Blog 
EQUIPAJE DE MANO
RSS - Blog de José Cintas

El autor

Blog EQUIPAJE DE MANO - José Cintas

José Cintas

Viajero

Sobre este blog de Cultura

Propuestas de pequeños viajes por Europa y Marruecos en los que será suficiente con el equipaje de mano, bien en la versión actual de fin de semana o en mochila, ésta última es imprescindible para recorrer el Camino de Santiago.


Archivo

  • 19
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa

    La vocación marinera le llegó a Valencia cuando el Pueblo Nuevo del Mar se integró en la ciudad, un núcleo distante de la plaza de la Reina y que nació de las barracas construidas por los pescadores en la playa. Hoy lo conocemos como los Poblados Marítimos, que desde el puerto hasta Alboraya están bañados por una extensa playa, llamada en su último tramo, Malvarrosa. Una playa inmortalizada por Sorolla y donde el polifacético Vicente Blasco Ibáñez tenía su residencia de verano.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa1

    Si hemos decidido ver la luna de Valencia, esperaremos al alba para tomar el desayuno en la Horchatería de Santa Catalina. Un local centenario a unos pasos de la plaza de la Reina, donde, entre azulejos de Manises, mojaremos los fartons en la horchata.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa2

    Después de nuestro desayuno valenciano tomaremos dirección a la parada del tranvía que nos llevará a la Malvarrosa. La plaza de la Reina es nuestro punto de partida, una plaza custodiada por la Catedral. En el interior del templo destaca el acceso a su torre, conocida como Miguelete, y la Capilla del Santo Cáliz, donde se venera la copa de la última cena de Jesús. Cuentan que durante la Guerra de la Independencia fue llevado a varias ciudades, entre ellas, Alicante.

    Como en el juego de la oca, de la plaza de la Reina ahora nos dirigimos a la plaza de la Virgen, donde tiene su basílica la Virgen de los Desamparados y la Presidencia de la Generalidad, su sede. Y de la plaza de la Virgen, a la plaza de Manises, para tomar la calle de Serranos que nos lleva hasta una de las dos puertas existentes de la extinguida muralla, las Torres de Serranos.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa3

    Desde las Torres de Serranos cruzaremos el antiguo cauce del río Turia, convertido hoy en un extenso jardín, y habremos llegado a nuestra parada de tranvía con destino a la Malvarrosa, Pont de Fusta, ubicada en los antiguos andenes de la estación de FEVE.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa4

    Debemos tomar la línea cuatro, dirección Doctor Lluch. La mayor parte de su recorrido hasta la playa lo hace entre edificios universitarios de la avenida de los Naranjos, Eugenia Vives es nuestra parada en el Cabañal. A unos metros está el paseo marítimo que deja atrás Las Arenas y prosigue por la Malvarrosa. Un paseo inaugurado en 1993 que nos lleva a la Casa Museo de Blasco Ibáñez.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa5

    El reconstruido chalet, residencia de verano del político republicano Blasco Ibáñez, en sus dos plantas alberga mobiliario, recuerdos y objetos personales del periodista, del viajero que llamó a su hija Libertad y del escritor de “Cañas y barro”.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa6

    En 1902 Blasco Ibáñez publicó una novela ambientada en un lugar cercano a Valencia, sus personajes llegaron al gran público con la adaptación para una serie de televisión. En 1978 por la ventana catódica se asomaron el tío Paloma, Cañamel, Tonet y Neleta, habitantes de una pedanía de la capital, a orillas de La Albufera, El Palmar.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa7

    El tranvía no nos lleva al lugar donde se desarrolla “Cañas y barro”, pero la línea veinticinco de la EMT nos deja en El Palmar, convertido hoy en lugar muy concurrido por los que quieren degustar dos platos valencianos, el all i pebre de anguila y la paella con pollo, conejo, bajoqueta y garrofó.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa8

    A la vera del canal encontraremos varios restaurantes con terraza y aparcamiento propio, como la Arrocería Maribel, y muy cerca de él embarcaderos para tomar un albuferenc, una embarcación que antaño se utilizaba para transportar personas y mercancías y que hoy es utilizada para dar paseos por el lago de La Albufera.

    VALENCIA. En tranvía a la Malvarrosa9

     

    Cómo llegar: los trenes AVE unen Valencia con Madrid en menos de dos horas y los Euromed en tres con Barcelona. Al Aeropuerto de Valencia, conectado con el centro de la ciudad con la línea tres de metro, llegan vuelos de numerosos destinos, pinchar enlace para ver destinos:

    http://www.aena.es/csee/Satellite/Aeropuerto-Valencia/es/Page/1056530002549/

     

     

    Fotografías de J.Cintas:          

    1-  La Malvarrosa desde la Casa Museo de Blasco Ibáñez.

    2-  Fartons y horchata de chufa.

    3-  Puerta de Serranos.

    4-  Tranvía con destino a la Malvarrosa.

    5-  Playa de la Malvarrosa.

    6-  Casa Museo de Blasco Ibáñez.

    7-  Paella valenciana.

    8-  All i pebre de anguila.

    9-  La Albufera.

     

    Podéis pinchar en la palabra ALL I PEBRE para ver cómo se prepara este plato, de manos de mujeres valencianas, entre ellas, Ana Duato, conductora del programa de televisión “Un país para comérselo – Valencia, el espejo del sol”.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook