Blog 
Jugando entre líneas
RSS - Blog de Jugando entre líneas

Sobre este blog de Deportes

Los aspectos más llamativos de la Eurocopa tendrán cabida en este blog, en el que se abordará el torneo desde el punto de vista de las vertientes más curiosas y también del lado extradeportivo de 30 días de competición. Un repaso a las otras noticias que deja un torneo que es algo más que fútbol.


Archivo

  • 21
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El negocio del fútbol

    Hace ya muchos años que el fútbol dejó de ser un espectáculo meramente deportivo para convertirse en un gigantesco negocio que mueve ingentes cantidades económicas. Esta Eurocopa de Francia es un ejemplo más de cómo la UEFA sigue exprimiendo la capacidad del fútbol para generar dinero.

    Por primera vez, la fase de grupos ha contado en esta edición con la participación de 24 equipos en lugar de los 16 que hasta ahora venía siendo habitual. En total, 6 grupos de 4 equipos cada uno, de los que se clasifican los dos mejores y los cuatro mejores terceros. En las anteriores ediciones, las 16 selecciones se distribuían en 4 grupos y se clasificaban únicamente los dos mejores combinados nacionales. De esta forma, 8 equipos pasaban a cuartos de final.El negocio del fútbol

    Eslovaquia ha logrado pasar a octavos de final de la Eurocopa. FOTO: REUTERS

    En esta Eurocopa de Francia, en cambio, 16 equipos se clasifican para octavos de final, una eliminatoria que hasta ahora no se disputaba. El resultado de este nuevo formato es que cuando finalice este campeonato se habrán disputado 51 partidos, 20 más que por ejemplo en la edición del 2012.

    Pese a las voces que reclaman reducir el número de selecciones para aumentar la calidad de los torneos, la UEFA ha optado por hacer justo lo contrario. Lo decidió en 2008 el dimitido presidente Michel Platini, tras un ejercicio de democracia interna que contrasta con la opacidad de la que siempre ha hecho gala el órgano rector del fútbol europeo. Así, se llevó a votación la propuesta y las 55 federaciones nacionales que integran la UEFA estuvieron de acuerdo en ampliar el número de selecciones participantes. Cómo no estarlo cuando la mayoría son pequeñas y medianas naciones que con el nuevo formato ven aumentar considerablemente sus opciones de disputar un gran torneo internacional y de avanzar a las rondas finales.

    El quid de la cuestión, sin embargo, es que con este nuevo formato se multiplican los ingresos. La fórmula no tiene secretos. Al menos para los responsables del fútbol europeo. Más equipos, más partidos, más tiempo de competición, más patrocinios, más asistentes en los campos, más entradas vendidas, más partidos retransmitidos, más espectadores frente al televisor, más merchandising, más publicidad… Y, sobre todo, más dinero, mucho más dinero.

    ¿Y quién pierde? Pues sobre todo el fútbol de calidad. Anteriores Eurocopas habían deparado ya desde la fase de grupos y prácticamente a diario duelos vibrantes a vida o muerte entre algunas de las mejores selecciones de Europa. Eran los tiempos en los que solo dos equipos de cada uno de los 4 grupos conseguían pasar a cuartos, por lo que cualquier error se pagaba caro. Entonces, la emoción estaba garantizada.

    El negocio del fútbol

    Ucrania finaliza la fase de grupos sin sumar ningún punto. FOTO: EFE

    Todo ha cambiado, sin embargo, en esta Eurocopa. El hecho de que pasen 16 equipos minimiza las posibilidades de eliminación de algunas de las 'grandes' selecciones. No sólo eso, sino que equipos que habrían tenido difícil incluso acceder a una fase final de una Eurocopa se ven ahora con posibilidades más que reales de plantarse en octavos de final.

    Todo ello ha provocado que hayamos asistido a una de las fases de grupo más anodinas que se recuerdan. Quitando algunas excepciones testimoniales, hemos asistido a una primera parte del torneo plagada de duelos de escaso interés para el espectador neutral, partidos sin emoción, con un juego de escasa calidad y muchos de ellos sin ni tan siquiera goles. Es la evidencia de que el camino del dinero elegido por la UEFA -que como la banca, ‘siempre gana’- ha sido a costa de diluir la calidad del torneo.

    Hasta el 10 de julio todavía queda mucha competición, pero o mejora el juego en estas próximas rondas o esta Eurocopa no será recordada precisamente por el fútbol desplegado. Probablemente sí lo será, en cambio, como la edición con más ingresos. Un éxito para la UEFA, pero sin duda un mal negocio para los aficionados.

     

    Albert Bretcha

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook