Blog 
Jugando entre líneas
RSS - Blog de Jugando entre líneas

Sobre este blog de Deportes

Los aspectos más llamativos de la Eurocopa tendrán cabida en este blog, en el que se abordará el torneo desde el punto de vista de las vertientes más curiosas y también del lado extradeportivo de 30 días de competición. Un repaso a las otras noticias que deja un torneo que es algo más que fútbol.


Archivo

  • 15
    Junio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los ultras, una amenaza para el fútbol

    La Eurocopa que estos días se disputa en Francia es sin duda el campeonato con mayores medidas de seguridad de la historia del torneo. Las autoridades políticas y los máximos responsables policiales galos son plenamente conscientes que Francia es un objetivo prioritario para el Estado Islámico, por lo que han optado por blindar el país ante la amenaza yihadista. Casi 100.000 agentes entre policías, gendarmes, militares, voluntarios y efectivos de seguridad privada trabajan estos días para proteger la Eurocopa de la barbarie del yihadismo.

    Tales son los recursos humanos y materiales que se han destinado a este objetivo, que estos días ha surgido otro debate: obsesionados con el Estado Islámico, ¿han descuidado los responsables policiales la vigilancia de los aficionados violentos? La pregunta surge tras un inicio de campeonato en el que lamentablemente han cobrado protagonismo muchos episodios de violencia extrema entre ultras de varias selecciones.

    Los ultras, una amenaza para el fútbol

    La Eurocopa acaba de empezar, pero el hecho de que estos días haya sido continuo el goteo de noticias relacionadas con la violencia entre aficiones ha vuelto a poner en evidencia una de las peores lacras que rodean al deporte rey. Especialmente violentos han sido los episodios protagonizados por los ultras rusos, que han puesto en práctica en Francia una nueva forma de actuación más propia de comandos guerrilleros que de radicales del fútbol.

    De hecho, varios vídeos difundidos estos días muestran como estos ultras usan técnicas paramilitares y demuestran un nivel de preparación y organización muy superior a la de los clásicos hooligans.


    Ante esta amenaza, la UEFA ha decidido tomar cartas en el asunto y ha amenazado con expulsar a Rusia de la Eurocopa si sus ultras protagonizan nuevos incidentes, una amenaza que no parece que vaya a tener los efectos deseados. Por su parte, Francia ha anunciado que expulsará del país a varias decenas de hinchas rusos detenidos en los disturbios de estos últimos días y ha prohibido la venta y consumo de alcohol en las 'zonas de riesgo'.

    Mientras las autoridades francesas parecen haberse tomado en serio este estallido violento y la amenaza que representa, menos contundente se han mostrado las autoridades rusas. De hecho, incluso un político ultraderechista miembro de la Federación Rusa de fútbol, Igor Lebedev, ha aplaudido el comportamiento de los ultras. "No veo nada terrible en la batalla entre los aficionados. Al contrario, los muchachos hicieron un gran trabajo", han sido sus polémicas e inconscientes declaraciones. De esta forma, se pone en evidencia que a dos años de que Rusia organice el Mundial del 2018, las autoridades de este país parecen no ser conscientes –o no quieren verlo- del peligro que suponen estos ultras.

    Mientras, crece el temor a que estos episodios de violencia provoquen un efecto llamada entre los aficionados más radicales de las distintas selecciones. En este sentido, próximos partidos como los que enfrentarán a Polonia y Alemania, Croacia y Turquía, Inglaterra y Eslovaquia o Ucrania y Polonia pueden convertirse en auténticos polvorines. Evitarlo es responsabilidad de las autoridades francesas, pero también la de los países de origen de estos vándalos, que deben ponerse las pilas –la mayoría de ellos están perfectamente identificados- para que ni tan siquiera puedan llegar a pisar suelo galo. En juego está el éxito de esta Eurocopa.

     

    Albert Bretcha

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook