Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 30
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VELOCIDADES DE VÉRTIGO

    Recientemente, Interoute e Infinera han realizado con éxito las primeras pruebas de transmisión a 100 Gbps en redes submarinas a nivel europeo, sobre una red que partía de Amsterdam, cruzaba el Mar del Norte y llegaba hasta Londres. Cada uno de los canales de 100 Gbps es capaz de transportar más de 200.000 videoconferencias simultáneas entre las dos ciudades,  o más de 1,5 millones de conversaciones telefónicas. Para darse cuenta del gran avance que ha supuesto este logro baste citar, por ejemplo, que el primer cable telefónico trasatlántico fue instalado en el año 1956 y era capaz de transmitir 36 canales telefónicos analógicos simultáneos.  Sobra mencionar que la importancia global de las redes submarinas de fibra óptica es que permiten crear, junto con sus homólogas terrestres, una columna vertebral que transporta las señales de telecomunicación a través de todo el planeta sin que se produzcan cuellos de botella, ni degradación de la calidad de la transmisión (como puede llegar a suceder con las comunicaciones punto a punto vía satélite).

    Casi al mismo tiempo, científicos del Instituto de Tecnología de Karlsruhe en Alemania batían el récord de transferencia de datos al conseguir superar la barrera de los 26 Tbps, utilizando para ello un único láser en una distancia de 50 Kilómetros. Con esta velocidad sería posible transferir 1.000 películas en alta definición en tan sólo un segundo. Además, el consumo de energía utilizado para la transmisión ha sido muy bajo, lo cual aumenta el éxito de las pruebas. Actualmente, esta velocidad está muy por encima de las necesidades y de las capacidades del mercado, pero el tráfico de datos en la Red está creciendo incesantemente y tanto el auge de los vídeos en streaming como el consumo cada vez mayor de las redes sociales obliga a los investigadores, verdaderos pioneros tecnológicos, a seguir innovando en busca de nuevas capacidades que no dejan de sorprendernos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook