servicio entre la estación de Jesús y Nazaret.

    Los años sesenta significaron el fin de la CTFV que entregó por una parte sus concesiones de ferrocarril al Estado y las que hacían referencia a tranvías y autobuses a la Sociedad Anónima Laboral de Transportes Urbanos de Valencia (SALTUV), antecesora de la actual EMT. Por lo que respecta a la línea que nos ocupa en 1964 pasó a ser gestionada por Explotación de Ferrocarriles por el Estado (EFE) que se renombró un año después como FEVE (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha). No fue un periodo de muchas novedades pero sí de importantes obras de mantenimiento como la adaptación del tendido eléctrico, la aplicación de elementos de seguridad, la supresión de los servicios de mercancías y trenes nocturnos y ya en la década de los setenta la renovación del parque móvil.

    En 1986 se constituye la compañía Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a la que se transfieren los servicios ferroviarios que hasta ese momento había gestionado FEVE. Ahora sí tienen lugar una serie de cambios importantes como la progresiva construcción y entrada en funcionamiento de diferentes tramos subterráneos, el primero de ellos de 1988 y los últimos del año 2011; la entrada en funcionamiento en 2001 de la actual estación de Empalme, que se ha convertido en un auténtico eje intermodal entre Valencia y el área metropolitana con el encuentro en esa zona de los autobuses de la EMT, la línea 1 de metro y la 4 de tranvía; o las obras de renovación de la vía en el año 2007, sin olvidarnos de las diferentes adecuaciones y mejoras en cuanto al material móvil o la accesibilidad y modernización de las infraestructuras en una línea que con sus 125 años, camino ya de 126 tiene el honor de ser el ferrocarril más antiguo de línea estrecha de la Comunidad Valenciana.

    El único pero que tuvo la exposición y que han compartido y compartirán todas las exposiciones que allí se han celebrado y se vengan celebrando hasta que alguien lo remedie, así que no supone un reproche a los organizadores y comisarios de la misma, a los que felicito por su trabajo, es que la sala en la que tuvo lugar se llame “José Ramón García Antón”, que es ni más ni menos la persona que ocupaba el cargo de conseller de Infraestructuras y Transporte el 3 de julio de 2006, fecha del accidente de metro de la línea 1 en la estación de Jesús. Desde aquí aprovecho para proponer un cambio de nombre a la misma y una buena propuesta, podría ser que la sala llevase el nombre de algunas de estas personas, muy relacionadas y que sin duda habrán realizado mejores aportaciones al ferrocarril valenciano.

    - Alejandro Barber, ingeniero y autor del proyecto de la estación de Marxalenes, estación de inicio o final, según se mire, de la línea ferroviaria de Valencia a Llíria y que ha cumplido ya 125 años.

    - Joaquín María Belda, arquitecto de la antigua estación de Santa Mónica o Pont de Fusta, construida en 1892.

    - José Campo Pérez, marqués de Campo, fundador de la Compañía del Ferrocarril de Játiva a El Grao de Valencia, primer ferrocarril valenciano que se puso en marcha entre 1852 y 1854.

    - Antonio Fernando José Navarro-Reverter y Ortolt, ingeniero, trabajador de CFTV durante veinticinco años y autor de diversos proyectos de ampliación y mejora de las infraestructuras de la compañía.

    - Juan Navarro Reverter, fundador de la Sociedad Valenciana de Tranvías en 1885, compañía que puso en marcha el trayecto que cumplió 125 años en 2013.

    - José Verdú, arquitecto que desarrolló su trabajo principalmente en la antigua línea entre El Grao, la ciudad de Valencia, Bétera y Rafelbunyol.

    Todos ellos y seguro que otros muchos que me dejo, en mi opinión, merecerían mucho más dar su nombre a la sala de exposiciones de la estación de Colón que don José Ramón. 

     

    Para más información:

    http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=1233&cs=hist

    http://www.metrovalencia.es/descargas/pdf/Catalogo_125AnysFGV_Lliria_Metrovalencia.pdf

    http://www.spanishrailway.com/2012/03/13/compania-de-tranvias-y-ferrocarriles-de-valencia-ctfv/

    http://www.uv.es/dep230/revista/PDF162.pdf7

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook