Blog 
ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO
RSS - Blog de Alberto Soler Montagud

El autor

Blog ERGO IPSO FACTO COLUMBO OREO - Alberto Soler Montagud

Alberto Soler Montagud

Apasionado por la música. Soy un ferviente mahleriano aunque también un enamorado del jazz clásico que no renuncia a otras músicas siempre que lleguen a emocionarme. Me gusta tanto leer como escribir y a veces hasta crear una singular obra gráfica de la que he hecho varias exposiciones. En octubre d...

Sobre este blog de Comunitat

Este blog nace para que afloren algunas de mis inquietudes y mantiene una ventana abierta para que los seguidores plasmen libremente las suyas.


Archivo

  • 16
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PURGAS EN RTVE Y ARTE DEGENERADO

     

     

     
     
     
    En aplicación de la ‘reforma espiritual’ con que la ‘nueva’ RTVE quiere unificar criterios ideológicos y uniformar a los responsables de los programas (o al menos atarlos bien corto),la última víctima de las ansias de pureza del ente ha sido “Carne Cruda”, un producto radiofónico realizado desde la calidad técnica y una independencia incómoda para los adictos al conservadurismo. El hasta ahora director y presentador de “Carne Cruda”, el periodista Javier Gallego, se ha lamentado de que el recién nombrado director de laRadio 3Tomás Fernando Flores, le mintiera al prometerle a lo largo de este este verano que el programa continuaría la próxima temporada.
     
     
    "Un programa muy caro" (con un presentador mileurista)
     
    El colmo de la desfachatez y las mentiras de los gerifaltes del PP rebasó todos los límites cuando los responsables de la nueva Radio 3 argumentaron que el programa “Carne Cruda” se suprimía porque "salía muy caro".  Una triste excusa que insulta a la inteligencia ajena y se convierte en una prepotente provocación.
     
    Javier Gallego no ha querido guardar silencio y ha declarado que él cobraba "alrededor de 1400 euros mensuales limpios después de pagar Seguridad Social, IRPF, el impuesto de sociedades y el resto de gastos de la empresa que tuve que constituir por exigencia de Radio Nacional”. Además, el periodista añadió que muchos de sus colaboradores contribuían desinteresadamente o cobraban la cantidad simbólica de 50 euros por programa después de haber trabajado gratis las dos primeras temporadas". 
     
    Javier Gallego se despachó a gusto en su blog (Radio 3 no le permitió siquiera despedirse de su audiencia) diciendo que el verdadero motivo de la supresión de su programa era porque en “Carne Cruda”  “se hacía una carnicería radiofónica en la que convertíamos en picadillo a la realidad social". "No han ocultado que les estorbaban periodistas que pueden ponerles en tela de juicio, como Ana Pastor, Toni Garrido o Juan Ramón Lucas, a los que han despedido cuando mas éxito tenían sus respectivos programas. Para ellos, mi respeto y admiración porque han caído por una causa digna y que los periodistas debemos dignificar: hacer periodismo. Lo dije cuando el Gobierno decidió tomar el control de la radio televisión pública gracias a su mayoría absoluta: 'Venceréis, pero no convenceréis' como afirmó Unamuno".

     
     
     
    ¿Llegarán las purgas a Radio Clásica?
     
    Puestos a preocuparse, como amante apasionado de la música clásica, me inquieta que este cúmulo de purgas y ceses que tan tranquilos deben estar dejando a los nuevos directivos del ente público,  repercuta de algún modo en mi querida emisora Radio Clásica
     
    ¿Serán capaces los censores del PP de intuir algún peligro en la radiodifusión de una maravillosa música que no aporta mas que alimento espiritual?
     
     
     



    Arte degenerado  ('Entartete Kunst')  
     
    Me viene a la mente la etiqueta que el gobierno de la Alemania Nazi aplicó durante los años 30 y 40 del pasado siglo a determinadas formas de música que el nazismo consideró perniciosas o decadentes. La preocupación por la pureza de cualquier manifestación artística era tal que el gobierno nacional-socialista promovió una campaña contra todo lo que consideraron “arte degenerado” ('Entartete Kunst') que es como los nazis calificaron a las obras de ciertos artistas que bien pertenecían a una etnia indigna como la judía o bien eran puros de raza pero críticos con el Régimen Nazi. En ambos casos, las autoridades hicieron los imposible por aislarlos, desacreditarlos o prohibirles sus obras.
     
     
     
     
     
     
    Afortunadamente, vivimos en el siglo XXI y la democracia está atenta ante cualquier aberración que pueda surgir de una mente enferma. Pero, imagínese el lector por un momento que a alguien le patinan las neuronas y al amparo de una mayoría absoluta mal entendida, su retorcida mente le impele prohibir la emisión de la música de Felix Mendelssohn, Gustav Mahler, Leonard Bernstein, Arnold Schoenberg, Giacomo Meyerbeer, Jerome David Kern, Irving Berlin, Darius Milhaud, George Gershwin, Aaron Copland y tantos otros músicos, todos ellos judíos.


    Esto es de locos
     
    Reconozco que lo que acabo de exponer no es mas que una boutade que parece mas la elucubración de un paranoico que no la de una mente sana. Pero es tanto lo que está sucediendo y son tantas las medidas que se están aplicando en una oposición frontal al dictado de la razón, que cualquiera, por muy cuerdo que se crea (yo por ejemplo), es susceptible de sucumbir ante las sensaciones angustiantes que le llegan de todos lados y acabar sufriendo delirios como el de ser perseguido por fuerzas que intenten controlar hasta la música que tiene que escuchar.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook