Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 24
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿LLAMAMOS A ELIOT NESS O A UN AUDITOR?

    No será útil, y aun menos creíble, hacer una auditoría (o dos, o tres, que más da) para descubrir si Bárcenas incurrió en un delito contable. Además, basarse en lo que pongan unos inmaculados libros que estarán más maquillados que la momia de Lenin  no es más que una pantomima que promueve la hilaridad.

    ¿A quien se le ocurre pensar que alguien en el PP, por muy cretino que sea, va a entregar a los auditores los libros de la ‘contabilidad B’, si es que estos existen? Por favor, seamos sensatos.

    Esto es una comedia y el resultado de las auditorias podría redactarse ahora mismo (en este mismo artículo con un poco de fantasía y buena voluntad) sin necesidad de llevarlas a cabo. 

    Insisto, la dirección del partido no facilitará el acceso a ninguna contabilidad que previamente no haya sido revisada y blanqueada a conciencia.

    Como dijo mi apreciado Antonio Miguel Carmona, con muy buen tino, la noche del sábado pasado en una exitosa tertulia televisiva: “esto no es tarea para auditores sino un trabajo para Eliot Ness”. 

     

    Y llevaba más razón que un santo.

    Porque la salvación del Partido Popular no depende de las auditorías anunciadas sino de lo venenosa y cantarina que pueda a ser la lengua de Luis Bárcenas, así como de las negociaciones y los pactos a las que el PP llegue con él, un ladino personaje que siempre se jactó de “grabar todas las conversaciones, tanto lo de dentro como lo de fuera del partido” así como de llevar durante décadas una escrupulosa contabilidad de la que, es de suponer, guardará libros y apuntes a buen recaudo.

    Y esto no ha hecho más que comenzar.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook