Blog 
el hidalgo de las palabras
RSS - Blog de miguel navarro blasco

El autor

Blog el hidalgo de las palabras - miguel navarro blasco

miguel navarro blasco

Soñador por naturaleza, administrativo por necesidad, juego a encadenar palabras entre sueños verbales. No aspiro ni espero nada, tan solo deseo compartir buenos momentos con quienes quieran compartirlos.

Sobre este blog de Cultura

Blog personal de un soñador irreverente, domador de viejas fobias y enamorado de palabras mestizas. Desencantado de dogmas políticos, sociales y económicos, considera sólo dos valores fundamentales, el hombre y Dios, el resto humo que lleva el viento. ...


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Elegía a Javier

    Erase una vez un hombre

    pegado a una sonrisa

    de corazón sincero,

    de mirada ligera,

    que vivió rápido

    y murió deprisa.

    Sus ojos eran grandes,

    sus manos, generosas,

    su piel, morena y curtida,

    de vida tenía hambre.

    Amaba la vida,

    las flores, las rosas,

    la buena comida,

    las cosas hermosas,

    y vivió rápido

    y murió deprisa.

    Temor no conocía,

    tampoco la falsedad,

    siempre el corazón ardía

    cuando tenía que luchar.

    Hoy no te puedo llorar,

    tu memoria me ahoga,

    me atrapa, me condena,

    sonriéndome sin cesar.

    Siempre te recordaré

    con un cigarro en la boca,

    germen de tu enfermedad,

    y en tu mano una copa,

    sin pasarte del final.

    Interrumpida alma,

    te imagino en un  lucero,

    fugaz y ligero,

    acompañando el paseo

    la Virgen de la Balma

    mientras sigo en el suelo

    aplacando mis lágrimas

    grises, sin consuelo.

    Veo que la luna amanece

    de forma diferente

    y que el sol anochece

    más  alegremente,

    cada estrella se mece

    brillando reluciente

    y todos agradecen

    tu presencia sonriente.

    Erase una vez un hombre

    pegado a una sonrisa

    de corazón sincero,

    de mirada ligera,

    que vivió rápido

    y murió deprisa.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook