Blog 
El Cantón
RSS - Blog de Juan Bautista Micó Albuixech

El autor

Blog El Cantón  - Juan Bautista Micó Albuixech

Juan Bautista Micó Albuixech

Profesor de Educación Física (interino y atascado en la bolsa), estudiante de Historia, escritor de un blog, trabajador en una anodina oficina de la Administración... Aprendiz continuo.

Sobre este blog de Valencia

Aunque en alguna categoría hay que incluirlo, este cantón quiere reflexionar sobre todo en general y nada en particular que en algún momento y en algún lugar, por la razón que sea, haya llamado mi atención. ...


Archivo

  • 02
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Prokudin-Gorskii, el fotógrafo del zar

     Juanba Micó

    Fue a través de una de esas muchas cadenas que inundan nuestros correos cuando me enteré de su existencia y de su obra y aportación. Nunca había oído hablar de él, lógico también porque era un químico y que volcó todo su buen hacer en la fotografía, pero ya se sabe, nunca es tarde.

    Se llamaba Serguéi Mijáilovich Prokudin-Gorskii (en ruso, según el traductor de google Сергей Михайлович Прокудин-Горский, lo que daría por descifrar aunque fuera una sola de las letras…) y se hizo merecidamente famoso por sus aportaciones al desarrollo de la fotografía y por el retrato que hizo a la Rusia de finales de la época zarista. Y lo más sorprendente de todo. ¡Son fotos a pleno color en un proyecto que se llevó a cabo entre 1909 y 1915! Pero pese a la sorpresa que me invadió e invadirá a quien lea esto y vea las imágenes que se adjuntan (a no ser que sea un experto fotógrafo y muy leído en la evolución de este medio y este arte), la verdad es que desde 1855 Maxwell empezó a experimentar para captar esa realidad que ya empezaba a captarse en color, más las diferentes pruebas y experimentos que vendrían después. Sin embargo aunque ya desde 1876 el procedimiento de la fotocromía de Léon Vidal ya había conseguido producir imágenes polícromas, aunque eso sí, con colores planos y que necesitaban muchos retoques manuales. No sería hasta 1941 con la película Kodachrome, cuando apareció por fin una película consistente y capaz de reproducir fielmente los colores reales. Más lo que vendría después.

    Con lo que en el momento en que Prokudin-Gorskii llevó a cabo su proyecto podía proyectar en color sus imágenes pero no llevarlas al formato papel pero pese a esas limitaciones, quiso aprovechar todas esas posibilidades tecnológicas, que desde el prisma de la época eran muchas, para documentar la realidad, la diversidad y la progresiva modernización que iba experimentando el Imperio ruso para darlo a conocer a los escolares rusos. Y de esta forma, equipado con una cámara oscura, un vagón perfectamente surtido del material mejor material fotográfico disponible, dos permisos para acceder a zonas restringidas y la bendición y simpatía del zar Nicolás II, inició su camino para llevar a cabo su ambicioso proyecto.

    Y su viaje le llevó a tierras a provincias lejanas, a tierras que hoy no pertenecen a la actual Federación Rusa como algunas del mar Negro, Georgia, Armenia, tierras armenias que hoy están en territorio de Turquía, territorios que hoy se encuentran en Uzbekistán, Kazajstán… Y allí fotografió a su gente y su gran diversidad, sus costumbres, su arquitectura, los avances que poco a poco iba experimentando ese extenso país: ferrocarriles, con el Transiberiano como máximo exponente, puentes que cruzan los distintos accidentes geográficos, fábricas, fundiciones, centrales eléctricas… Sin olvidarnos de aspectos trágicos del momento histórico en que se llevó a cabo este encargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914.

    Tras la realización de su proyecto y la Revolución de 1917, Prokudin-Gorskii permaneció en activo por unos meses como miembro del Comité Organizador del Instituto de Fotografía y Fototécnica. Pero en agosto de 1918 inició un viaje a Noruega, encargado por el Ministerio de Educación para comprar equipos de proyección y diapositivas, del que nunca regresaría. Un año después se iría a Inglaterra ya que consideraba que este país le ofrecía más posibilidades para desarrollar su trabajo y aportaciones a la fotografía que el país escandinavo. Pero su estancia allí también duraría poco ya que en 1921 se fue a Francia donde irían llegando muchos miembros de su familia en los años siguientes. Allí residiría hasta su muerte en 1944.

    Su trabajo es testimonio de una época y de un lugar, un auténtico documento y una auténtica obra de arte de un periodo que ha suscitado la curiosidad y el estudio de muchos investigadores. Si su historia os llega por medio de una cadena a vuestro mail o la conocéis por medio de estas líneas, dedicadle unos minutos, que merece la pena.

    Para más información sobre su trabajo en Rusia (1909-1915):

    http://www.slideshare.net/miguelblancopire/prokudin-gorskii-1863-1944

    http://www.loc.gov/pictures/collection/prok

    http://www.loc.gov/exhibits/empire 

    Sobre su vida: 

    http://prokudin-gorsky.org/rightpages.php?fname=bio&lang=en

    Sobre la fotografía en líneas generales:

    Sougez, M.L., (coord.), Historia general de la fotografía, Madrid, Cátedra, 2007.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook