Blog 
Experts Training
RSS - Blog de Agustin Burgos Baena

El autor

Blog Experts Training - Agustin Burgos Baena

Agustin Burgos Baena

Doctor en Administración y Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros.

Sobre este blog de Castelló

Blog dedicado al análisis económico, bursátil y empresarial.


Intereses

Análisis bursátil

Economía

Recursos Humanos

Marketing

Informática

Archivo

  • 11
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Trading Inversión

    La asimetría de las decisiones en el trading

    “El hombre no puede descubrir nuevos océanos a menos que tenga el coraje de perder de vista la costa.” (André Gide)

    En 1979, Kahneman y Tversky realizaron un experimento en el que se daba a los participantes la posibilidad de escoger entre dos opciones de inversión. La primera consistía en perder de forma segura la cantidad de 7.500$, mientras que la segunda incluía la posibilidad de perder 10.000$ con un 75% de probabilidades y un 25% de no perder nada. Sorprendentemente la mayoría de los participantes eligieron la segunda opción cuando con una simple formula estadística se pierde de media exactamente lo mismo. A priori no debía de haber existido grandes diferencias entre elegir una opción u otra pero la mayoría eligió la opción que le permitiera la posibilidad de evitar la pérdida.

    Se realizó un segundo experimento con los mismos participantes, donde se daba la posibilidad de elegir entre otras dos opciones. La opción A daba a los sujetos 3.000$ de forma segura mientras que la opción B le permitía participar en un juego en el que tenía un 75% de posibilidades de ganar 4.000$ y un 25% de perderlo todo. En esta ocasión la mayoría de los asistentes prefirieron la opción más segura en lugar de arriesgarse para ganar más dinero. Nuevamente la esperanza matemática de ambas opciones arroja la misma ganancia por lo que Kahneman y Tversky  no comprendían tales resultados.

    En el primer caso preferían la opción más arriesgada y en el segundo caso la opción más segura.  Según sus explicaciones, el cerebro humano intenta permanentemente evitar la pérdida, para lo cual produce una asimetría en la toma de decisiones dependiendo si estas implican la posibilidad de pérdida o de ganancia. Cuando primamos las ganancias pensamos en “más vale pájaro en mano que cientos volando” pero cuando hablamos de perdidas nos agarramos a cualquier posibilidad por remota que sea que nos haga evitar la pérdida. ¿Comprendéis porque es tan peligrosa esta asimetría en el trading?

    Veo a diario trader incluso profesionales que se dejan llevar por este error cognitivo una y otra vez. Operaciones intradiarias que se dejan pendientes de cerrar convirtiéndose en operaciones largo placista con la esperanza de que algún día no lleguen a materializarse.

    Querer vivir del trading y no estar dispuesto a perder es incompatible. Hay  muchísimas personas encerradas en este dilema, personas que me comentan que no pueden darse el lujo de tener otra perdida. Hacen trading intentando evitarlo y sin darse cuenta con esta actitud empeoran los resultados. Cuando aprendes a perder, te aseguro que no pierdes tanto. Las pérdidas en el trading deben ser naturales, no podemos tener grabado en nuestros genes que perder es malo. Muchas de estas personas equiparan las pérdidas con ser un perdedor. Con no haber entendido el método o pensar que hay que seguir optimizándolo. Esto les frustra, les deprime, los pone ansiosos, y sin darse cuenta interfiere en su nueva toma de decisiones. Cuando el trader está más centrado en el dinero que le queda en su cartera que en el mercado, lo más seguro es que las siguientes operaciones también sean perdedoras. Cuando las cosas van mal todavía pueden ponerse peor.

    No debe preocuparle demasiado si pierde o no, debe preocuparle que esa pérdida sea tal y como usted plasmo al principio en su papel. Así podrá asumirlo como natural y no generara una minusvalía demasiado importante. Jesse Livermoredecía: Perder dinero es el menor de mis problemas. Una pérdida no me preocupa después de asumirla. Me olvido de ella de un día para otro. Lo que me quita el sueño es no “tomar la pérdida” que es lo que daña seriamente el bolsillo.

    Buen trading amigos!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook