Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 19
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PABLO IGLESIAS LES PONE MUY NERVIOSOS

    Leo que Alberto Garzón apuesta por una convergencia con “partidos y plataformas que defiendan el fin del bipartidismo y la participación del pueblo en un nuevo proceso constituyente”, para añadir a continuación que 'estamos abiertos al diálogo con Podemos para alcanzar el objetivo de una nueva Constitución', declaraciones a las que se suma Cayo Lara quien insiste en la “necesidad de construir un estado social republicano, federalista y laico”. Cierro el periódico, sonrío con malicia y lo primero que me viene a la cabeza es lo nerviosos  se van a poner algunos cuando esto aun no ha hecho mas que empezar.

    Ignoro que pasará con Podemos de aquí a uno o dos años. Hoy por hoy considero impredecible hacer un pronóstico, pero lo que está bien claro es que quienes, por ahora, no tienen más argumentos que vapulear a Pablo Iglesias, deberán hacer algo de cara a las próximas elecciones generales, habida cuenta de que su modus operandi en la política española ha resultado nefasto, tal vez no para ellos y su bienestar personal y laboral, pero sí para la sociedad e incluso para su propio futuro en la política que, de pronto, se les ha vuelto incierto.

    Personalmente sigo sin pronunciarme sobre un partido –Podemos– que aun está en pañales; no he caído en la tentación de votarles en las europeas; no soy marxista, populista ni bolivariano (aunque me da la risa tonta cuando ciertos sectores sólo saben recurrir a estas incriminaciones para desacreditar a la nueva formación), pero reconozco que comparto muchas de las reivindicaciones de Podemos, aunque haya otras con las que no comulgo.

    Reconozco que, aunque no me gustaría ver a Pablo Iglesias como presidente de Gobierno –al menos, es lo que ahora pienso–, su presencia en el panorama político me resulta grata por su capacidad para poner nerviosos a quienes se han sentido seguros con y en el bipartidismo. Me gusta Podemos porque ejerce de Pepito Grillo a la perfección y sus militantes son unos excelentes agitadores de conciencias que actúan como despertadores de los desencantados que se han quedado dormidos en la abstención y han sabido aportar una pizca de ilusión a quienes, estando hartos de mentiras e incumplimientos, creían que esto no tenndría más remedio que seguir aguantando la alternancia de poder de dos formaciones mayoritarias en las que muchos de sus prebostes –no todos, por Dios– se sienten tan cómodos en el Gobierno como cuando les toca ser oposición.

    Podría gritar aquello de "el bipartidismo ha muerto, viva la democracia", pero no quiero parecer un hortera triunfalista y neoconverso.
    Además, ya vemos lo que opino dentro de unos meses.

    Por ahora, seguiré atento a la evolución –impredecible por más y no exenta de riesgos, tal vez– de Podemos.

    Alberto Soler Montagud

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook