Blog 
Ja estic en Falles!
RSS - Blog de Carles Andreu Fernández

El autor

Blog Ja estic en Falles! - Carles Andreu Fernández

Carles Andreu Fernández

Informador festiu i internauta per vocació, vaig fundar una de les primeres webs de comissiones falleres en 1998, i des de 2000 divulgue i informe sobre les Falles amb el meu invent Distrito Fallas (www.distritofallas.com). A més co·llabore en ràdio i premsa de temàtica festiva. Pots seguir-me en Tw...

Sobre este blog de Valencia

Les notícies sobre Falles ja te les he donades en DistritoFallas.com. Ara et contaré què en pense.


Archivo

  • 21
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Informadores falleros, estais nominados

    Reproduzco aquí un artículo que escribí en 2008 y que, a pesar del paso del tiempo, sigue estando de actualidad.

     

    No cabe duda que en la actualidad, quien no se entera de lo que ocurre en el mundo de las Fallas es porque no quiere. Ya tenemos medios de comunicación especializados en esta fiesta en prensa escrita, radio, televisión e Internet, y además son constantes las noticias sobre la misma en algunos de información general.

    Ahora bien, los medios centrados en información fallera, ¿a quién se dirigen? Hay unos cuantos que buscan un público más específico; por poner unos ejemplos, la web Teatrefaller.com se centra en el teatro fallero, la mítica revista El Turista Fallero tiene un contenido mayormente dirigido al visitante, y la Revista d’Estudis Fallers es más adecuada para quien desea profundizar en la fiesta con sus artículos de investigación. Sin embargo, la mayoría de los informadores intentan buscar la mayor audiencia posible ofreciendo actualidad de todos y cada uno de los campos que abarcan las Fallas: falleras mayores, pirotecnia, monumentos, etc., incidiendo más en uno u en otro según la línea editorial que sigan. Así pues, nos encontramos con una más que variada oferta de información fallera, en especial en la radio, donde son diez las emisoras que tienen programas dedicados a la misma. Esto se nota también en los actos falleros, ya que son numerosos los informadores que van a cubrirlos.

    ¿Hay demasiados medios de comunicación falleros? ¿Es buena o es mala esta proliferación? A priori, es señal de que las Fallas es una actividad que interesa a la gente y mucho, ya que si no fuera así, las empresas de comunicación no arriesgarían su dinero en proyectos de información sobre la fiesta, ni algunas personas no perderían su tiempo actualizando webs de las que sólo obtienen un beneficio moral, no económico. En base a esto, se puede entender que la abundancia de periodistas falleros no es buena ni mala en sí misma, sino que simplemente es un indicador de la buena aceptación social de las Fallas.

    Sin embargo, hay que pensar otra cosa. Para el consumidor de noticias falleras, cuanto más abanico tenga dónde elegir, mejor. Afortunadamente, dentro de la comunicación fallera hay para todos los gustos, desde prensa que es casi rosa hasta otra que para especialistas, pasando incluso por alguna revista que se podría considerar frikie. Los diferentes puntos de vista sobre una noticia son importantes para que el público tenga una visión más completa de la misma, y ayudan a comprender este mundo fallero cada vez más complejo.

    Otro tema es si todos los comunicadores son igual de válidos para informar sobre fallas, es decir, si de esa cantidad de medios falleros no vale la pena tomar en cuenta alguno. En las Fallas, como pasa en muchos otros temas desde la llegada de Internet, se mezclan informadores profesionales (o sea, que cobran por su trabajo, tengan el título de periodismo o no) con aficionados que publican noticias en la red. En teoría, la titulación académica supone una garantía de calidad del trabajo, pero ello no quiere decir que algunas personas, gracias a la práctica, puedan equiparar sus capacidades a las de los titulados. La realidad muestra que el público no se decanta más por un grupo u otro, sino que simplemente escucha o lee a quien más le gusta, sin importarle su formación o si su trabajo está remunerado o no. En última instancia, es la audiencia fallera quien determina qué comunicador vale y cuál no, ya que un medio con poca gente que lo siga no es rentable ni económicamente ni dando satisfacciones personales. El Gran Hermano que decide quién se queda y quién se va entre los informadores falleros, pues, es el público, como en el programa de televisión.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook