Blog 
El Sonido del Silencio (SdS)
RSS - Blog de José Miguel Vigara Torres

El autor

Blog El Sonido del Silencio (SdS) - José Miguel Vigara Torres

José Miguel Vigara Torres

Entre los colaboradores de este espacio digital, periodístico y literario destacan el poeta y periodista argentino Ernesto Guevara, la crítica multimedia Vicky Torres y el ingeniero y gran aficionado a la novela negra, Miquel Llopis.

Sobre este blog de Valencia

Este es el blog del periodista José Miguel Vigara Torres. En él se hablará de fútbol, política, periodismo, radio, televisión y hasta de poesía. ¿Qué no se encontrará aquí? En ningún caso insultos ni descalificaciones a terceros.


Intereses

Fútbol

Prensa, radio y TV

Política

Poesía

Viajes

Archivo

  • 11
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Puig. Oltra. PSPV. Compromís. Civera

    «Trellat» señora Oltra esto no es el póquer

    Soy de los que piensan que Mònica Oltra ha llevado sus peticiones y sus exigencias hasta un límite inadmisable. Y después de pensarlo durante bastantes días, he decidido escribirlo. Mientras escribo estas líneas ha trascendido que Francesc Colomer, es el nuevo president de les Corts, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios excepto el PP y que Oltra, Ximo Puig (PSPV) y Antonio Montiel (Podemos) han firmado un acuerdo programático a falta de ponerle nombre al presidente o presidenta de la Generalitat. Yo se lo pondré: creo que debe ser Ximo Puig. Por la aritmética de los votos, porque es la segunda fuerza más votada en la Comunitat Valenciana por detrás del PP y porque es la más capaz de aglutinar. Compromís, en caso de no contar con los socialistas, no podría gobernar con Podemos, y por supuesto, está a miles de kilómetros de Ciudadanos y del PP. Como el PSPV respecto a los populares, aunque sea a cientos o a decenas de kilómetros. Creo que Mònica Oltra tiene que asumir que ya no está en la oposición y que para gobernar hay que actuar con un talante muy diferente al que ha exhibido en estas negociaciones y en su época de oposición. Oltra es una excelente parlamentaria, probablemente la mejor. Una líder social y casi sindical irrepetible. Una mujer arrolladora, que suscita inquebrantables adhesiones. Pero eso no quiere decir que sea una buena presidenta de la Generalitat. Porque otros perfiles, como por ejemplo el de Enric Morera, del Bloc, en su propia coalición, o el propio Puig, más dados al cara a cara que a la lucha cuerpo a cuerpo, son mucho mejores para llevar las riendas de la Generalitat. Porque son capaces de aglutinar más desde la izquierda al centro: trabajadores y clases humildes, pero también intelectuales, empresarios, profesionales, sindicatos...Y sí, digo de Enric Morera al que estos días no hemos oído decir nada. Probablemente porque estaba muy en desacuerdo con lo que ha venido haciendo y diciendo su compañera de coalición, que no del Bloc. Lo decía Xuso Civera en el periódico Levante-EMV en un artículo memorable y absolutamente perfecto en la forma y el contenido. Lo de Oltra se gesta antes del 24 M, cuando el Bloc, con líderes como Morera,deciden dar un paso atrás para ceder la cabeza de cartel a la enérgica y energética diputada. Y a partir de ahí, con una espectacular crecida electoral, se dispara el personaje de Mònica. Televisiones y radios de toda España la ponen en el foco. En el centro, de todo, ella. Incluso Pablo Iglesias, ella sabrá qué le dijo y prometió, la alagó y la cortejó. Incluso por encima de Antonio Montiel y afeando al líder autonómico de Podemos, un hombre atemperado. Y ella negocia, tripula y conduce. A velocidad de vértigo. Sin pensar demasiado y apretando el acelerador.

    Y hasta aquí hemos llegado. Al momento en que Puig se plantó y estuvo en un brote de mandar a paseo las miles de ilusiones de muchos valencianos que creían que estos del tripartito serían capaces de ponerse de acuerdo y de hacer otras políticas. Más sociales, ecológicas y culturales. Parece que las cosas se han reconducido. Y es muy probable que finalmente sea Puig el presidente. Pero no hay que olvidar que en polìtica, como en el póquer, cuando se hace una apuesta y se lleva al límite, cuando se juega al todo o nada,.... existe un 50% de ganar todo o de perder todo. Y hay que pagar una factura, si se pierde, o al menos si no se gana. A mi entender, la figura de Oltra ha salido seriamente tocada de este envite. Y creo que hasta sus propios compañeros de bancada lo saben y se lo han dicho. Los riesgos del todo o nada entrañan incluso romper la baranja. Veremos el futuro. Las elecciones generales y qué pasa con Podemos y Oltra.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook