Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 18
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL IBI DE LA IGLESIA, ANA BOTELLA Y SARAH PALIN


    La alcaldesa de Madrid se ha manifestado contraria a que el ayuntamiento de la capital española cobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia católica “ni aunque una reforma de la Ley de Hacienda Locales y del Concordato con la Santa Sede lo permitieran”. 


    También la señora de Aznar se ha desmarcado de la decisión de los ayuntamiento de Alcalá de Henares y San Sebastián de los Reyes de censar las propiedades de la Iglesia en sus respectivos municipios para exigir el pago del impuesto en cuestión.

     

    Iglesia y recortes

    En esta situación de severos recortes que repercuten en un Estado de Bienestar cada vez mas dañado por la crisis y las medidas que se imponen para combatirla, contrasta que la cantidad que en que vayan a recortarse los presupuestos de Educación coincida con la que el Estado obtendría si la Iglesia católica pagara sus impuestos como cualquier ciudadano o asociación.

    Pero, como hay quien no cree en las casualidades, tal vez sea por eso que ambas cantidades sean tan iguales (alrededor de 3000 millones de euros) y hasta puede que la concordancia tenga un lectura premonitoriamente resolutiva. Tanto como fácil sería de aplicar si no costara tanto sacarle dinero a una confesión secularmente acostumbrada a recibir en efectivo y especies y a dar en consejos y espiritualidad.

     

    Ana Botella y los “Legionarios”

    En su libro "La confesión. Las extrañas andanzas de Marcial Maciel y otros misterios de la Legión de Cristo", el periodista Jesús Rodríguez explica el importante papel que desempeñó la señora de Aznar para ayudar a que se implantara en España la congregación ultraconservadora “Los Legionarios de Cristo”.

    Aunque Ana Botella dijera en una entrevista para Vanity Fair: “Jamás he pertenecido, ni pertenezco, ni perteneceré, a los Legionarios de Cristo ¡Jamás! ¡Nunca!”, su hermana Macarena Botella era entonces la directora de relaciones institucionales de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid (puesta en marcha por la Legión) y la esposa del ex-ministro Acebes y amiga de la de Aznar era la directora de la carrera de Enfermería en esa misma Universidad. ¿A santo de que una negación tan plagada de exclamaciones (¡Jamás! ¡Nunca!”) para desvincularse de una organización religiosa? ¿Por qué necesitaba la señora Botella eludir con tanta energía una posible relación con los Legionarios? ¿Por qué negar lo obvio es una costumbre tan arraigada en el ámbito políco?

     

    Marcial Maciel

    Sería bueno recordar que la Legión de Cristo propugna unas postulados (no al aborto, no al matrimonio homosexual, no a la investigación con células madre) que en incontables ocasiones han impulsado a los dirigentes populares a promover manifestaciones y a movilizar masas en contra de la izquierda y de todo aquél que no piense como dicta la Santa Iglesia Católica.

    Recordemos también que la imagen de la congregación de los legionarios se vio seriamente dañada cuando, a finales de los años noventa, se conocieron los abusos sexuales y escándalos económicos perpetrados por su fundador, el fallecido Marcial Maciel, de quién se ha sabido tuvo una hija española y se descubrieron quejas contra él por abusos ya desde los años cuarenta.

     

     

    Ana Botella y Sarah Palin

    Recuerdo que hace poco mas de un año, en la misma entrevista en la que Ana Botella dijo ¡Jamás! ¡Nunca!”, le preguntaron por los posibles paralelismos entre ella y los referentes femeninos de la política internacional y, sin que nadie hubiera mencionado nombre alguno, la esposa de Aznar se apresuró a responder: “No me veo como Sarah Palin. Y, como Hillary Clinton, tampoco”.

    Tras leer aquello, un servidor de ustedes pensó cuan grande sería el ridículo que haría si alguien me preguntara por mi novela “El Legado de un Titán”  (que aprovecho para promocionar siendo que éste es mi blog) y yo le respondiera raudo y veloz: “No me veo como Dan Brown. Y tampoco como Stieg Larsson”. Sin duda quedaría como un presuntuoso petulante y, en el mejor de los casos, como un completo imbécil.

     

    Colofón

    Poco después de aquella entrevista en Vanity Fair realizada en marzo de 2011 por David lópez, se publicó en  La Vanguardia un artículo de mi admirado Quim Monzó en el que, a colación de la autocomparación de la Botella con Sarah Palin, Quim enfatizó en el hecho de que la Gobernadora de Alaska hubiera inspirado el rodaje de una película porno con una actriz muy parecida a ella mientras que a nadie se le hubiera ocurrido, hasta el momento, hacer algo similar con Ana Botella como referente.  

    Igual va y resulta que los legionarios son más recatados que su fundador y por eso no hay película. Vaya usted a saber. De todos modos, ni lo sé, ni me importa cuando de pronto hay algo que me inquieta realmente: ¿Por qué si iba a escribir de los impuestos que no paga la Iglesia, he terminado “hablando de mi libro” y hasta de películas porno?

    Resulta extraño ¿verdad?

    <!--EndFragment-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook