Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 08
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Margallo actor en el film 'Casablanca'

    ¡Qué escándalo, que escándalo!

    ¡Hay contrabando de tabaco en Gibraltar!

    El Gobierno de España ha decidido incrementar los controles en la frontera con Gibraltar al sospechar –de repente–  un aumento en la entrada ilegal de tabaco a nuestro país.

    El ministro de Exteriores García-Margallo ha aplicado una política de “hechos consumados” y se ha sentido en la necesidad de hacer cumplir “la legislación española y comunitaria en materia de lucha contra el contrabando, el fraude fiscal y la protección del medioambiente”.

    El comportamiento de Margallo recuerda (en versión patética) aquella escena de la película Casablanca cuando el capitán Renault se ve forzado a clausurar el local de Rick –donde el mismo juega al póker todos los días– con la hipócrita excusa de: “Qué escándalo, qué escándalo, he descubierto que en este local se juega”.

     

    “Se acabó el recreo, Rick”

    Menos cinematográfica y con mucho menos clase ha sido la chulesca frase proferida por el inepto ministro español al decir, en plan patriota y pendenciero (portada de ABC por cierto) que “con Gribaltar se ha acabado el recreo de la época de Moratinos”.

    Y si de paso se corre una tupida y estúpida (por ser estúpidamente evidente la intención) cortina de humo, mejor que mejor aunque la jugada de ¡Gibraltar español! Sea sólo un balón de oxígeno aplicado a un moribundo.

     

    “Cortina de humo”

    Recordemos que en política, una cortina de humo es una distracción dirigida a encubrir una acción puesta en marcha por el poder para desviar la atención ciudadana y ocultar sus verdaderas intenciones.

    Viene esto a colación de que, tras varios meses de conflictividad fronteriza entre España y Gibraltar (por el trabajo de pesqueros españoles en unas aguas que el Gobierno del Peñón consideran suyas) y tras un vertido de bloques de hormigón para que estos barcos no puedan faenar, el Gobierno español se ha dado cuenta –de pronto– de que hay contrabando de tabaco en la frontera de La Línea de la Concepción y ha decidido obrar en consecuencia con una contundencia de cruzada patriótica.

    Se extiende así una inmensa cortina de humo que no conseguirá devolver el prestigio a un Gobierno (el de Rajoy) que atraviesa su momento mas crítico de impopularidad ni aportará credibilidad alguna a un pusilánime presidente que intercambiaba mensajitos (“Luis, sé fuerte. Hacemos lo que podemos, Mañana te llamaré. Un abrazo”) con un delincuente encarcelado aun sabiendo que éste atesoraba cuentas millonarias no justificadas en Suiza.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook