Blog 
¿Hay vida en Marte?
RSS - Blog de Jorge Fauró

El autor

Blog ¿Hay vida en Marte? - Jorge Fauró

Jorge Fauró

Jorge Fauró nació en Madrid en 1966. Es periodista. Subdirector de INFORMACIÓN

Sobre este blog de Cultura

Acordes y desacuerdos y otros cantos de sirena.



Archivo

  • 25
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los 10 mejores discos de 2014 para regalar en Navidad

    Si no has sabido qué regalar el día de Navidad, aquí tienes unas cuantas alternativas musicales para obsequiar a tus amigos y amigas hasta el Día de Reyes. Con cualquiera de ellos vas a quedar bien.

    1. Royal Blood - Royal Blood. La primera sorpresa del año que se acaba nos viene de Inglaterra. Son un dúo y conforman una poco habitual formación de bajo y batería. El cantante y bajista, Mike Kerr, utiliza tantos pedales y le saca tanto partido al instrumento que si cierras los ojos parece que estés escuchando a Jimmy Page. Fueron la sensación del Dcode 2014. Out of the black y Come on over son las cartas de presentación de este álbum de debú que te deja con la boca abierta.Te gustará si disfrutas con The Black Keys, Nirvana o bebes habitualmente de las fuentes de Led Zeppelin. Ojo, son la gran esperanza de cualquier bajista que quiera salirse del guión habitual de las cuatro cuerdas.

     

    2. Future Islands - Singles. Este disco es una bomba. Cada canción es un himno. Son un trío de Baltimore. Escuchas Seasons (Waiting on you) y te estarás preguntando durante un buen rato dónde estabas tú cuando salió este álbum. Tienen cierto deje ochentero, aunque Future Islands habrían brillado hace tres décadas entre tanto teclado de feria. Cuentan ya con cuatro elepés. Los veremos este año en España en el Bilbao BBK Live.

     

    3. The War on Drugs - Lost in a dream. La crítica española casi ha sido unánime al aclamar este álbum como el mejor disco de 2014. Dos chicos de Philadelphia, de nombres Adam Granduciel y Kurt Viel, fans de Bob Dylan, se juntan hace diez años y escriben canciones bonitas. En 2005 ya funcionan como The War on Drugs. Editan unos cuantos álbumes, Wagonwheels blues (2008), Barrel of batteries (2008), Future weather (2010), Slave ambient (2011) y este Lost in a dream (2014) que es una maravilla. Canciones para dejarse escuchar y disfrutarlas o tenerlas como música de fondo mientras haces cualquier otra cosa. Si estas navidades te vas de viaje, llévalo en el coche, el disco es perfecto para echar kilómetros sin que te des cuenta. Lo escucharás una vez y no vas a poder dejarlo de hacer una más, y otra y otra... Te gustará si te gusta Dylan, Arcade Fire o Manic Street Preachers.

     

    4. The Black Keys - Turn blue. Era difícil superar El Camino, su álbum de 2011. Este Turn blue, de hecho, no lo hace, aunque no por ello deja de estar entre lo mejor de 2014.  Dan Auerbach y Patrick Carney no aparcan del todo el blues rock comercial que les hizo convertirse en banda de grandes recintos, y en este disco experimentan con teclados y electrónica. Las líneas de guitarra continúan siendo marca de la casa.

     

    5. Kasabian - 48:13. El grupo preferido de los hooligans británicos. No supera a Velociraptor (2011), pero es tal la facilidad de Sergio Pizzorno y Tom Meighan para construir himnos de estadio, que es imposible no mover los pies cuando escuchas Bumblebee, Stevie, Glass o Treat. Volveremos a verlos en 2015 como cabezas de cartel de Low Festival de Benidorm, donde ofrecieron uno de los mejores conciertos que recuerda este evento.

     

    6. Beck - Morning phase. El güero no para de sorprendernos. Lejos están los tiempos de Loser (1994) o de aquella maravilla llamada Sexx laws (1999), pero un tipo que sigue teniendo algo que decir, diferente a lo anterior, cuando va por su décimosegundo álbum de estudio, merece estar en esta lista. Te gustará este disco si te gusta... Beck.

     

    7. Depeche Mode - Live in Berlin. Los álbumes en directo cada vez tienen menos interés. Si te gusta un grupo vas a YouTube y te lo encuentras tocando en el salón de casa de la abuela el Día de Acción de Gracias. Ocurre que los de Basildon ya no tienen nada que demostrar, pese a lo cual, sus grabaciones en vivo continúan siendo una referencia para cualquier banda nueva. En esta ocasión, Gahan y Gore nos ofrecen un concierto de la gira de Delta Machine (2013), décimotercer disco de la banda. A pesar de los años que llevan juntos, Depeche Mode siguen haciendo discos por encima de la media, o al menos singles que justifiquen la continuidad del trío. Welcome to my world constituye una perfecta canción de apertura. Y no engañan a nadie. Sus viejos éxitos, a los que suelen darle una vuelta de tuerca, suenan a banda madura y nunca parecen tocados de igual forma que en la gira anterior. Aunque ya tiene poco sentido que sigan defendiendo en directo Just can't get enough, se echan en falta algunos clásicos de la banda, como Everything counts o Blasphemous rumours. Con The Cure, son los últimos grandes de una época esplendorosa cuya música es eterna e intemporal. En este Live in Berlin, Depeche Mode no parecen de los 80, sino de anteayer mismo.

     

    8. Bunbury - Madrid, Área 51. De este directo puede decirse lo mismo que del anterior. El de Zaragoza pasa por ser uno de los músicos más honestos de España. A cada disco en estudio le sigue la gira y el álbum en vivo. Ninguna canción recuerda a la de la gira precedente. El maño se lo curra. En 2015 no hará actuaciones en vivo, ha asegurado. Por eso, este directo del Palosanto Tour merece escucharse reposadamente a partir de ahora y a lo largo de todo el año que viene, porque, salvo colaboraciones de última hora, es lo único fresquito que vamos a poder disfrutar de la única estrella del rock que tenemos en España.

     

    9. Real Estate - Atlas. Delicioso pop melancólico para disfrutar de un día de lluvia en invierno. Le encantará a tu chica y a tu chico. Otro disco perfecto para un viaje largo. Algunos críticos exigentes lo han puesto a caldo porque no es mejor que los anteriores, pero da la casualidad que Atlas es su álbum de este año. No te fíes de todo lo que te cuentan por ahí, incluido de lo que estás leyendo en este momento.

     

    10. Damon Albarn - Everyday robots. El de Blur debe de ser uno de los líderes del brit pop con más registros. Ha demostrado en solitario mucho más que cualquiera de los Gallagher (Oasis) o que Brett Anderson (Suede). Nos sorprendió con Gorillaz y ahora con este Everyday robots, donde se mete en la piel de un crooner y nos regala un puñado de canciones maravillosas. En directo, Albarn es el típico artista que escuchas mientras te vas a cenar durante un macrofestival de verano, salvo que te quedes a oír la primera canción. Entonces te atrapa y disfrutas hasta el final, y comprendes que hay vida después de Song 2.

     

    Bonus track. Led Zeppelin - Houses of the holy. Nadie sabe cuánto queda por sacar del archivo de Jimmy Page, pero por nosotros que siga publicando material. The song remains the same, The rain song o No quarter forman parte de nuetsra cultura. Si Page se empeña en rescatarnos esos clásicos como Dios los trajo al mundo, es decir, en versión demo, maqueta o como queramos llamarlo, y con mejor sonido, aquí estaremos para recibirlo con los oídos bien abiertos.

    Feliz Navidad y que los Reyes Magos sean generosos con vosotr@s.

     

    Síguelo en Facebook

    Sígueme en Twitter @jorgealaddin

    Sígueme en Instagram

    Escucha en Spotify la música de ¿Hay vida en Marte?. Haz clic aquí

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook