Blog 
¿Hay vida en Marte?
RSS - Blog de Jorge Fauró

El autor

Blog ¿Hay vida en Marte? - Jorge Fauró

Jorge Fauró

Jorge Fauró nació en Madrid en 1966. Es periodista. Subdirector de INFORMACIÓN

Sobre este blog de Cultura

Acordes y desacuerdos y otros cantos de sirena.



Archivo

  • 19
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La ascensión y caída del glam rock

    La ascensión y caída del glam rock

    Mott the Hoople, con el fallecido Dale Griffin (segundo por la izquierda), en 1973

     

    La muerte de David Bowie el pasado 10 de enero y el fallecimiento una semana después de Dale “Buffin” Griffin, el batería de Mott the Hoople, la banda a la que el autor de Ziggy Stardust compuso y cedió en 1972 lo que para muchos acabó convirtiéndose en el himno de la era glam (desde 1971 hasta que languideció en la segunda mitad de esa misma década), han vuelto a poner el foco sobre un género que jamás habría pasado a la historia de no ser porque sus ilustres protagonistas decidieron durante un par de años publicar algunas de las obras maestras del rock and roll.

     

    Al carro del glam se subieron un buen hatajo de mediocres que pensaron que una vez que Bowie y Marc Bolan cambiaron de registro el movimiento perduraría. Algo quedó de todo aquello, pero hacía falta algo más que plumas, lentejuelas, maquillaje y botas de plataforma para que la legión de artistas británicos que se apuntaron al glam pasaran a la historia. Veinte años después de la muerte de Bolan, bandas como Placebo o Suede reivindicaron con éxito aquella época sin vestirse de urraca.

     

    El glam está de luto. Ha perdido en una semana al maestro y poco después a un miembro fundador de una de las pocas bandas que salvaron los muebles de toda aquella alharaca de rímmel y camisas centelleantes. No conviene entretenernos en Mott the Hoople, una banda aceptable que en 1972 ya estaba en caída libre después de cuatro elepés. Se disolvieron, pero el empeño de un admirador llevó a éste a apartar una de la canciones que iban a formar parte de su disco de ese año y cederla a la banda, que volvió a juntarse. El admirador les regaló la pieza, tocó la guitarra durante la grabación e hizo los coros. Aquel fan incondicional se llamaba David Bowie, la canción era All the young dudes y el álbum del que se retiró se titulaba The rise and fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. Fue un éxito rotundo para Mott the Hoople, que continuó unos años más hasta que su líder Ian Hunter, decidió tomar las de Villadiego. El batería hizo carrera como productor de John Peel en la BBC y ha fallecido esta semana. Dale Griffin, descanse en paz.

     

     

    ¿Qué es el glam rock? Musicalmente, son canciones de tres a cuatro minutos, guitarras muy afiladas, reminiscencias del boogie woogie norteamericano de los años 40, reivindicación del rock and roll (la cantidad de composiciones que llevan estas tres palabras en su título supera con mucho a otros géneros), estribillos potentes y pegadizos y coros que causa cierto sonrojo escucharlos ahora (fijaos en la relación de canciones con que acaba este artículo, la mayoría de sus estribillos descansan sobre un coro de ahhhhh ahhhhhh y lalalalalala lalalalalala, resucitado décadas después por Suede).

     

    Pero el glam, sobre todo, era estético, visual y escandaloso. Chaquetas brillantes, trajes imposibles, pantalones ajustados que hacen daño a la vista, peinados como para llevar al peluquero ante un consejo de guerra, plumas, pailletes y botas de tamaño kilométrico de colores chillones. Visto 40 años después, el vestuario oficial del glam puede parecer ridículo, salvo que hablemos de Bowie. La diferencia descansa en que a éste último le vestía Kansai Yamamoto y a Gary Glitter los encargados de vestuario del Top of the Pops siguiendo instrucciones del cantante.

     

     

    Si All the young dudes se convirtió en el himno de aquellos años y Ziggy Stardust en el disco de cabecera del glam, la paternidad de la cosa debe atribuirse a Marc Bolan (que no a Bowie), un compositor genial, excelente cantante, gran guitarrista y con una capacidad para crear joyas musicales que sólo se vio truncada por su prematura muerte en accidente de tráfico en 1977.

     

    Marc Bolan (nacido Marc Feld en Londres, 1947) no sólo es autor de grandes himnos glam, sino que su influencia sobrepasa los límites del género y tiene un nombre propio en la historia del rock. De no haber muerto tan joven, habría sido interesante observar su carrera en paralelo con Bowie (ambos eran amigos desde los 60), porque Bolan era mejor músico que el Duque, aunque carecía de su visión del negocio y del manejo del marketing.

     

    Creador de Tyrannosaurus Rex a finales de la década de 1960, rebautizó a la banda como T. Rex, y a esta época pertenecen canciones eternas como Telegram Sam, Get it on, Spaceball Ricochet, Children of the revolution, Jeepster, Born to boogie o Ballrooms of Mars. Entre 1968 y 1977 publicó 12 álbumes (a partir del cuarto, como T.Rex).

     

     

    Marc Bolan, al igual que Bowie, había superado la era glam cuatro años antes de su muerte. Otros que por necesidad o por acompañar a los tiempos se habían apuntado a la fiesta también lo hicieron. Entre los primeros, abandonado a su suerte en 1972, Lou Reed cayó en manos de Bowie ese año y grabó Transformer. Producido y con la colaboración musical del autor de Aladdin Sane, aquel álbum de Reed incluye gemas como Walk on the wild side, Perfect day o Satellite of love (los coros de Bowie son absolutamente de la época). El poeta de Nueva York tuvo el empujón que su carrera necesitaba y una vez que voló en solitario demostró todo su talento.

     

    Algo parecido ocurrió con Roxy Music, Queen o Elton John. Los Roxy de Brian Eno, Phil Manzanera y Bryan Ferry, popularizados al rebufo del glam, explotaron su valía cuando entendieron que el movimiento no tenía más recorrido. Con Queen ocurrió lo mismo. Más cerca en sus inicios del rock progresivo que del histrionismo de Gary Glitter, dejaron lo mejor de sí para cuando concluyó aquella época.

     

    El glam murió con Bolan y con la eclosión punk del 77, que devoró casi todo lo anterior. Traspasó fronteras (New York Dolls, Alice Cooper) y en Estados Unidos se reconvirtió en glam metal (los primeros Bon Jovi, Mötley Crue, Poison...). El brit pop lo reivindicó con Suede en los 90 y con Placebo en ese mismo decenio. Algunos intentos de resurrección, armario ropero incluido, no tuvieron tanta suerte, caso de The Darkness.

     

    En el camino se quedaron todos los demás: Sweet, Mud, Slade, Suzi Quatro, Steve Harley,... Gary Glitter acabó acusado de complicidad en abuso de menores junto a Jimmy Saville, el conductor de aquel Top of the Pops por el que todo el universo glam desfiló en los años 70.

     

     

    Bien documentado por Eduardo Haro Ibars, un adelantado a su tiempo que en 1974 se atrevió a escribir Gay Rock, el ensayo hispano del género, en España el glam se abanderó en los primeros años de la nueva ola (unos adelantados Burning, la Alaska de los 80, los Radio Futura del primer elepé con aquella versión de Ballrooms of Mars de T. Rex que titularon Divina, o Tino Casal), pero al rock patrio nunca le han gustado las veleidades.

     

    Sin renunciar a sus orígenes, el propio Bowie deslizó las viejas esencias del glam en su penúltimo elepé. Escuchad How does the grass grow, incluida en The next day, y regresaréis irremediablemente a 1972.

     

    GLAM ROCK – CANCIONERO INDISPENSABLE

    • T. Rex – Jeepster
    • T. Rex – Metal guru
    • T. Rex – Telegram Sam
    • T. Rex – Ballrooms of Mars
    • T. Rex – Children of the revolution
    • T. Rex - 20th century boy
    • T. Rex – Get it on
    • David Bowie – Queen bitch
    • David Bowie – Ziggy Stardust
    • David Bowie – Starman
    • David Bowie – Moonage daydream
    • David Bowie - Star
    • David Bowie – Hang onto yourself
    • David Bowie – Velvet goldmine
    • David Bowie – Holy holy
    • Roxy Music – Virginia plain
    • Roxy Music – Pyjamarama
    • Roxy Music – Do the strand
    • Slade – Cum on feel the noize
    • Slade – Coz I love you
    • Sweet – Ballroom Blitz
    • Sweet – Little Willy
    • Sweet – Block Buster!
    • Sweet – Fox on the run
    • Suzi Quatro – Can the can 
    • Mud – Tiger feet
    • Mud – DynaMite
    • Queen – The night comes down
    • Queen – Killer Queen
    • Elton John – Bennie and the Jets
    • Gary Glitter – I'm the leader of the gang
    • Gary Glitter – Rock and roll part 1
    • Gary Glitter – Rock and roll part 2
    • Mott the Hoople – All the young dudes
    • David Essex – Rock On
    • Steve Harley – Make me smile

     

    La ascensión y caída del glam rock

     

    La ascensión y caída del glam rock

     

     La ascensión y caída del glam rock

     

    La ascensión y caída del glam rock

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook