Blog 
La opinión de Víctor
RSS - Blog de Víctor Almonacid Lamelas

El autor

Blog La opinión de Víctor - Víctor Almonacid Lamelas

Víctor Almonacid Lamelas

Secretario de Ayuntamiento (a mucha honra). Jurista docente, ponente, y escritor (que no “escribiente”). Deportista. Semiexperto en algunas cosas (Derecho público, gestión municipal, administración electrónica…) y aprendiz de todo lo demás. Analista sociopolítico independiente.

Sobre este blog de Nacional

Este es un espacio web donde regularmente comentamos nuestras impresiones sobre Derecho, política, economía, Administración, sociedad, cultura y deporte, siempre desde el punto de vista constructivo de los que tenemos la buena voluntad (con más o menos acierto) de mejorar las cosas. TW @nuevadmon


Archivo

  • 16
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Algo más que un "Gabinete de crisis"

    No se crean que el único Universo que existe es el nuestro.

    En la ficción existen otros Universos o líneas existenciales. En este sentido, uno de los más interesantes es el universo Marvel, últimamente más conocido por su “salto” al cine, y del que me declaro seguidor desde hace más de 30 años.
     
    Se puede argumentar que esta entrada, al menos por lo que se intuye al inicio de la misma, es baladí. También que ese Universo no existe y ni siquiera se parece o está relacionado con el mundo real; e incluso que es inmoral con la que está cayendo ponerse a hablar de cómics.
     
    Bien, cada uno tiene su estilo, y el mío reconozco que es un tanto provocador. Al final lo que cuenta es el mensaje. Y por cierto, dicho sea entre paréntesis, no está mal replantearse de vez en cuando lo que es y lo que no es real. Recomiendo ver una película de aventuras o ciencia ficción de vez en cuando. Tan malo es vivir ajeno a la realidad tangible como aferrarse a ella de forma monocorde. Las personas excesivamente realistas siempre me han parecido pesimistas.
     
    Pero tampoco el mundo de la ficción es siempre un cuento de Hadas. El universo Marvel es, por lo general, bastante trágico, seguramente más que el nuestro que ya es decir. Es por ello que para contrarrestar los terribles y frecuentes peligros que amenazan a la Humanidad existen los superhéroes, los cuales actúan bien individualmente o bien de forma agrupada. Los Illuminati son uno de esos grupos de superhéroes pertenecientes al universo de Marvel Comics. Se trata de un grupo extremadamente poderoso e influyente, secreto e itinerante, ya que aunque están en contacto continuo realmente se congregan únicamente ante las situaciones de gravedad más extrema. Lo conforman los más poderosos héroes del Mundo si tenemos en cuenta la reunión en un solo individuo de estatus, habilidades, carisma e inteligencia. Sus integrantes son Black Bolt, Dr. Strange, Iron Man, Mr. Fantástico, Namor y el Profesor X. Posteriormente el Capitan America sustituye a “Rayo negro”, supuestamente fallecido (también estaba supuestamente fallecido el Capitán y siempre acaba resucitando). Pero los Illuminati son algo más que un “Gabinete de crisis”. Veamos por qué:
     
    • Rayo negro, Black Bolt, posee superfuerza y una gran inteligencia. Su poder principal es su voz, que va mucho más allá de la de Pavarotti o María Callas, pudiendo desintegrar montañas solo con las ondas sonoras que emite. No duden de que el Ayuntamiento le abriría un expediente por contaminación acústica. Además, reina con sabiduría a los Inhumanos (que no es el grupo musical valenciano que hace el amor en un Simca 1000, sino una singular raza marveliana). 
    • Namor también es Rey. Lo es nada menos que de la Atlántida y por extensión de los mares, es decir, de las tres cuartas partes del planeta Tierra, lo cual le convierte en un tipo importante. Aunque en tierra firme no es tan poderoso como en el agua, posee un nivel de fuerza comparable a Thor, así como vuelo y una especie de comunicación telepática con las criaturas marinas. En el apartado rosa, decir que va detrás de Susan “Sue” Storm Richards, la mujer de Mr. Fantástico (y hermana de la Antorcha humana). 
    • Iron Man, Tony Stark, es el líder de los Vengadores, el grupo de superhéroes por antonomasia del Marvel Universe. Es millonario, increíblemente brillante, arrogante, mujeriego, un tanto anárquico pero muy resolutivo. Por lo demás es un ser humano físicamente normal… Pero ataviado con su superarmadura ofensiva-defensiva tecnológicamente avanzadísima que él mismo ha inventado, la cual por cierto desde luego no es de hierro (lo digo por lo de iron), se convierte en uno de los superhéroes más poderosos de la Tierra. Superfuerza, supervelocidad, vuelo, descargas de energía y un sinfín de trucos más lo convierten en prácticamente invencible. 
    • El Dr. Extraño (Dr. Strange) es uno de los personajes más misteriosos del universo marveliano, en el cual, a pesar de de tener un peso específico enorme la ciencia, se reconoce con normalidad la existencia de la magia y el mundo esotérico. Su poder es seguramente muy elevado aunque difícil de determinar con exactitud, pero una vez admitida la relevancia del citado espiritismo y por tanto de terribles amenazas que podrían arribar del inframundo, aparece como uno de los héroes capitales y angulares, oficialmente “el mejor mago del Mundo”, quien desde luego no puede ser obviado como miembro del grupo Illuminati
    • Reed Richards, Mr. Fantástico es, con permiso de Tony Stark, el hombre más inteligente del Mundo. De ordinario ejerce como líder de los Cuatro Fantásticos. Es el científico del grupo, y también el sentido común o nexo de unión entre superpersonalidades tan fuertes y diversas. Como superhéroe tiene el poder de estirar su cuerpo enormemente elástico, lo que obviamente le permite hazañas físicas fuera del alcance de un ser humano normal. 
    • Charles Xavier (Profesor X) es el líder de los mutantes (coloquialmente X-Men), y el telépata más poderoso del planeta. De gran corazón y carisma, e idealista con mucha fe (aunque no siempre atinado). Sus poderes, descomunales, se centralizan en su increíblemente poderosa mente. Carece de poderes físicos e incluso padece de parálisis en el tren inferior (no sean malpensados), la cual no obstante parece sanar en un momento posterior.
    En definitiva, este supergrupo es realmente fantástico, maravilloso (marvels). Ningún otro grupo de humanos, superhumanos (o inhumanos) podría afrontar y triunfar sobre las peores situaciones de crisis por las que atraviesa la Humanidad. Ya he dicho crisis. Pero tanto talento no tiene sentido “sacarlo a relucir” solo en los peores momentos. El supergrupo gestiona maravillosamente estas situaciones de crisis, pero mejor sería una gestión ordinaria preventiva de los grandes asuntos de la Humanidad para evitar que se produzca el caos, porque llegará un día, por desgracia, en el que ni siquiera ellos puedan “sacarnos las castañas del fuego”. Los Illuminati son y deben ser algo más que un “Gabinete de crisis”.
     
    El próximo fin de semana (23 y 24 de noviembre), se celebran en la preciosa ciudad de Cádiz de forma conjunta los Congresos de COSITAL y UDITE (European Federation of Local Government Chief Executives). Un servidor tiene el honor de ser miembro activo de los órganos de gobierno de ambos colectivos de directivos públicos locales (el primero a nivel de España, el segundo a nivel europeo). Directivos públicos, por cierto, de carácter técnico, titulados y funcionarios de carrera, el matiz no es innecesario.
     
    En estos Congresos vamos a reivindicar más que nunca el rol de los Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local (SITAL), colectivo al que represento y del que he hablado y tratado de dar a conocer al gran público en infinidad de ocasiones (aquí y aquí dos de las más recientes). 
     
    No estamos de acuerdo con el papel que se nos ha dado antes, durante e, intuimos, después de la nefasta coyuntura actual, a la que, sea dicho de paso, ha contribuido muy mucho la gestión ilegal e ineficiente que de manera intencionada o simplemente ignorante han realizado algunos responsables políticos públicos. Precisamente nosotros representamos la legalidad, la eficacia y la economía, lo cual solo puede tener una doble lectura a la vista de lo que ha ocurrido: bien no hemos realizado correctamente nuestro trabajo o bien no nos han hecho ni puñetero caso, porque quizá junto con el enunciado de nuestras funciones no venían reguladas las garantías para el ejercicio efectivo e independiente de las mismas. En este sentido la Comisión Ejecutiva del Consejo General de COSITAL hemos elaborado, con la participación de todos, una “Declaración sobre las líneas generales a seguir en la reforma del régimen jurídico de los SITAL” (ver aquí) a fin de hacer valer este planteamiento. Tendremos que dar dos pasos al frente, y tendrán que legitimarnos para que un segundo después no se conviertan en tres pasos atrás.
     
    Desde luego es muy pretencioso autodenominarse Illuminati, o pensar que vamos a salvar la situación de crisis chasqueando los dedos, pero también es cierto que en la tierra de los ciegos mejor es que manden los tuertos. Los Directivos públicos “técnicos” no es que seamos Iron Man o Mr. Fantástico, pero sí sabemos bastante bien de qué va esto, y, con todos los respetos, sabemos bastante más que quien no sabe nada. La corrupción es un gran problema, pero la inaptitud (o ineptitud, que por una letra no vamos a discutir) no se queda atrás. Para gestionar “lo público” ya no basta con ser un bon xic que decimos en Valencia, o ponerle buena voluntad. Hace 10 años la gente se conformaba con que el político no robase, o incluso que “robase poco”. Ahora ya no hay pastel que repartir. Ahora, además, habrá que estar preparado. Los colectivos COSITAL y UDITE lo estamos. Reivindicamos legitimación para tomar las riendas de forma compartida con los a su vez legitimados por la democracia. “Compartida” pero un peldaño por debajo, para que los seducidos por el poder no se pongan a la defensiva, o simplemente, para los puristas, para que aquélla democracia no sea sustituida por una fría tecnocracia, cosa que tampoco queremos. A mí no me ha votado el pueblo, “solo” he aprobado una oposición (entre otras muchas cosas, aunque no es ahora el momento de exhibir el currículum). Dije “que manden los tuertos”, pero no se trata de mandar sino de hacer las cosas bien. Y no solo lo quiero como técnico, sino sobre todo como ciudadano.
     
    En resumen: COSITAL y UDITE somos algo más, bastante más, que un mero "Gabinete de crisis", y aunque no somos tecnócratas sí defendemos una democracia eficiente: EFICRACIA. Hoy nace este concepto, a ver si somos capaces de implantarlo...
     
    Daré cuenta de lo que pase en Cádiz, así como de cualquier otro movimiento que se produzca en los próximos meses en relación con los temas expuestos. El momento es clave. No sé si es “ahora o nunca”, pero desde luego es “ahora”. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook