Blog 
Juego de series
RSS - Blog de José Antonio Martínez Perallón

El autor

Blog Juego de series - José Antonio Martínez Perallón

José Antonio Martínez Perallón

Fan incondicional de todas (o casi todas) las expresiones de cultura popular y conocedor de numerosos datos que queda bien repetir, aunque puede que no valgan para nada.

Sobre este blog de TV

Una mirada a las series por las que debes dejarte atrapar y de las que debes evitar.


Archivo

  • 12
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Todas las películas de Star Trek, la serie que siguió en cines

    Todas las películas de Star Trek, la serie que siguió en cines

    Star Trek se prepara para celebrar su cincuenta aniversario por todo lo alto. El próximo fin de semana se estrena en los cines la última entrega de la franquicia galáctica, mientras que la CBS trabaja en una nueva serie de televisión que ha encargado a Brian Fuller (Hannibal) y que se estrenará en servicios de suscriptor el año que viene. Pocos son los detalles que se conocen de la nueva aventura televisiva y van apareciendo con cuentagotas. Por lo que se ha filtrado hasta ahora, Star Trek Discovery presentará a una nueva tripulación con la que se pretende enganchar a las próximas generaciones de espectadores. La protagonista será una mujer, algo que no es nuevo, ya que en Star Trek Voyager tuvimos a la capitana Kathryn Jenaway a cuya actriz Kate Mulgrew seguramente recordarán los fans de Orange is the New Black por su papel de Red. Lo que sí es nuevo es que el personaje principal en Discovery será una miembro de la tripulación y no uno de sus mandos. Cronológicamente transcurrirá diez años antes que la serie original, por lo que será otra precuela.

    El bombazo para los fans la serie es que Netflix ha anunciado que incorporará a su catálogo TODO Star Trek, hecho que no es moco de pavo si se tiene en cuenta que son más de 700 episodios y hay temporadas y hasta series completas de la franquicia que están inéditas en España. Lo del doblaje de Star Trek en nuestro país es la suma de toda una cadena de despropósitos que veremos si la llegada de la franquicia a Netflix le pone algún tipo de remedio. Sobre las series y spin off que se hicieron de Star Trek ya hablamos hace unos meses en este blog, por lo que hoy aprovechamos el inminente estreno de la nueva película para adentrarnos en el universo fílmico de la saga galáctica.

    Todo empezó en los años 60. La serie aguantó tres temporadas en antena y fue cancelada, pero la existencia de un grupo de fans incondicionales hizo que la llama siguiera viva. En las distintas reposiciones que tuvo Star Trek, siempre había índices de audiencia que justificaban que continuara emitiéndose, aunque se tratara de episodios repetidos. Los ejecutivos llegaron a hacer el experimento de autorizar una serie de animación, que fue bastante chusca pero que contaba con las voces del reparto original. La NBC siempre barajó la posibilidad de producir una nueva serie de Star Trek en los 70, pero el abrumador éxito de Star Wars y la fiebre por las sagas galácticas cambió todos los planes. La Paramount recuperó la idea de resucitar a la nave Enterprise pero no para la televisión, sino que para la gran pantalla. El proyecto funcionó y desde entonces cada cierto tiempo hemos tenido una nueva entrega de la franquicia galáctica, con algún que otro altibajo, relevos en el reparto y una puesta a cero en el contador para volver a empezar desde el principio Cada entrega viene siendo como un capítulo de lujo, con presupuesto y una duracón cercana a las dos horas. Esta es la guía para no perderse entre las pelis de Star Trek.

    1) Star Trek, the motion picture (1979), Robert Wise. Para la llegada a los cines de la saga se eligió a un director veterano de la ciencia ficción, responsable de títulos como Ultimátum a la Tierra o La Amenaza de Andrómeda, aunque muchos lo recordarán también por musicales como West Side Story o Sonrisas y Lágrimas. La primera media hora de la película se dedica a presentar la amenaza, el reencuentro de la tripulación y un sinfin de planos para que el espectador pudiera disfrutar de la nueva nave Enterprise en pantalla grande. Con la misión empezada, la nave se mete en un agujero de gusano y ahí es cuando los espectadores más impacientes ya se salen de la película. El principal problema que se planteaba es que los productores querían repetir un Star Wars, pero esto se aproximaba más a 2001 que a la saga de George Lucas. El argumento no es apto para todos los paladares por ser demasiado conceptual, aunque la película sube en su segunda mitad. Una misteriosa nave se acerca a la Tierra destrozando todo lo que encuentra a su paso. Al final resulta ser la sonda Voyager lanzada al espacio en 1977, dos años antes del estreno de la película ambientada en el siglo XXIII, para explorar los confines del espacio. La nave vuelve modificada, no sé sabe por quién, buscando a sus creadores originales pero la tecnología que la creó ya no existe y es incapaz de comunicarse con nadie. Como un niño malcriado, la sonda destruye todo aquello que no le hace caso.

    2) Star Trek II La ira de Khan (1982) Nicholas Meyer. Para muchos, ésta es la mejor película de Star Trek y la que consolidó a la franquicia en los cines. Para esta segunda parte, se recupera a Khan, uno de los villanos de la serie original y que fue encarnado por Ricardo Montalbán. En el episodio Semilla Espacial, el capitán Kirk se enfrentaba a una raza de hombres modificados genéticamente a finales del siglo XX, liderados por Khan y a quienes acaban exiliando en un planeta para que no amenacen al resto de la galaxia. En esta película, Khan vuelve buscando venganza y tiende una trampa a la tripulación de la Enterprise. La cinta narra con mucho suspense el enfrentamiento en medio de una nebulosa de las dos naves, la de los protagonistas bajo mínimos como consecuencia de la emboscada. Recuerda a las clásicas batallas de submarinos en el cine. No en vano, los uniforrmes y las técnicas de mando comienzan a recordar a los modos de la Marina, prescindiendo de ese halo de comuna hippie que había tenido la nave desde los 60. Al final de la cinta, uno de los más queridos por los fans deberá hacer un sacrificio para salvar a toda la tripulación. "El bienestar de la mayoría, supera al de la minoría", diría Spock. Lógico.    

    3) Star Trek III En busca de Spock (1983) Leonard Nimoy. Comienza aquí una tradición que se ha asentado en Star Trek a lo largo de su historia: Dejar que algunos de sus actores hagan sus pinitos en la dirección. Nimoy se encarga de contarnos cómo resucitó su personaje tras el final de la segunda película, aunque había muchos detalles que daban pistas de por dónde irían los tiros. Spock resucitó, como hizo Jon Nieve para regocijo de los fans de Juego de Tronos. El problema es que el renacido vulcaniano está en un planeta que se está destruyendo y hay una horda de klingons al acecho. La película es muy sencillita, pero siempre cumple su función de entretener dando una buena ración de aventuras en el espacio. Ésta será una de las primeras películas en la que veamos la destrucción del Enterprise, jugada que en posteriores títulos se ha repetido tanto que ya apenas impresiona.

    4) Star Trek IV Misión salvar la Tierra(1986) Leonard Nimoy. Película totalmente ochentera y con mensaje ecologista, en la que Nimoy repitió detras de las cámaras. La tripulación del Enterprise viaja en el tiempo a nuestro presente (bueno al del año en que se estrenó) para salvar a la Tierra de una amenaza en el siglo XXIII. El argumento estaba lleno de guiños y gags a los problemas de la tripulación del futuro para entender y adaptarse a las costumbres de la Tierra a finales del siglo XX. En su día fue una de las películas más conocidas de la saga, ya que atrajo a un público que no era seguidor de la serie. Sí, es la de las ballenas. El éxito de taquilla fue tal, que los productores se lanzaron a dar luz verde a una nueva serie de televisión: La nueva Generación, que cronológicamente trancurría cien años después de la serie original.

    5) Star Trek V La Frontera final (1989) William Shatner. "Si Nimoy puede dirigir, yo también", debió pensar William Shatner para compaginar su papel del Capitán James T. Kirk con la dirección de la quinta entrega de Star Trek. El resultado fue un auténtico desastre y la que está considerada como la peor película de la saga. El argumento ya nos indica el alcance del disparate: un vulcano renegado, pariente de Spock, ha encontrado el planeta en el que podría encontrarse Dios. Perdón, ¿qué? Todo indicaba que semejante tema se le podía ir de las manos a un director novel, pero a esto hay que añadir los recortes presupuestarios impuestos por la Paramount. No se pudo fichar a Sean Connery para encarnar a ese familiar de Spock salido de la nada y que les embarca en esta aventura y además las energías del estudio estaban centradas en Indiana Jones y la última cruzada con la que pretendía arrebatar a la Warner el liderazgo en la taquilla del Batman de Tim Burton. La película fue un despropósito en la que al final lo peor no era la presencia de Díos, que resultó ser una criatura que buscaba incautos a los que robar la nave. Cuenta Shatner que para el final de la película tenía pensado una espectacular escena con monstruos, que tuvo que ser reducida a la nada, dado lo poco creíbles que eran las criaturas por los ajustes presupuestarios. En España, la cinta fue directamente a las estanterías de los video clubs y ni siquiera se llegó a estrenar en cine. Además se hizo patente que la tripulación de la legendaria nave espacial ya no estaba para muchos trotes.

    6) Star Trek VI Aquel país desconocido (1991) Nicholas Meyer. La inminente celebración del 25 aniversario de la serie y el éxito en televisión de La Nueva Generación convenció al estudio para autorizar una nueva película de Star Trek para dar la despedida que se merecía a la tripulación de la nave original. Esta vez se dejaron de experimentos tras las cámaras y volvieron a llamar a Nicholas Meyer,  uno de los directores más recordados. Kirk y la tripulación de la Enterprise se enfrentaban a una última misión, esta vez de paz, que era limar asperezas entre los klingons y la Federación, antaño enemigos irreconciliables, para que enterraran el hacha de guerra. El detonante de estas negociaciones era un gran desastre en una de las lunas de klingon que ponía de relieve el declive de esa civilización. Hay paralelismos con los sucesos de la época, ya que ese desastre es muy parecido a la catástrofe de Chernobyl y que marcó el inicio de la caída de la antigua Unión Soviética. Los antiguos rivales están condenados a entenderse y, de fondo, una conspiración por parte de aquellos que no quieren que nada cambie. Es la película de despedida que la tripulación de la Enterprise original mereció y coincidió con la muerte de Gene Roddenberry, creador de este universo de ficción.

    7) Star Trek La próxima Generación (1994) David Carson. El capitán Kirk cede el timón de la Enterprise al capitán Picard. La franquicia galáctica pasa a las manos de los personajes de Star Trek La nueva Generación, que a su vez fue reemplazada en la pequeña pantalla por Espacio Profundo 9 y por Voyager. La franquicia estaba en sus días más felices. La película transcurre inmediatamente después de la serie de televisión y, de hecho, en ella se retoman argumentos y cabos sueltos que quedaron en el aire en la pequeña pantalla. La película nos muestra a los dos legendarios capitanes de la Enterprise uniendo esfuerzos por combatir una amenaza común. También aquí veremos hacerse pedazos la nave que nos acompañó durante las siete temporadas televisivas. La Enterprise acaba destrozada y será reemplazada por una nueva para el periplo cinematográfico de estos personajes.

    8) Star Trek Primer Contacto (1996) Jonathan Frakes. Uno de los momentos cumbre de Star Trek La nueva generación fue el final de la tercera temporada, con el secuestro del Capitán Picard por una raza de zombies tecnoorgánicos conocidos como los borg. Picard es asimilado como un miembro más de la colmena enfrentándose a su antigua tripulación en unos de los cliff hangers más recordados de la serie. Los chicos de la Enterprise rescatarían a Picard y le librarían del influjo del colectivo. Los borg fueron uno de los enemigos recurrentes de Star Trek desde entonces y volverían por todo lo alto en esta película, que es la mejor de las que protagonizó la tripulación de La Nueva Generación. Detrás de las cámaras, otro de los actores del reparto, Jonathan Frakes,  que en la serie encarnaba al comandante Riker. Primer Contacto es una historia de viajes en el tiempo, en la que los borg tratan de impedir la creación de la Federación viajando al pasado para asimilar la Tierra antes de que empezara a forjar alianzas con otras civilizaciones de la galaxia. Picard se enfrenta a los viejos traumas causados por los días en los que fue asimilado por el colectivo.

    9) Star Trek Insurrección (1998) Jonathan Frakes. Nuevamente Frakes repite en la dirección, pero los resultados no fueron los mismos que los de Primer Contacto. La crítica se cebó con ella y fue una película injustamente maltratada. Todo el planteamiento inicial de la locura de Data y la existencia de una conspiración para desalojar a una raza de su planeta es bueno y mantiene la intriga, aunque es cierto que luego la película pierde fuelle en su segunda mitad y acaba siendo una más de luchas y batallas de naves, mil veces vistas y más propias de un capítulo del montón. Una trama corrupta en la Federación para desalojar a una raza de su planeta, porque su atmósfera tiene propiedades curativas que garantizan la eterna juventud, hace que la tripulación de la Enterprise se rebele contra sus superiores para ayudar a esta raza. Uno de los misterios más incontestables de la cinta es ¿dónde demonios está Ane Igartiburu, de quien en su día se anunció que tenía un papel en Insurrección? Yo aún no la he encontrado y he visto la película varias veces.

    10) Star Trek Nemesis (2003) Stuart Baird. Tras los resultados de Insurrección, los productores se buscaron a alguien ajeno a la franquicia para la nueva película. El elegido como director fue Stuart Baird, montador de películas de acción, especialmente de la saga James Bond; mientras el guión corrió a cargo de John Logan guionista de Gladiator y más recientemente de Penny Dreadful para la televisión. La película fue otro gran fracaso que marcó el inicio del declive de la franquicia, ya que la última serie de la saga, Enterprise, fue cancelada muy poco después. El enemigo era un clon malvado del Capitán Picard, durante sus años jóvenes. La historia recuerda mucho al argumento de La ira de Khan, hasta el punto de que otro de los personajes más carismáticos del reparto también se acaba sacrificando al final para salvar a la tripulación. Las claves para su resurrección quedaban aquí bien delimitadas, pero ese hecho nunca se produjo Con esta película, las aventuras en la gran pantalla de La nueva generación fueron finiquitadas. Para los fans fue una decepción que el reparto no tuviera una gran película con la que despedirse de ellos. Como guiño, tenemos un cameo de la capitana Janeway, la protagonista de Voyager, ahora ascendida a almirante tras haber pasado siete años perdida en el espacio con su tripulación en el otro extremo de la galaxia.

    11) Star Trek (2009) J. J. Abrams. Empezar desde cero. J. J. Abrams toma las riendas de la franquicia cinematográfica, con los personajes de la serie original y comienza a contar la historia desde el principio. Vemos cómo se conocieron Kirk y Spock, el doctor McCoy, Scott, Uhura, Sulu y Chekov. Abrams hizo un lavado de cara a la saga, la puso al día, atrayendo a espectadores que hasta la fecha habían perrmanecido ajenos a ella. La esencia de Star Trek sigue estando ahí, compaginando espectaculares escenas de acción y momentos de comedia. Si hay una película que recomendar a quien no haya visto nada de Star Trek para empezar a sumergirse en la gran cantidad de títulos y series que la componen es ésta. Cuenta con el añadido de que al inicio de la película se genera una realidad alternativa, por lo que la saga deja de estar limitada por los hechos contados en la continuidad tradicional. La consecuencia más evidente es que esto nos permite asistir a un hecho tan traumático como es la destrucción del planeta Vulcano.  Se ve que a Abrams le va eso de cargarse a iconos de sagas galácticas.

    12) Star Trek En la oscuridad (2013) J. J. Abrams. Para la segunda parte de las nuevas aventuras de la tripulación original de la Enterprise, Abrams sacó del baúl a otro de los villanos más recordados de la serie clásica. Khan. La película tiene en su escena final todo un homenaje a La ira de Khan, pero estamos en una realidad alternativa y aquí los hechos suceden de otra manera. La gracia está en ver las diferencias entre una película y otra. La pelìcula no superó a la primera entrega, pero sigue siendo muy espectacular. Destaca el prólogo de la historia que, como en el cine de James Bond, arranca con una espectacular escena de acción ajena a la trama que sirve para ir abriendo boca ante lo que vamos a ver luego.

    13) Star Trek Más allá (2016) Justin Lin. Abrams estaba muy ocupado resucitando otra franquicia galáctica, la de Star Wars, por lo que la tercera parte de este reboot trekie que llega a los cines el viernes ha recaído en las manos de Justin Lin, director de buena parte de las entregas de la saga Fast and Furious y de la criticada segunda temporada de True Detective. La cinta llega a los cines españoles el próximo viernes, ya veremos si para bien o para mal, pero de momento las críticas están siendo buenas. Un dato del argumento que ha levantado cierta polémica es la decisión de sacar a Sulu del armario, hecho que para algunos traiciona al personaje porque una cosa es que el actor que lo interpretó en la serie clásica sea gay y otra que su personaje deba serlo también. Sin ver el resultado del cambio, prefiero no opinar. El otro hecho es la trágica muerte de Anton Yelchin, el actor que encarnaba a Chekov, en un accidente con su coche. Los productores ya han dicho que no será reemplazado por ningún otro actor y que su personaje desaparecerá en las futuras entregas de la saga. Adiós, Chekov.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook