Blog 
el hidalgo de las palabras
RSS - Blog de miguel navarro blasco

El autor

Blog el hidalgo de las palabras - miguel navarro blasco

miguel navarro blasco

Soñador por naturaleza, administrativo por necesidad, juego a encadenar palabras entre sueños verbales. No aspiro ni espero nada, tan solo deseo compartir buenos momentos con quienes quieran compartirlos.

Sobre este blog de Cultura

Blog personal de un soñador irreverente, domador de viejas fobias y enamorado de palabras mestizas. Desencantado de dogmas políticos, sociales y económicos, considera sólo dos valores fundamentales, el hombre y Dios, el resto humo que lleva el viento. ...


Archivo

  • 23
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Grito de impotencia.

     Grito de impotencia de una madre del Colegio Público Emilio Lluch de Náquera (Valencia).

     Conozco a la autora, sé que es cierto lo que escribe y por eso lo transcribo. Sé que lo que escribe no lo hace con posits, como el famoso video, ni se puede leer del revés para provocar un chiste. No tiene doble sentido, al contrario tiene solo uno, único directo. Escribe con lápices pequeños de los estuches de sus hijas, en el revés de las notas que traen de la escuela, porque reciclar ya no es un deber o un derecho se ha convertido en una necesidad.

    Es una petición, un grito desesperado. Pide a quien corresponda un Colegio nuevo, mejorado, una infraestructura digna para los niños que están sufriendo los parches reventados que otros han provocado.

    Quizás si usa los remiendo de los lápices que en otro momento hubiese desechado, quizás si reutiliza las notas de la profe, quizás si come sopa de ajo y pan hecho en casa, con un sobreesfuerzo para sus brazos artríticos, quizás así pueda llegar a fin de mes y, respetando las horas que exige su familia a diario, dedicarse unas pocas a ella.

    Quizás si otros que alcanzan a algo más cambiasen su forma de vivir la vida por una nueva donde existiesen límites sensatos, que no altruistas, quizás así volveríamos a experimentar precios justos en la alimentación, en el gas oíl; hace frio, quiere abrigar a sus hijas este invierno.

    Quizás si ocurriese eso que llamamos milagro, ¿tiene que explicar cómo ocurren los milagros?, a los demás nos llegaría la oportunidad de decir, con una amplia sonrisa en nuestras caras: Feliz Navidad en espera de un próspero año nuevo.

    Te sugiero lo veas:

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook