Blog 
Filopolítica en Levante EMV
RSS - Blog de Fernando Ntutumu Sanchis

El autor

Blog Filopolítica en Levante EMV - Fernando Ntutumu Sanchis

Fernando Ntutumu Sanchis

Politólogo y filósofo político. Más en: http://about.me/ntutumu

Sobre este blog de Internacional

¿Qué es #Filopolítica?: http://ntutumu.wordpress.com/que-es-filopolitica/


Archivo

  • 08
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    RTVV: la red que sustentaba el sistema

    Inicialmente publicado en: http://cienciapoliticaydivulgacion.blogspot.nl/2013/12/rtvv-la-red-que-sustentaba-el-sistema.html

     

     El pasado 29 de noviembre, posiblemente no significara el fin de la democracia en la Comunidad Valenciana pero objetivamente quedó muy tocada. A partir de ese día vamos a poder seguir caminando por las calles sintiéndonos igual de seguros. Mercadona seguirá ahí, Les Corts Valencianes no han sido asaltadas por ningún grupo militar en busca de instaurar la dictadura pero la democracia en la Comunitat queda tocada ¿Por qué?

     
    Es muy dudoso que este sea el fin de la televisión pública en la Comunidad Valenciana (dudo que nadie sostenga un diagnóstico contrario). De hecho, la oposición ya se ha movilizado diciendo que #RTVVTornarà(#RTVVNoEsTanca) y este sábado se han presenciado movilizaciones en la Comunidad en favor de la televisión pública; además, la propia noche del 29N, siendo ya de madrugada, decenas de personas se congregaron ante los estudios de Canal 9 para defender lo que reclamaban como derecho. Canal 9 y, en general los medios de comunicación públicos valencianos han sido reconocidos por su manipulación (Telemadrid es otro ejemplo). De hecho, trabajadores de la casa, tras conocer la Ley 4/2013 de la Generalitat Valenciana han ido confesando las presiones a las que se veían sometidos y las manipulaciones informativas que se veían obligados a hacer. Se les presionaba pero algunos les criticarán que por una supuesta falta de ética. Queda a gusto de la lectora la conclusión ante esto.
         
           Nadie sabe  cuánto tardará en volver una televisión pública a la Comunidad Valenciana. La oposición dice que esto sucederá tras las próximas elecciones (veremos si el Presupuesto permite). Además, se ha empezado a movilizar más intensivamente para reclamar #EleccionsJa. El cierre de Canal 9 es un evento triplemente provocador de movilización social ya que, por un lado, provoca la reacción de los más fervientes defensores de la llengua valenciana (de izquierdas y de derechas) y, por otro lado, al sector defensor de ‘lo público’ (que caracteriza este suceso como un atentado contra la democracia). Además, se produce lo que yo considero la clave en este puzle: acaba con una inmensa red de ‘favores’. A principios de año, ya se produjeron despidos masivos, ahora Canal 9 deja listos para sentencia a otros casi dos mil trabajadores. Los números no son tan importantes aquí, lo esencial es llamar la atención que hay un cambio cualitativo.
     
           Cuántos trabajadores se han ido a la calle no es lo importante, todos y cada uno de los y las despedidas con este proceso de cierre de RTVV son importantes; no obstante, lo que sí quiero destacar es el escenario creado. Un contexto en el que nos debemos cuestionar qué pasará ahora: ¿Volverán a votar al Partido Popular?; ¿y sus familiares? Evidentemente, muchos de los que trabajaban en Canal 9 podrían ser fervientes luchadores de izquierda y trabajar, como todos lo hacemos, por necesidad. Otros (votantes del PP) hasta ahora habían apoyado al Gobierno popular por convicción pero ¿qué pasará ahora por sus mentes a la hora de votar? Por último, ¿qué hay de los indecisos? Por definición, no votaban por convicción ideológica pero ellos y, posiblemente familiares y/o amigos lo hacían por conveniencia ya que eran conscientes de que éste gobierno les daba trabajo. Pero eso acabó.
     
     
           Como en toda actividad caciquil, las redes de favores son fundamentales; son lo que mantiene el sistema.Si rompes la red, rompes el sistema; RTVV formaba una gran parte de esa red, luego el sistema quedará tocado. Los más optimistas piden elecciones ya y se ven gobernando (tal vez no se equivoquen). Por el contrario, los más pesimistas (y esto sucede también a nivel estatal) lamentan las recientes estadísticas que siguen dando como mayor fuerza al Partido Popular y ven imposible quitarle el ‘feudo’ al PP. Pues bien, el momento pude haber llegado; aunque no nos equivoquemos: si la izquierda (en solitario o en coalición) gana las próximas elecciones no será porque sea un sacrilegio acabar con un medio de comunicación pública, lo hará porque ha acabado con la tela que sistema el sistema que hasta el momento parecía indestructible. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook