Blog 
Hoy aquí, y mañana...
RSS - Blog de Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas

El autor

Blog Hoy aquí, y mañana... - Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas

Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas

Soy Ubaldo Visier Muñoz de Arenillas, una persona como vosotr@s. Con mis particularidades, que evitan que todo seamos idénticos. No pretendo mas que, de vez en cuando, publicar algunas letras en prosa o en verso, que os sirvan a vosotros de entretenimiento, y a mi para extraer algo de ideas de mi ce...

Sobre este blog de Cultura

¡Tenemos letras, palabras y frases, oiga! ¡Hacemos mezclas con ellas que sanaran su espíritu! ¡Lo tenemos todo baratito y fresco! ¡Llévese alguna, oiga, que me lo quitan de las manos!


Archivo

  • 23
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura

    MINISTERIO

    MINISTERIO
          El principio del laberinto no debía ser muy distinto del final, la diferencia se encontraba en el grado de dificultad para hallarlos. Pero el interior sí que era diferente. Tras los primeros pasillos entre los setos, se abrió una pequeña explanada en la cual había un hombre comiendo a dos carrillos en una mesa de madera y que no pudo decir nada debido a que nunca se vaciaba la boca. Tras seguir camino volvió a abrirse otra placeta. En esta había un malabarista que no podía perder su concentración pues los instrumentos que utilizaba eran espadas afiladas. Hubo que continuar buscando la salida y así encontrar una huerta en la que una muchacha peleaba con los topos que le destrozaban la huerta y solo decía “malditos topos” lo que hizo que hubiera que proseguir el camino.

    MINISTERIO     

     

         Los setos se iban juntando y el camino estrechándose hasta tener que pasar de lado rozando las ramas. A pocos metros había un hombre con unas grandes tijeras de podar al que también se le preguntó por la salida. En este caso sí que hubo una respuesta, aunque inquietante.

    -¿La salida del laberinto? No lo sé, todavía lo estoy construyendo, ten paciencia y la verás.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook