Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 26
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    IVAM: PROHIBIDO AMAMANTAR A LOS BEBÉS

     

    Una jefa de sala del IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) y una vigilante de seguridad exigieron a una mujer que abandonara la exposición que visitaba acompañada por su familia. El motivo: haber dado de mamar a su hijo contraviniendo la normativa de que  «no se puede comer ni beber en la sala». Como alternativa, se le ofreció a la increpada la opción de que amamantara a su hijo en los servicios –solución inadmisible que fue rechazada por la madre–, poniéndose en evidencia la realidad de que el IVAM incumple el derecho del niño como a disponer de salas de lactancia, habituales en tantos museos allende nuestras fronteras (aunque la normativas se incumplan como queda patente en el pié de foto que ilustra este artículo).

    Respaldada por la Asociación de Lactancia en Libertad, la madre  cursó una queja al museo valenciano y la respuesta, sorprendentemente, fue inmediata y favorable ya que la dirección del IVAM reconoció que la funcionaria «aplicó restrictiva e inadecuadamente la norma que prohíbe comer y beber en las salas […] y se ha dado instrucciones para que tal medida no se aplique en los supuestos de lactancia por respeto a los derechos del lactante».

    Aun reconociendo, y aplaudiendo, la actuación rápida y resolutiva por parte del IVAM, es denunciable que dicho museo –y tantos otros establecimiento públicos y privados– no cuente con una sala de lactancia donde pueda alimentarse a los bebés y realizar en condiciones higiénicas los necesarios cambios de pañales.

    A diferencia de otros países, es lamentable que en España no exista una reglamentación ad hoc sobre lactancia y quede al arbitrio de los establecimientos (y su derecho de admisión) la permisividad de amamantar a un bebé. Países como EEUU, Reino Unido y Australia disponen de leyes que regulan la lactancia y que los propietarios de establecimientos privados y las instituciones públicas deben cumplir en base al derecho que asiste a una madre a amamantar a su bebé y a un niño a ser atendido en sus necesidades básicas.

    Alberto Soler Montagud

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook