Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 01
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mónica Oltra Carmen Monton Consellera Sanitat

    Mònica Oltra arremete contra Carmen Montón

     

    EL MARIDO DE CARMEN MONTÓN RENUNCIA A SU CARGO DE GERENTE EN EGEVASA

    La renuncia Alberto Hernández Campa, marido de la consellera de Sanitat valenciana Carmen Montón, habría sido innecesaria si, de entrada, no hubiera aceptado el cargo de gerente de Egevasa por más que la oferta se le hiciera por sus méritos y no por los motivos que se han dejado entrever. 

    Es obvio que nadie aconsejó bien a Carmen Montón ni a su marido, pues era previsible que algo así sucediera (la campaña de ataque a la honorabilidad de la consellera) teniendo en cuenta el revanchismo que flota en el ambiente de la derecha valenciana tras perder la elecciones, motivo por el que una simple renuncia a tomar posesión de la gerencia podrá parecer insuficiente para muchos, tanto que sería conveniente que Egevasa y los máximos responsables del tripartito que dieron via libre al nombramiento, fundamentaran debidamente los detalles de tal designación (candidatos que se barajaron, méritos que se valoraron, datos clave que decidieron la idoneidad del candidato...) para acallar definitivamente todo tipo de rumores.


    En cualquier caso, destaquemos que si bien es plausible el gesto de la dimisión de Hernández Campa, aun más es censurable que Mònica Oltra haya avivado el fuego de la campaña de desacreditación puesta en marcha contra la consellera Montón, máxime cuando Compromís dio en su día el visto bueno a la oferta de la gerencia a su marido.

    Dos cosas parecen quedar claras, al menos por ahora, en este asunto.

    La primera es que la actitud de Oltra no parece ser trigo limpio y presagia nuevos ataques que puedan afectar al frágil equilibrio que ha permitido que Puig presida la Generalitat.

    La segunda es la consideración de que, irremediablemente, ser familia o pareja de un político impone servidumbres, muchas veces injustas aunque necesarias para salvaguardar su honorabilidad.

    Habrá que quedar a la espera mientras pasa el tiempo y evolucionan los acontencimientos.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook