Blog 
Ja estic en Falles!
RSS - Blog de Carles Andreu Fernández

El autor

Blog Ja estic en Falles! - Carles Andreu Fernández

Carles Andreu Fernández

Informador festiu i internauta per vocació, vaig fundar una de les primeres webs de comissiones falleres en 1998, i des de 2000 divulgue i informe sobre les Falles amb el meu invent Distrito Fallas (www.distritofallas.com). A més co·llabore en ràdio i premsa de temàtica festiva. Pots seguir-me en Tw...

Sobre este blog de Valencia

Les notícies sobre Falles ja te les he donades en DistritoFallas.com. Ara et contaré què en pense.


Archivo

  • 22
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Webs falleras (y) medios

    Muy interesantes fueron las I Jornadas Festeras 2.0 que tuvieron lugar en el CEU, donde tuve el gusto de participar este miércoles. En concreto, me invitaron a participar en la mesa redonda que, con el título "Retos y oportunidades para los nuevos medios especializados", tuvo como ponentes también a representantes de las webs de información fallera Cendra Digital, Hablemos de Fallas y Ciberfallas, que junto con la mía, Distrito Fallas, captamos en conjunto la mayoría de los internautas que quieren informarse sobre la fiesta fallera. En el papel de moderadora tuvimos el lujo de tener a Montse Català, periodista, bloguera, muy fallera y muy twittera.

    La verdad es que me quedé con ganas de decir algunas cosas, pero no hubo tiempo. Tuvimos oportunidad de hablar de nuestros inicios en la información fallera (ya hace 13 años en mi caso y en el de Ciberfallas), así como nuestras motivaciones para llevar a cabo esta labor, ocupando horas de nuestro tiempo libre sin ninguna remuneración a cambio. Lo cierto es que informar sobre Fallas en Internet nos permite a todos cultivar nuestras pasiones (la informática, las Fallas y la fotografía) de un solo golpe, y a ello le ponemos nuestro empeño e ilusión de manera de hacerlo lo más dignamente posible. Y mal no lo haremos, cuando tanta gente nos sigue y tantas comisiones falleras, agrupaciones y juntas locales que nos invitan a sus actos.

    En la mesa redonda anterior a la nuestra, formada por periodistas de medios que podemos llamar "tradicionales" (radio, televisión y prensa escrita), se habló de los inconvenientes de la información por Internet, destacando la llamada "contaminación" (o sea, noticias falsas, sin contrastar, etc.) que se da sobre todo en las redes sociales. Javier Furió, de Ciberfallas, ya dejó claro que esto no era exclusivo de Internet, ya que en otros medios como la televisión también pasa. Recordó un caso bastante claro, que fue el empeño de Lydia Lozano en afirmar que la hija de Al Bano estava viva. Yo estoy de acuerdo de que la calidad en algunas informaciones, en especial si provienen de redes sociales, puede ser en ocasions dudosa, pero otro problema que veo es el exceso de informaciones que existe y que resulta difícil de asimilar por la audiencia. Precisamente los medios de comunicación se deben dedicar a filtrar todo esto y convertirlo en noticias que lleguen con claridad a la gente, a lo cual naturalmente nos dedicamos los responsables de las webs falleras. Y con una diferencia respecto a los medios tradicionales: dado que no nos mueve la rentabilidad económica y somos independientes, tan solo nos condiciona la manera de informar nuestro propio criterio. O dicho de otra manera, no tenemos por qué informar de un determinado tema porque hace subir las visitas, si no nos apetece. Ahora bien, el compromiso con la audiencia está ahí y desde luego no hay que dejar de ofrecerle lo que ella espera de nosotros.

    Ahora bien, si no ganamos dinero con nuestras webs, ¿qué beneficio obtenemos? Ya he comentado que permiten desarrollar aficiones nuestras, pero esta actividad tiene otras ventajas como conocer gente estupenda del mundo de las fallas, el reconocimiento público por nuestro trabajo o abrir puertas para colaborar en medios tradicionales. Este último punto lo recalcó Roberto Gómez, cuando aludiendo a la eterna polémica de si somos o no verdaderos medios, comentó que es absurdo pensar que no lo somos cuando radios y prensa escrita nos reclaman que participemos en ellos.

    Ese es el tema más jugoso: ¿las webs falleras somos o no medios de comunicación reales? No disponer de personalidad jurídica ya no es relevante, ya que la mayoría de estas webs la tienen. ¿La titulación de periodista? Tampoco es un factor importante, pues algunos informadores de medios tradicionales no la tienen. Lo que sí es cierto es que realizamos una función informativa de facto, seleccionando o buscando noticias, reelaborándolas en su caso y colgándolas en nuestra web; de hecho, muchas comisiones falleras nos tratan como a cualquier otro medio. Con ello, efectivamente, entramos en el mismo mercado que la prensa, la radio y televisión falleras, pero sin ánimo de ser una competencia desleal y mucho menos de perjudicar a nadie. Simplemente, ocupamos nichos de mercado (o sea, huecos) que sin nosotros quedarían vacíos. Por poner un ejemplo, yo me preocupo por divulgar la fiesta a los que no la conozcan (punto que creo que soy el único que toca, ya que los medios falleros suelen dirigirse a los propios falleros), y la mayoría de las webs informamos de comisiones falleras que de otra manera jamás verían sus actos publicados. Y vuelvo a repetir, mal no lo haremos cuando tantísima gente nos sigue; si hay algún medio que se ve amenazado, lo mejor que podría hacer es adaptarse a las actuales condiciones del mercado de información fallera, donde Internet juega un peso importante al igual que en muchos otros temas.

    Y para ilustrar este último punto, voy a poner un ejemplo con mi web Distrito Fallas. Cuando empecé en el año 2000 dentro de la web Telepolis.com (ya desaparecida), éramos muy pocos los que informábamos sobre Fallas en Internet. Además, había muchos menos actos de los que informar, por lo que mi tarea era sencilla. También me facilitaban las cosas el propio portal que me alojaba, pues me promocionaba en la portada cuando había temas relevantes. Sin embargo, comenzaron a aparecer nuevas webs con el mismo cometido, y con el tiempo mi aliado, Telepolis, desapareció, por lo que me vi solo, con más competencia y con más actos que cubrir). Si quería mantener un mínimo de visitas (por orgullo, no por dinero), tenía que evolucionar mi web para diferenciarla de la competencia, y así lo hice potenciando cada vez más mi punto fuerte (la divulgación de las Fallas), redactando de una manera personal y con alguna parida que otra, y sintetizando la abundante información que circula por la red. Dicho de otro modo, en mi faceta informativa sé que no puedo ser tan rápido como otros, pero quizás sí puedo ofrecer las noticias más divertidas. Renovarse o morir, como suelen decir.

    En resumen, que si lo que hacemos no nos convierte en medios de comunicación, no lo va a hacer una escritura de sociedad mercantil: la realidad es que somos el presente y el futuro de la información fallera, y seguiremos en esa labor mientras los falleros confíen en nosotros.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook