Blog 
Hoy aquí, y mañana...
RSS - Blog de Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas

El autor

Blog Hoy aquí, y mañana... - Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas

Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas

Soy Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas, una persona como vosotr@s. Con mis particularidades, que evitan que todo seamos idénticos. No pretendo mas que, de vez en cuando, publicar algunas letras en prosa o en verso, que os sirvan a vosotros de entretenimiento, y a mi para extraer algo de ideas de mi ce...

Sobre este blog de Cultura

¡Tenemos letras, palabras y frases, oiga! ¡Hacemos mezclas con ellas que sanaran su espíritu! ¡Lo tenemos todo baratito y fresco! ¡Llévese alguna, oiga, que me lo quitan de las manos!


Archivo

  • 14
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura

    LUZ O PLOMO

     

    LUZ O PLOMO


          No existían los colores en la pequeña fotografía que mantenía entre mis dedos, tan solo me mostraba los infinitos tonos con los que la luz había impregnado el negativo, otorgando una imagen en blanco y negro de la que no podía apartar los ojos. Fue un viaje en el tiempo que activó los engranajes de mis oxidados recuerdos trasladándolos a un presente de colores, muy diferente.
          Haber encontrado esa imagen tras muchos años sin verla, y su protagonista… mi amigo Fidel, mostrando una exultante juventud con su uniforme de soldado y su fusil relajadamente apoyado sobre su pierna. Que fresca cascada de recuerdos goteaba sobre mi memoria, cuantos juegos cada tarde en la fábrica abandonada, que diferentes vidas nos esperaban. Me di cuenta que sin la fotografía no hubiera sido capaz de recordar su rostro, siempre feliz, pillo y pendenciero, fuerte y osado…pero hace mucho que se fue. Siempre venía con su mejor juguete, fabricado tan solo de madera y listo para apuntar a aquellas palomas que se movían cuando las asustábamos, o a los pasajeros del tren a su llegada a la estación del pueblo, simulando que eran los enemigos que venían a invadirnos.

    LUZ O PLOMO

         Yo también apuntaba pero con la intención de atesorar recuerdos, como esta fotografía. Mi cámara estaba siempre tan lista como su fusil y era su reportero de la guerra a la que nunca fui. Fidel sí fue a la guerra con otro fusil, orgulloso de su compañera, como él lo llamaba, con ganas de acabar él solo con aquellos a los cuales alguien, a quien nunca vió, llamaba enemigos. Fue a la guerra pero no volvió… no volvió hasta ahora que he recordado su imagen en mi fotografía, gracias a esta cámara que sigue dando vida, en la que aparece aquel fusil que solo daba muerte.

     

     

    Fotografía: May moments

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook