Blog 
¿Hay vida en Marte?
RSS - Blog de Jorge Fauró

El autor

Blog ¿Hay vida en Marte? - Jorge Fauró

Jorge Fauró

Jorge Fauró nació en Madrid en 1966. Es periodista. Subdirector de INFORMACIÓN

Sobre este blog de Cultura

Acordes y desacuerdos y otros cantos de sirena.



Archivo

  • 12
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Najwa Nimri ensaya en Alicante

    Najwa Nimri ensaya en Alicante

    Najwa Nimri se acercó el pasado sábado a Alicante. Se supone que a dar un concierto en el Colegio de Médicos / Palacio de Congresos para presentar El último primate, su reciente trabajo, en el que ha abandonado el inglés por el castellano. Se supone que vino a ofrecer una actuación, decía, aunque visto el resultado, en realidad se dio un garbeo con intención de ensayar la serie de bolos que tiene previstos a partir de 2011, algunos de ellos con Iván Ferreiro. Lo de ensayar no lo digo en tono despectivo. Si he de ser sincero, me divertí mucho, porque aparte de que me gustan las canciones de El último primate, se me cayó la imagen de esa Najwa fría y distante que interpreta en algunas de sus películas.

    Os lo aseguro: Najwa Nimri es una tía divertida. Que el cable del micro le juega una mala pasada y comienza a hacer esos ruidos tan molestos como de pedorreta, Najwa se queja al control: “Oiga, que este micro me está tiroteando”. Que encuentra el ambiente del Colegio de Médicos algo frío porque el público ve el concierto sentado, ella insiste: “¿Podrían ustedes quitar las butacas?” Que se topa con el cortinaje negro que separa el escenario de las bambalinas (?), Najwa bromea: “No hay nada detrás, pero ahora sale Shakira. Que echa un vistazo al set list y no le convence la siguiente canción, le espeta al chico de los sintetizadores: “Esta no me gusta. ¿Nos atrevemos con esta otra? ¿No os importa, verdad?”, pregunta al público. Simpática, Najwa.

    La cantante y actriz defendió los temas de su último trabajo acompañada de Iván Valdés a la guitarra y Raúl Santos a cargo de los sintetizadores, la caja de ritmos, la percusión y un recital completo de ruidos que, en ocasiones, taparon la susurrante voz de la pamplonica de ascendencia jordana. Y lo hizo tanto como se lo permitieron el sonido (lo más parecido a tocar desde el interior de una lata) y los fallos técnicos. Abrió la actuación con Siento el diablo en mí, la misma con que apertura El último primate. Sin concesiones a sus anteriores trabajos en inglés, ni con los que ha grabado en solitario ni los que registró con Carlos Jean, la Nimri descerrajó su último disco casi al completo junto a algún tema inédito. Sólo se permitió una interpretación casi a capella (con la guitarra muy en segundo plano) de Crime, la pieza más reconocible de su anterior trabajo, Till it breaks.

    Como si estuviera en el local de ensayo, ordenó a su “microbanda” repetir el inicio de algún tema al comprobar que no había enganchado bien con el tono de la pieza. Al cabo de poco más de hora y cuarto, el concierto se acabó y nos colamos en los camerinos, donde al autor de este post le firmó el garabato ese que ilustra la entrada. Y la verdad es que Najwa gana en las distancias cortas. Ante una veintena de fans se puso a contar detalles de su actual gira y algún proyecto cinematográfico; rogó a los presentes que no le sacaran fotos (besos, sí) porque luego las cuelgan en Facebook y sale con un careto de esos que no ayudan a que te llamen de Hollywood; e incluso preguntó si estaba presente un fan muy fan al que no conocía salvo por su nombre (Antón). Y mira por dónde, Antón estaba allí. ”¿Tú eres Antón? ¿Cuánto has pagado por la entrada?” Desde el fondo de la sala de reuniones del Colegio de Médicos, de la que cuelgan los retratos de todos aquellos ilustres galenos alicantinos que han hecho el juramento de Hipócrates a lo largo de la historia, Antón dijo: “Veinte euros”. Y llegó la Nimri y se los devolvió. La actuación no pasará a los anales del rock and roll, pero desde el sábado, Najwa Nimri me gusta más. Ni que decir tiene que llegué a casa y me puse a escuchar su cedé.
     

    Si quieres leer post anteriores de ¿Hay vida en Marte? haz clic aquí.

    Síguelo en Facebook

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook