Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 20
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MORALEJA DE JUANITO Y LA PELOTA

    Tras romper un cristal con una pelota, un niño fue reñido por su padre quien varias veces le había prohibido jugar al balón sin su consentimiento. 

    Sin embargo, Juanito siempre hacía lo que le daba la "real" gana y jugaba cuando no lo veían creyéndose inmune al castigo porque era "el rey de la casa".

    Pero en esta ocasión, Juanito  fue cogido con las manos en la masa, una "fractura" del cristal de una ventana del salón fue la consecuencia y su padre se preguntó:  ¿CUANTAS VECES LO HABRÁ HECHO JUANITO SIN QUE YO LE VEA?

     

    - No está bien lo que has hecho Juanito. ¿A que juegas? ¿Quien te crees que eres? - dijo enfadado el padre.

    - Lo siento mucho papá, me he equivocado. No volverá a ocurrir. Perdóname - respondió Juanito sintiéndose forzado a componer un gesto compungido y con temor a dejar de ser el "rey de su casa" que todos le habían hecho creer.

    - Vale Juanito, acepto tus disculpas –dijo el padre acariciando la cabecita a su hijo y revolviendo juguetonamente los rubios rizos de la nuca-. Te perdono. Pero como no sé si tu tristeza es debida a haber sido cogido en falta y no por el remordimiento de haber hecho algo indebido, he decidido QUITARTE LA PELOTA para que aprendas bien la lección. Aunque pedir perdón te honra, sepas que no te exime de culpa y es por eso no te librarás de las consecuencias de tu irresponsabilidad. En el futuro me lo agradecerás y hoy todos saldremos ganando en nuestra casa.

     

    MORALEJA

     

    Esta metáfora deberían tenerla en cuenta aquellos que se creen investidos de una supuesta impunidad para actuar a su antojo y sobre todo quienes exhortan a los demás a «observar un comportamiento adecuado, ejemplar» que ellos no saben o no quieren cumplir.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook