Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 16
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA INFELICIDAD COMO SEMILLA

    Leía en la prensa no hace mucho que según un estudio de la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias, que aparece en el nuevo Plan de Salud Mental 2014-2020, se había  detectado que casi un tercio de la población asturiana consume ansiolíticos. La utilización de fármacos (Lexatín, Tranxilium, Valium, etcétera)  para afrontar cuadros de depresión, ansiedad o trastornos del sueño, es cada vez más habitual. Supongo que Asturias no sea una excepción, sino un reflejo más de que nuestra sociedad actual está enferma. La noticia es preocupante, y debería dar qué pensar sobre qué está pasando; posiblemente eso fuera el germen de la startup Thync.

    Esta compañía británica, tras tres años de investigación, ha conseguido 13 millones de dólares de financiación por parte de Khosla Ventures y otros inversores, para su proyecto de lanzar un dispositivo con forma de auricular que permita a través de ondas y ultrasonidos inducir, durante unos 45 minutos, el estado de ánimo que se desee, ya sea de tranquilidad o de excitación, para que los usuarios se sientan más relajados o con más energía.

    Hasta ahora los dispositivos “wearables” se limitaban a relojes, pulseras, gafas inteligentes o prendas de ropa que permitían llamar por teléfono o medir las constantes vitales, pero llevan camino de cambiarnos la vida. Hasta ahora este tipo de estados “alterados” de la psique se producían mediante la ingesta de sustancias (café, infusiones, ansiolíticos, tabaco, alcohol, etcétera,…), ¿cómo será a partir de ahora?...

    …En el 2015 se despejarán las dudas, porque haberlas haylas, como por ejemplo, si consigue alterar el estado de excitación de una persona, ¿requerirá un cierto control o se podrá adquirir igual que ahora se compra un smartwatch?

    Donde sí puede tener salida muy clara este dispositivo es en el sector de los videojuegos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook